Recetas

Cocina exprés

50 cenas rápidas listas en pocos minutos (¡y no son de lata!)

Se acabó cenar cualquier cosa por falta de tiempo o energía. Con nuestras recetas de cenas rápidas, cenarás como una reina y sin esfuerzo.

Por Nacho Benavides | Actualizado el 28 de mayo de 2019, 15:11

Brochetas de pavo y verduras a la parrilla

Solo tienes que coger unos tacos de carne de pavo, pollo o cerdo, insertarlos en palos de brocheta junto con verduras intercaladas, y asarlos a la parrilla. En este caso la carne es de pavo y le hemos puesto pimiento verde, y berenjena y cebolla moradas. Y para acompañar, puedes usar salsa de soja o una de nuestras salsas ligeras a base de yogur, mostaza, pepino...

1 / 51

Pollo a la plancha con verduras al vapor

Para ir súper rápido, lo único que tienes que hacer es cocinar las verduras lavadas y cortadas con un estuche de silicona o un recipiente apto para el microondas. Para que las verduras queden al dente, basta poner un hilo de agua en el fondo, agregar por encima un hilo de aceite y especias aromáticas, y cocinar a la máxima potencia entre 5 y 10 minutos dependiendo de la textura que busques. Mientras se hacen, te da tiempo a hacer la pechuga a la plancha. Cena rápida, ligera y healthy.

2 / 51

Cazuela de verduras con huevo

Coge unas verduras (calabacines, zanahoria, cebolla...). Límpialas, córtalas en rodajas y rehógalas un poco en una sartén. En una cazuelita para el horno, pon una base de salsa de tomate casera, coloca las rodajas de verduras alrededor del borde junto con ramilletes de brócoli lavado. Casca un huevo en el centro. Espolvorea con pimienta, sal y hierbas aromáticas, hornea 10 minutos a 200º y... ¡cena lista! Y si quieres ir más rápido, también puedes aprovechar unas verduras que te hayan sobrado a lo "save food", cocina de aprovechamiento.

3 / 51

Brócoli con jamón, tomates secos y aceitunas

Por un lado, lava unos ramitos de brócoli, colócalos en un recipiente para la cocción al vapor y cocínalos durante unos 5 minutos. Por otro lado, saltea en una sartén antiadherente unos taquitos de jamón serrano hasta que estén ligeramente dorados. Luego, hidrata unos tomates secos y córtalos en tiras, y corta en rodajas finas unas aceitunas negras. Y por último, mezcla todos los ingredientes y decora con brotes tiernos o hierbas aromáticas si quieres darle un toque más sofisticado. Descubre más recetas con brócoli.
 

4 / 51

Aguacate relleno de huevo bacon

Dora ligeramente el bacon. Corta el aguacate por la mitad y extrae el hueso. Para agrandar el hueco, retira un poco de pulpa, rocíala con un poco de limón para que no se oscurezca y resérvala para otro plato (para untar el pan en el desayuno...). Luego, coloca el aguacate en una fuente refractaria con una base de sal gorda para que no se vuelque. Casca un huevo en el hueco, distribuye por encima beicon y mozzarella, y hornea a 180º durante 12-15 min (hasta que el huevo se cuaje).

5 / 51

Ensalada de aguacate, mango y fresas

Sobre una base de lechuga o brotes verdes, pon mango y fresas en taquitos, y una espiral de láminas de aguacate. Una explosión de colores, olores y sabores irresistible y súper fácil de hacer.

Ver receta.

6 / 51

Espárragos enrollados

Extiende la lámina de hojaldre y córtala en 8 cuadrados del mismo tamaño. Haz rollitos con un trozo de beicon y 3 espárragos. Envuélvelos y ciérralos presionando los extremos del hojaldre. Pinta este con el huevo batido y salpimienta y hornea 15 min en el horno precalentado a 220º C, hasta que el hojaldre se dore. Sirve.

