Recetas

Cocina exprés

10 cenas listas en menos de 10 minutos (¡y no son de lata!)

Se acabó cenar cualquier cosa por falta de tiempo o energía. Con nuestras 10 recetas ultrarrápidas, cenarás como una reina y sin esfuerzo.

Rollitos de tortilla

Rollitos de tortilla

Las tortillas son unas de las reinas de la cocina rápida. Pero pueden resultar sosas y aburridas si te limitas a la típica tortilla francesa. La de nuestra receta, con rúcula y queso de cabra, es como darte un banquete pero casi sin mover un dedo. Un plato con un look espectacular y mínima dificultad, que se prepara al instante.

1 / 10

Carpaccio de ternera

Carpaccio de ternera

Hoy en día se encuentra carpaccio de ternera ya cortado en finas capas y listo para servir en la mayoría de los supermercados y establecimientos de comestibles. Nuestra receta es ideal para hacer un aporte extra de proteínas cuando estás anémica, por ejemplo. Y si lo acompañas con una simple ensalada, tienes preparada una comida ligera y completa sin ni siquiera tocar el fogón.

2 / 10

Tostas con salmón y tortilla

Tostas con salmón y tortilla

Si te falta tiempo y, sin embargo, no quieres renunciar a un plato sano y muy nutritivo, no te conformes con el típico bocadillo de toda la vida. Nuestras tostas con salmón y tortilla se preparan en un pispás y te dejarán tan satisfecha como feliz.

3 / 10

Habas con huevos y butifarra. Habas con huevos y salchichas

Habas con huevos y salchichas

Las legumbres cocidas en conserva o a granel, como las que venden en muchos mercados, son las mejores amigas de la cocina rápida. Suponen un aporte brutal de nutrientes saludables y solo tienes que pensar con qué mezclarlas. Para nuestra receta, hemos escogido habas, huevos de codorniz y taquitos de salchicha. Un plato ultra: ¡ultrarrico, ultrafácil y ultrarrápido!

 

4 / 10

Lomo con queso y pimiento. Lomo con queso y pimientos

Lomo con queso y pimientos

Aquí tienes el clásico pepito de lomo con pimientos de toda la vida, pero mucho más ligero al prescindir de los panecillos con los que se sirve normalmente. Solo tardas en cocinarlo lo que cueste calentar la plancha y freír el lomo. Y si acompañas el lomo con queso y pimientos con una ensalada o unas verduritas salteadas o al vapor, tienes un plato único, equilibrado y muy sabroso.

5 / 10

Sándwiches de queso, jamón y beicon

Sándwiches de queso, jamón y beicon

Una de las soluciones más socorridas para salvar una comida o una cena improvisada y a toda prisa es hacer unos sencillos sándwiches. Pero antes de caer de cabeza en el típico bocadillo mixto de jamón y queso, no te pierdas nuestra receta en la que te proponemos tres versiones de este clásico. Descubre la receta completa.

6 / 10

Verduras con bechamel ultrarrápidas

Verduras con bechamel ultrarrápidas

Preparar unas verduritas con bechamel ultrarrápidas –como las que te proponemos– no es ninguna misión imposible. Solo tienes que seguir los pasos y tener en cuenta algunos sencillos trucos, como utilizar verduras ya lavadas, cortadas y listas para cocinar, o bechamel ya preparada. Ver receta.

7 / 10

Salmón con verduritas

Salmón con verduritas

El salmón con verduritas es uno de los reyes de casi todas las dietas, porque es sano, sabroso y bastante ligero. Y si a todo esto le añadimos que no requiere excesivas habilidades en los fogones, y que se hace en un suspiro, no es extraño que tenga una legión de fans. Descubre la receta.

8 / 10

Panecillos rellenos. Panecillos rellenos de huevo y beicon

Panecillos rellenos de huevo y beicon

Los bocadillos son el símbolo por excelencia de la cocina exprés, pero no tenemos por qué conformarnos con un simple bocata de jamón. Con un poco de imaginación y sin casi esfuerzo ni tiempo, puedes preparar unos bocatas de premio como nuestros panecillos rellenos de huevo y beicon. Pruébalos... ¡Irresistibles!

