De más a menos ligeras

10 bebidas de verano aptas en una dieta porque (casi) no tienen calorías

¿No sabes qué tomar cuando aprieta el calor y buscas algo para refrescarte sin que te haga perder la línea? Te damos varias opciones.

Actualizado a

Escrito por:

Maria Guasch

Actualizado a

1 / 10
bebidas sin calorias agua

Agua mineral fría

No nos engañemos. Nos guste o no, el agua mineral es la bebida sin calorías por excelencia y, además, infalible para quitar la sed... ¡y también la sensación de hambre! Y es que está comprobado que, en muchas ocasiones, cuando tenemos ganas de comer en realidad lo que tenemos es sed. Además, como no tiene ninguna caloría, se puede beber tanta como queramos sin tener que preocuparnos por la línea. Y está probado que beber agua ayuda a adelgazar porque te mantiene hidratada y incrementa la sensación de tener lleno el estómago. 

  • Tómala con hielo o tenla siempre en la nevera. Y si te cuesta tomarla, aquí tienes trucos para beber más agua sin darte cuenta y, a continuación, tienes varias opciones para que sea más apetecible sin sumarle calorías. 

1 / 10

bebidas sin calorias agua con gas

Agua con gas fresquita

Si el agua mineral te parece demasiado sana o sosa cuando, por ejemplo, sales a tomar algo, pedirte un agua con gas o un vichy es una buena opción para beber algo más apetecible, ya que el gas le da ese punto picante y efervescente que hace que resulte más interesante. Pero no te confundas con la gaseosa, porque esta sí que suele llevar endulzantes. 

  • Para que sea más fresquita, añádele hielo. 

2 / 10

bebidas sin calorias agua con limon

Agua con limón

Otro opción para refrescarte en verano es pedirte o prepararte agua con limón natural, que además de ser muy depurativo tiene múltiples beneficios para la salud. Solo tienes que añadir su jugo o unas rodajas a un vaso de agua mineral o con gas que esté bien fresquita o con hielo. Pero, eso sí, ni se te ocurra echarle azúcar u otros edulcorantes porque entonces ya no sería una bebida sin calorías. 

  • Si el limón te resulta demasiado ácido, puedes hacer lo mismo con lima, que es mucho más suave y tiene un punto dulzón, o naranja.

Descubre aquí todos los trucos para exprimir al máximo los beneficios del limón.

3 / 10

bebidas sin calorias infusiones sin azucar

Aguas saborizadas

Al igual que con el limón, puedes dar sabor al agua con hierbas aromáticas, especias o infusiones sin necesidad de añadir azúcar o edulcorantes. Solo tienes que infusionar menta, jengibre o canela en rama, por ejemplo, dejarla enfriar y meter en la nevera hasta que esté bien fría o servir con hielo. 

  • Si vas a un bar o a una terracita, puedes pedir una infusión normal sin azúcar y pedir que te traigan aparte un vaso con hielo para añadirla a este cuando ya haya infusionado. 

4 / 10

bebidas sin calorias te solo

Té con hielo

Entre las bebidas de verano casi sin calorías, el té con hielo es el agua saborizada más popular de todas. Pero, para que realmente no te pases de la raya, tiene que ser sin azúcar y no fiarte de las versiones comerciales, ya que pueden llevar otros aditivos poco recomendables a pesar de que las vendan como light o sin calorías ni azúcar.

  • Lo ideal es preparar un té tú misma y luego añadirle hielo y limón si te apetece. O bien pedir un té normal sin azúcar y un vaso con hielo. 

5 / 10

bebidas sin calorias cafe solo

Café solo con hielo

También puedes tomarte un café solo con hielo como bebida de verano casi sin calorías. Además, consumir café con moderación puede tener beneficios para la salud por sus propiedades diuréticas, antioxidantes o estimulantes, entre otras. Sin embargo, los nutricionistas advierten que para que el café sea realmente saludable debe ser de tueste natural y 100% arábica (una variedad más suave, más dulce y con menos calorías).

  • Como en el caso de otras bebidas, tiene que ser sin azúcar ni edulcorantes para que no te haga perder la línea. 

6 / 10

bebidas sin calorias agua de coco

Agua de coco

Desde hace unos años, el agua de coco natural (el líquido que hay en el interior del fruto cuando todavía no ha madurado) se está introduciendo como bebida de verano ligera porque no posee muchas calorías, pero resulta mucho más sabrosa que el agua gracias al sabor dulce del fruto. 

  • Ten en cuenta que, aunque no muchas, sí tiene calorías. Y cuidado con lo que te sirven. No es lo mismo agua de coco natural que una bebida a base de coco. Antes de tomarla, pregunta o lee atentamente la etiqueta. 

7 / 10

bebidas sin calorias zumo de tomate natural

Zumo de tomate natural

Es un clásico de las bebidas de verano casi sin calorías. Tanto el zumo de tomate natural como el de otras frutas, solo exprimidas y sin añadir azúcar, son una opción mucho más ligera y saludable que un refresco comercial. Sin embargo, no olvides que sí tienen calorías (más o menos dependiendo del tipo de fruta), y que, como en un vaso hay más de una pieza de fruta, en realidad te estás metiendo en el cuerpo más calorías de las que crees. 

  • Si quieres aprovechar al máximo sus beneficios, háztelos en casa y tómatelos de inmediato mézclalos con hielo, así no se oxidan ni van perdiendo propiedades.

8 / 10

bebidas sin calorias cerveza sin alcohol

Cerveza sin alcohol

La cerveza es sinónimo de verano, pero también de alcohol y de muchas calorías (entre 150 y 200 dependiendo del tamaño). Si, aún así, no puedes resistirte a ella cuando buscas bebidas de verano refrescantes, mejor que sea sin alcohol.

  • Aunque es verdad que en algunos casos sigue teniendo algo de alcohol a pesar de estar etiqueta como 'sin', sí es cierto que tiene menos calorías que la normal.

9 / 10

bebidas sin calorias vino con gaseosa

Cerveza o vino con gaseosa

Como has visto, la cerveza es muy calórica y también el vino (entre 174 y 185 calorías por copa dependiendo de la variedad que elijas). Aparte de optar por cerveza sin alcohol, el único truco para rebajar su aporte calórico un poco (pero –no te engañes– no del todo) es mezclarlos con gaseosa. 

  • La gaseosa es una agua con gas ligeramente edulcorada, por lo tanto tampoco está libre de culpa, pero tiene menos calorías que la cerveza y el vino y, en consecuencia, si llenas la mitad de la copa o la jarra con ella, estás aligerándolos levemente. Además, es mejor opción que mezclarlos con un refresco de limón, que suelen estar cargados de azúcar y aditivos.

Descubre aquí las calorías de las bebidas alcohólicas. 

10 / 10

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?