7 / 51

Bocadillo de tortillas

En lugar de tirarte al pan cuando llega la noche y aprieta el hambre, haz una tortilla alargada, dívidela en dos partes, y utílizalas como si fueran rebanadas de pan con jamón, queso bajo en grasa y hojas de canónigo en medio. Un bocadillo lleno de proteínas y mucho menos pesado que el de pan.

8 / 51

Panecillos rellenos de huevo y beicon

Los bocadillos son el símbolo por excelencia de la cocina exprés, pero no tenemos por qué conformarnos con un simple bocata de jamón. Con un poco de imaginación y sin casi esfuerzo ni tiempo, puedes preparar unos bocatas de premio como nuestros panecillos rellenos de huevo y beicon. Pruébalos... ¡Irresistibles!

Ver receta

9 / 51

Lomo de salmón con costra de almendras

Sazona un lomo de salmón y colócalo en una fuente de horno forrada con papel sulfurizado. Para hacer la costra, mezcla un puñadito de pan rallado con uno de almendra molida, unas hojas de albahaca y un ajito picado. Cubre el lomo con esta mezcla, y completa con unas almendras laminadas y un hilo de aceite. Hornea unos 10 minutos y listo para gustar. ¿Te gusta mucho el salmón? No te pierdas más cenas saludables aquí.

10 / 51

Tartaletas de pan

Se hacen con rebanadas de pan de molde, a las que les pasas el rodillo encima para que queden finas. Las untas con mantequilla, las pones en un molde de magdalenas y horneas 3 min a 180º. Después se trata de rellenarlas con lo que más te guste. Nuestra propuesta: queso para untar, zanahoria, brócoli y champiñones al vapor. Introdúcelos en las tartaletas. Toque final de queso rallado y al horno 15 min. Te encantarán.

11 / 51

Tostas con salmón y tortilla

Si te falta tiempo y, sin embargo, no quieres renunciar a un plato sano y muy nutritivo, no te conformes con el típico bocadillo de toda la vida. Nuestras tostas con salmón y tortilla se preparan en un pispás y te dejarán tan satisfecha como feliz.

Ver receta

12 / 51

Ensalada verde con pollo y frambuesas

Es más que fácil. Mezcla brotes tiernos (en este caso de espinacas y rúcula), filetitos de pollo asado, un poco de queso de cabra, taquitos de apio, frambuesas y un poquito de miel para la vinagreta. Es unas de las recetas con pollo (para cuando te has cansado de comer pollo).

13 / 51

Judías verdes con frutos secos

Hierve al vapor o en un estuche en el microondas un manojo de judías verdes bien lavadas. Con unos cinco minutos es suficiente. Para darle un toque más apetitoso, espolvorea por encima frutos secos y requesón desmenuzado. Y para que sea más sofisticado, añade ralladura de piel de limón o de naranja, que le dará un toque cítrico y súper fresco. 

14 / 51

Rollitos de salmón ahumado

Pon en un bol un poco de queso de untar con cebolleta y pepinillos en vinagre picados, una pizca de eneldo, y un chorro de zumó de limón. Mézclalo bien, pon sobre unas láminas de salmón ahumado, forma rollitos y sirve sobre una cama de brotes tiernos y rabanitos cortados en finas láminas.

15 / 51

Caballa marinada

Un plato muy sencillo y económico. Corta en tiras filetes de caballa y macéralos 2 h con zumo de 1 limón y su ralladura, junto con 50 ml de aceite y sal. Una vez macerada aliña con aceite y sal y sirve en rodajas de pan y ensalada o germinados.

16 / 51

Guisantes con calamares

Saltea unas anillas de calamar y unas tiritas de cebolla morada y, cuando ya casi estén, añade unos guisantes hervidos y saltéalo todo. Si tiras de guisantes congelados o de bote, no tardas casi nada en tenerlos listos.