9 / 10

Ensalada de sardinas

Ensalada de sardinas

Si te decantas por unas buenas sardinas (esta lata no cuenta como lata porque es sanísima) y las sirves sobre un mézclum de lechugas, queso en dados y tomatitos, tendrás lista esta ensalada en menos de lo que suena un mensaje en un grupo de WhatsApp. Nuestra ensalada de sardinas, por ejemplo, se puede preparar en un abrir y cerrar de ojos y, además de estar buenísima, es muy saludable.

 

10 / 10

1 /10

Después de un día repleto de compromisos y obligaciones, ¿quién tiene ganas de meterse en la cocina a preparar la cena? Pero repetir noche tras noche un plato de queso o embutido frente al televisor tampoco suena muy saludable…

Con las 10 recetas que te proponemos en nuestra galería tendrás una deliciosa y equilibrada cena en un abrir y cerrar de fogón. Y con los trucos que te contamos a continuación, te convertirás en la reina de la cocina exprés.

El secreto está en planificar

Planificar el menú de comidas y cenas semanales puede serte muy útil para ganar tiempo en la cocina. Por ejemplo, si haces garbanzos para comer, puedes cocer más cantidad y un par de noches más tarde utilizar los sobrantes para hacer una crema o preparar una cena con hummus casero, pan de pita y crudités de verduras. Algo que puedes aplicar a la receta de habas con huevo y salchichas.

Las cocciones sencillas cunden más

A la plancha, al vapor, al microondas o al horno, como en la receta de salmón con verduritas. No se trata solo de que simplifiques las tareas a la hora de hacer la cena, sino que también te asegures de que esta sea ligera, tanto para cuidar la línea como para poder dormir bien.

Huevos, un eficaz aliado en la nevera

El huevo, además de ser uno de los alimentos más completos que existe, puede cocinarse de muchas formas y en poco tiempo. Nosotras te damos tres recetas con huevo (rollitos de tortilla, tostas con salmón y tortilla, y habas con huevo y salchichas), pero las opciones son infinitas. Y no te preocupes, si no tienes problemas de salud, hasta puedes comerte uno al día sin sufrir por el colesterol.

La mejor compañía: verduras y hortalizas

Son perfectas para completar un plato tanto desde el punto de vista nutricional como porque te dejan saciada. Los trucos para que no te quiten tiempo son hacer más cantidad para añadir a otros platos, comprarlas ya limpias y troceadas, o tener a mano en la despensa algunas en conserva para tirar de ellas en un aprieto o también en el congelador. Pero lee atentamente las etiquetas y cómpralas de calidad.

Más vale adelantar que cocinar

Adelanta algunas tareas cuando tengas tiempo y luego apenas tendrás nada que hacer. Además, ganarás sabor y ahorrarás dinero. En lugar de comprar gazpacho preparado, por ejemplo, hazlo la noche antes y al día siguiente solo tendrás que preocuparte de las tostas. También puedes preparar tus propias conservas o cocinar un poco más de la cuenta y congelar.

Reinventar las comidas con trucos de cocina

Muchas recetas rápidas emplean comidas frías o restos que nos han sobrado de otras recetas. Para darles una nueva vida, solo tienes que reinventar las comidas con algún truco de cocina: hacer revueltos con hortalizas y legumbres sobrantes, gratinar pasta y verdura que ha quedado de un día para otro, hacer macedonias y ensaladas con verduras y frutas que se han madurado.

Ahorrar tiempo y trabajo con ayuda de la lista de la compra

Y no olvides que, a la hora de comprar, puedes ahorrar mucho tiempo y trabajo en tu cocina si compras carne, aves y pescados ya limpios y troceados; verduras y hortalizas ya lavadas, cortadas y listas para cocinar; o legumbres cocidas, por ejemplo.

Relacionados

Loading...