Recetas de verdura y legumbres

100% libre de culpa

Crema de calabacín light

Rebajamos las calorías de una de las recetas más socorridas: la crema de calabacín. Con estos trucos conseguirás hacerla light sin perder sabor.

Por Daniela Puertas | 24 de febrero de 2018, 05:00

receta de crema de calabacin light
Ingredientes:
2 calabacines
1 cebolla
2 patatas medianas
1 quesito en porciones bajo en calorías
100 ml de leche desnatada
30 g queso parmesano en virutas
Sal y pimienta negra

(Versión tradicional: 389 kcal | Versión ligera: 97 kcal)

Si buscas cremas o sopas fáciles pero también ligeras, tienes que probar esta crema de calabacín light. Sustituyendo la nata por leche desnatada y un quesito bajo en calorías, y prescindiendo de los picatostes u otros tropezones calóricos, logramos rebajarle ¡casi 300 calorías!

El resultado es una deliciosa sopa 100% libre de culpa, que puedes permitirte de vez en cuando, y también un plato apto para vegetarianos, porque de origen animal solo lleva lácteos. Y si quieres una versión vegana, puedes usar para espesar champiñones o anacardos en lugar de leche y queso.

Cómo hacer crema de calabacín light paso a paso

  1. Preparar los ingredientes. Lava los calabacines, pélalos y córtalos en rodajas. Pela la cebolla y las patatas y córtalas en trozos.
  2. Cocer las hortalizas. Pon un cazo con 1 l de agua al fuego, añade una cucharadita de sal y agrega las hortalizas. Tapa el cazo y cuécelo a fuego medio durante 20 minutos. Sácalo del fuego, retira parte del agua de cocción, y resérvala.
  3. Incorporar los láctes. Añade el quesito y la leche y tritúralo con una batidora hasta conseguir una crema homogénea. Rectifica el espesor con el caldo de cocción que habías reservado.
  4. Emplatar y servir. Repártelo en cuencos individuales. Espolvorea con las virutas de parmesano y una pizca de pimienta negra. Y añade una rodajita fina de limón verde, que le da un toque ácido que le sienta de maravilla.

Truco Clara

Otros tropezones

En lugar de virutas de parmesano y limón, también puedes usar como tropezón unas semillas de chia o amapola, o unas pipas de calabaza, así como otros frutos secos.

Relacionados

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?