17 / 51

Lomo con queso y pimientos

Aquí tienes el clásico pepito de lomo con pimientos de toda la vida, pero mucho más ligero al prescindir de los panecillos con los que se sirve normalmente. Solo tardas en cocinarlo lo que cueste calentar la plancha y freír el lomo. Y si acompañas el lomo con queso y pimientos con una ensalada o unas verduritas salteadas o al vapor, tienes un plato único, equilibrado y muy sabroso.

Ver receta

18 / 51

Habas con huevos y salchichas

Las legumbres cocidas en conserva o a granel, como las que venden en muchos mercados, son las mejores amigas de la cocina rápida. Suponen un aporte brutal de nutrientes saludables y solo tienes que pensar con qué mezclarlas. Para nuestra receta, hemos escogido habas, huevos de codorniz y taquitos de salchicha. Un plato ultra: ¡ultrarrico, ultrafácil y ultrarrápido!

Ver receta

 

19 / 51

Carpaccio de ternera

Hoy en día se encuentra carpaccio de ternera ya cortado en finas capas y listo para servir en la mayoría de los supermercados y establecimientos de comestibles. Nuestra receta es ideal para hacer un aporte extra de proteínas cuando estás anémica, por ejemplo. Y si lo acompañas con una simple ensalada, tienes preparada una comida ligera y completa sin ni siquiera tocar el fogón.

Ver receta 

20 / 51

Espaguetis de calabacín con salsa boloñesa

Si te vuelve loca la pasta, pero no quieres pasarte de la raya porque ya has comido bastante durante el día, puedes hacerte un plato de pasta vegetal como este. Con ayuda de un espiralizador, un pelapatatas o un cuchillo, haz espaguetis o tallarines de calabacín. Luego, saltéalos o escáldalos unos minutos. Y acompáñalos con la salsa de pasta que más te guste. Nosotros, hemos puesto boloñesa para que tenga un poco de carne. Pero también quedan riquísimos con pesto o salsa de setas.  

21 / 51

Cazuelita de huevos con brócoli y bacon

En una cazuelita para el horno, coloca una base de tomatitos cortados por la mitad, ramitos de brócoli, taquitos de bacon y uno o dos huevos cascados, y hornea hasta que la clara esté bien blanca. Así de rápido y fácil.

22 / 51

Salchichas con verduras

Por un lado, coge las verduras que tengas a mano (nosotras hemos cogido pimientos de tres colores), lávalas y córtalas en tiras, y ásalas en una sartén antiadherente . Por otro, haz unas salchichas a la parrilla. Y listo. Pero si quieres darle un toque más gustoso todavía, puedes colocar las verduras asadas en una fuente refractaria, poner las salchichas encima, añadir un vasito de cerveza o de vino blanco y hornearlo un par de minutos.

23 / 51

Sándwiches de queso, jamón y beicon

Una de las soluciones más socorridas para salvar una comida o una cena improvisada y a toda prisa es hacer unos sencillos sándwiches. Pero antes de caer de cabeza en el típico bocadillo mixto de jamón y queso, no te pierdas nuestra receta en la que te proponemos tres versiones de este clásico.

Ver receta

24 / 51

Burritos de salmón con verduras

En una sartén, rehoga tiras de las verduritas que tengas en el frigo, o aprovecha las que te hayan sobrado de otra comida. Por otro lado, coge un lomo de salmón, lávalo, hazlo a la plancha, y córtalo en taquitos. Y finalmente, coge unas tortillas de trigo y haz unos burritos mexicanos con las verduritas y el salmón como relleno.

25 / 51

Hamburguesa vegetal

Son vegetarianas y además prepararlas es más fácil de lo que crees. Solo tienes que mezclar coliflor cocida al vapor con tomate y pepino picados. Mezclarlo con huevo, queso gouda y semillas variadas. Para darle más sabor añade, además de pimienta y sal, cilantro y perejil picados. Cuando tengas la masa, forma las hamburguesas y hazlas a la plancha o en el horno.

26 / 51

Pipirrana con huevo cocido

Esta ensalada de cebolla, pepino, pimiento y tomate tiene un look espectacular y, en cambio, es súper fácil de hacer como te contamos en el paso a paso para hacer pipirrana con huevo cocido.

27 / 51

Ensalada de jamón, anchoas y huevo duro

Para darle un toque diferente a esta ensalada, en lugar de lechuga hemos puesto canónigos y bastoncitos de apio como base. Y como tropezón, filetes de anchoa, tiras de jamón ibérico y huevo cocido. Pruébala, te encantará.

28 / 51

Rollitos de pollo rellenos de jamón

Sobre unos filetes de pechuga de pollo, pon una loncha de jamón serrano. Enrolla y sujeta con un cordel o un palillo. Dóralos en una sartén antiadherente con un hilo de aceite. Una vez dorados, añade salsa de tomate, unas verduritas cortadas en taquitos, un poquito de vino si quieres, y deja cocer tapado unos 10 minutos y ya está. Para decorar, puedes espolvorear por encima unas hierbas aromáticas.

29 / 51

Espaguetis de calabacín langostinos

En plan ultrarrápido, puedes coger unos espaguetis de calabacín de los que venden ya preparados (o hacerlos tú con un espiralizador o un pelapatatas). Saltéalos o escáldalos (también quedan ricos crudos), y mézclalos con unas gambitas o unos langostinos pelados y salteados. Para aderezar, puedes rociar con un poco de zumo de limón, o hacer una vinagreta con aceite de oliva y ajo y perejil picados.

30 / 51

Huevos benedictine con salmón ahumado

Para esta versión de huevos benedictine, hemos hecho unas tostadas. Y encima, hemos colocado salmón ahumado, aguacate aplastado con un poco de limón, sal y pimienta, y un huevo poché. Si no sabes cómo hacer un huevo de este estilo, no te pierdas nuestras claves para cocer un huevo perfecto.

31 / 51

Fajitas con pollo y verduras

Otra idea con tortillas de trigo o maíz son estas fajitas que hemos rellenado con verduritas salteadas que nos habían sobrado, así como unos restos de pollo asado que teníamos guardado y los hemos desmenuzado. Es una de las tácticas utilizadas en las recetas para aprovechar las sobras.

32 / 51

Salmón con verduritas

El salmón con verduritas es uno de los reyes de casi todas las dietas, porque es sano, sabroso y bastante ligero. Y si a todo esto le añadimos que no requiere excesivas habilidades en los fogones, y que se hace en un suspiro, no es extraño que tenga una legión de fans. Además, es un plato que cuida tu corazón, ya que te ayudará a bajar el colesterol.

Ver receta

33 / 51

Ensalada de sardinas

Si te decantas por unas buenas sardinas (esta lata no cuenta como lata porque es sanísima) y las sirves sobre un mézclum de lechugas, queso en dados y tomatitos, tendrás lista esta ensalada en menos de lo que suena un mensaje en un grupo de WhatsApp. Nuestra ensalada de sardinas, por ejemplo, se puede preparar en un abrir y cerrar de ojos y, además de estar buenísima, es muy saludable.

Ver receta

 

34 / 51

Salteado de ternera con verduras

Por un lado, coge calabacín, pimiento, zanahoria, cebolla (o cualquier hortaliza que tengas a mano). Lávalos y córtalos en tiras. Y rehógalos con un hilo de aceite. Y por otro lado, saltea unas tiras de filete de ternera con un poco de ajo picado. Cuando ya estén hechas ambas preparaciones, mézclalas. Y si quieres darle un toque oriental, salteálo todo junto un par de minutos con un poco de salsa de soja.

35 / 51

Revuelto de gambas y espárragos

En una sartén antiadherente rehoga con un hilo de aceite un ajito tierno, unas puntas de espárragos verdes (pueden ser en conserva), y unas gambitas peladas (congeladas si quieres para ahorrar más tiempo todavía). Espolvorea un poco de cebollino picado y, cuando ya estén, añade un huevo cascado y remueve hasta que quede cuajado, pero jugoso.

36 / 51

Verduras con bechamel ultrarrápidas

Preparar unas verduritas con bechamel ultrarrápidas –como las que te proponemos– no es ninguna misión imposible. Solo tienes que seguir los pasos y tener en cuenta algunos sencillos trucos, como utilizar verduras ya lavadas, cortadas y listas para cocinar, o bechamel ya preparada.

Ver receta

37 / 51

Ensalada con tofu y nueces

Mezcla hojas de lechugas variadas con un poco de col lombarda, zanahorias, y aceitunas negras. Y como tropezón, taquitos de tofú o de queso, y unas nueces troceadas. Rápida, fresca y deliciosa.

 

38 / 51

Pescado a la plancha con pisto

Para ganar tiempo, utiliza unas verduritas o un pisto que te haya sobrado de otra comida o que guardes en la despensa precocinado. Mientras lo calientas, haz una suprema de pescado al vapor o en la plancha eléctrica con un hilo de aceite, y ya está. Si quieres darle un toque más sofisticado, le puedes añadir por encima unas semillas de sésamo tostado.  

39 / 51

Salpicón de marisco con aguacate

Langostinos cocidos, mejillones y palitos de cangrejo. Todo ello junto con un delicioso aguacate en trozos y mayonesa. Decora con huevas de salmón y hierbas frescas. ¡Para chuparse los dedos!

40 / 51

Rulos de calabacín con brandada

Con ayuda de un mandolina, haz láminas finas de calabacín y ásalas un par de minutos (aunque también se pueden comer crudas si quieres). Pon encima un poco de brandada de bacalao de la que ya venden hecha, o queso de untar bajo en grasa. Y finalmente, enróllalo. Además de fácil, exquisito y con un look irresistible.

41 / 51

Escalope de ternera con puré de patata

Haz unos escalopes de ternera empanados (si quieres ir más rápido todavía, hazlos a la plancha) y acompáñalos con un poco de puré de patata exprés. Cuece una patata hasta que esté tierna, y aplástala con el tenedor en un bol con un poco de caldo de verdura que puedes tener guardado en forma de cubitos congelados, por ejemplo. Rápido y ligero.

42 / 51

Puerros envueltos en jamón y queso

Cuece el puerro unos siete minutos, escurre y deja enfriar un poco. Extiende una loncha de jamón cocido, pon encima una de queso bajo en grasa y, finalmente, el puerro en medio y enróllalo. Y para darle un look más apetitoso todavía, puedes añadir un poco de mozzarella rallada encima y gratinarlo un par de minutos.

43 / 51

Sopa de verduras ultrarrápida

Aunque gastronómicamente no sea muy ortodoxo, cuando apremia el tiempo todo está permitido... Solo tienes que coger un litro de caldo de verduras precocinado (o que ya tengas preparado), ponerlo a hervir, y añadirle una bolsa de verduras de las que venden ya limpias y cortadas junto con una pizca de sal y un hilo de aceite de oliva. Y si quieres que tenga más consistencia, le puedes añadir un huevo cocido. En 15 minutos, como mucho, tendrás la cena lista. 

44 / 51

Pescado y verduras al vapor

Las verduritas las puedes tener listas en poquísimos minutos con ayuda de un estuche de silicona para microondas. (si te gustan al dente con unos 5 minutos tienes suficiente). Y el pescado lo puedes hacer en el mismo recipiente, sobre el lecho de verduras, o hacerlo a la plancha con un hilo de aceite para que te quede más sabroso.

45 / 51

Pescado, calabacín y champinones a la plancha

Necesitas un calabacín, unos lomos de pescado (dorada, lubina, bacalao, merluza, salmón...) y unos champiñones. Por un lado, asa a la parrilla el calabacín en rodajas y las setas en láminas. Y por otro, haz a la plancha el pescado. Ponlo encima del calabacín, y adereza con unos tallos de cebollino cortados y ajitos salteados en aceite de oliva. 

46 / 51

Tortilla rellena de jamón, queso y verduras

Por un lado, saltea unas tiras de verdura. Y por otro, haz unas tortillas a la francesa individuales. Entonces, a cada una, le pones una loncha de jamón, una de queso, las tiras de verdura y la enrollas. Si te gusta con el queso fundido, solo tienes que calentarla un par de minutos en el microondas. Como ves, no tiene ningún misterio. 

47 / 51

Hamburguesa con tomate y pepinillos

Pocas cosas son tan apetitosas como una hamburguesa y, dependiendo de los ingredientes que uses para cocinarla, no tiene por qué ser ningún pecado. Estas, por ejemplo, son de ternera y las hemos combinado con un pan de burger de semillas, rodajas de tomate y pepinillos. Para que te siente mejor por la noche, puedes asar las rodajes de tomate y así serán más fáciles de digerir. Además de rápida, también es una de las buenas ideas para cenar fácile e irresistibles. Y si tienes dudas sobre si puedes comer burgers estando a dieta, esto te interesa.

48 / 51

Tartaletas con ensaladilla rusa

Otra opción que te puede sacar de una apuro en un abrir y cerrar de frigorífico es hacer unas tartaletas con ensaladilla rusa y decorarlas con gambas o langostinos cocicos o mejillones. El truco está en tener siempre en la despensa tartaletas precocinadas, y rellenarlas con ensaladilla rusa casera o cualquier resto de comida que tengas en la nevera. Así, además de ir rápido, aprovechas las sobras.

49 / 51

Muslito de conejo con verduras asadas

Si quieres una cena rápida, fácil, ligera y sabrosa, anímate a hacer un muslito de conejo con verduras asadas. El conejo es una de las carnes más ligeras y saludables de todas, motivo por el que está en la lista de los alimentos que debes comer si quieres perder peso. Y si lo haces en una parrilla eléctrica, no tienes que añadirle nada de grasa y se hace en un abrir y cerrar de enchufe.

50 / 51

No de lata, pero sí de bote...

Si tienes a mano un bote de garbanzos, no te pierdas estas recetas sanísimas que te proponemos para hoy.

51 / 51

Después de un día repleto de compromisos y obligaciones, ¿quién tiene ganas de meterse en la cocina a preparar la cena? Pero repetir noche tras noche un plato de queso o embutido frente al televisor no resulta muy saludable…

Con las recetas que has visto en nuestra galería tendrás una deliciosa y equilibrada cena en un abrir y cerrar de fogón. Y con los trucos que te contamos a continuación, te convertirás en la reina de la cocina exprés.

Cenas rápidas listas en pocos minutos

  • Brochetas de pavo y verduras a la parrilla
  • Pollo a la plancha con verduras al vapor
  • Cazuela de verduras con huevo
  • Brócoli con jamón, tomates secos y aceitunas
  • Aguacate relleno de huevo bacon
  • Ensalada de aguacate, mango y fresas
  • Espárragos enrollados
  • Bocadillo de tortillas
  • Panecillos rellenos de huevo y beicon
  • Lomo de salmón con costra de almendras
  • Tartaletas de pan
  • Tostas con salmón y tortilla
  • Ensalada verde con pollo y frambuesas
  • Judías verdes con frutos secos
  • Rollitos de salmón ahumado
  • Caballa marinada
  • Guisantes con calamares
  • Lomo con queso y pimientos
  • Habas con huevos y salchichas
  • Carpaccio de ternera
  • Espaguetis de calabacín con salsa boloñesa
  • Cazuelita de huevos con brócoli y bacon
  • Salchichas con verduras
  • Sándwiches de queso, jamón y beicon
  • Burritos de salmón con verduras
  • Pipirrana con huevo cocido
  • Ensalada de jamón, anchoas y huevo duro
  • Rollitos de pollo rellenos de jamón
  • Espaguetis de calabacín langostinos
  • Huevos benedictine con salmón ahumado
  • Fajitas con pollo y verduras
  • Salmón con verduritas
  • Ensalada de sardinas
  • Salteado de ternera con verduras
  • Revuelto de gambas y espárragos
  • Verduras con bechamel ultrarrápidas
  • Ensalada con tofu y nueces
  • Pescado a la plancha con pisto
  • Salpicón de marisco con aguacate
  • Rulos de calabacín con brandada
  • Escalope de ternera con puré de patata
  • Puerros envueltos en jamón y queso
  • Sopa de verduras ultrarrápida
  • Pescado y verduras al vapor
  • Pescado, calabacín y champiñones a la plancha
  • Tortilla rellena de jamón, queso y verduras
  • Hamburguesa con tomate y pepinillos
  • Tartaletas con ensaladilla rusa
  • Muslito de conejo con verduras asadas

El secreto está en planificar

Planificar el menú de comidas y cenas semanales puede serte muy útil para ganar tiempo en la cocina. Por ejemplo, si haces garbanzos para comer, puedes cocer más cantidad y un par de noches más tarde utilizar los sobrantes para hacer una crema o preparar una cena con hummus casero, pan de pita y crudités de verduras. Algo que puedes aplicar a la receta de habas con huevo y salchichas.

Las cocciones sencillas cunden más

A la plancha, al vapor, al microondas o al horno, como en la receta de salmón con verduritas. No se trata solo de que simplifiques las tareas a la hora de hacer la cena, sino que también te asegures de que esta sea ligera, tanto para cuidar la línea como para poder dormir bien.



Huevos, un eficaz aliado en la nevera

El huevo, además de ser uno de los alimentos más completos que existe, puede cocinarse de muchas formas y en poco tiempo. Nosotras te damos tres recetas con huevo (rollitos de tortilla, tostas con salmón y tortilla, y habas con huevo y salchichas), pero las opciones son infinitas. Y no te preocupes, si no tienes problemas de salud, hasta puedes comerte uno al día sin sufrir por el colesterol. Descubre 9 ideas riquísimas a base de huevo.

La mejor compañía: verduras y hortalizas

Son perfectas para completar un plato tanto desde el punto de vista nutricional como porque te dejan saciada. Los trucos para que no te quiten tiempo son hacer más cantidad para añadir a otros platos, comprarlas ya limpias y troceadas, o tener a mano en la despensa algunas en conserva para tirar de ellas en un aprieto o también en el congelador. Pero lee atentamente las etiquetas y cómpralas de calidad.

Más vale adelantar que cocinar

Adelanta algunas tareas cuando tengas tiempo y luego apenas tendrás nada que hacer. Además, ganarás sabor y ahorrarás dinero. En lugar de comprar gazpacho preparado, por ejemplo, hazlo la noche antes y al día siguiente solo tendrás que preocuparte de las tostas. También puedes preparar tus propias conservas o cocinar un poco más de la cuenta y congelar. Toma nota de estas ideas para ganar tiempo en la cocina.

Reinventar las comidas con trucos de cocina

Muchas recetas rápidas emplean comidas frías o restos que nos han sobrado de otras recetas. Para darles una nueva vida, solo tienes que reinventar las comidas con algún truco de cocina: hacer revueltos con hortalizas y legumbres sobrantes, gratinar pasta y verdura que ha quedado de un día para otro, hacer macedonias y ensaladas con verduras y frutas que se han madurado.

Ahorrar tiempo y trabajo con ayuda de la lista de la compra

Y no olvides que, a la hora de comprar, puedes ahorrar mucho tiempo y trabajo en tu cocina si compras carne, aves y pescados ya limpios y troceados; verduras y hortalizas ya lavadas, cortadas y listas para cocinar; o legumbres cocidas, por ejemplo.

Nuestro menú de dieta mediterránea te puede ayudar, y mucho, a planificar tus comidas.

Relacionados

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?