Paso a paso

Cómo hacer gelatina casera súper light: un postre ideal si quieres adelgazar

La gelatina casera que te proponemos es tan ligera como nutritiva y resulta irresistible. Te contamos cómo hacerla y todos los trucos para sacarle partido.

Actualizado a

Escrito por:

Nacho Benavides

Actualizado a

1 / 8
como hacer gelatina casera 1

¿Qué es la gelatina?

La gelatina es una sustancia inodora, incolora e insípida que da mucho juego en la cocina. Ofrece la posibilidad de dar distintos grados de consistencia y firmeza a los líquidos y, por lo tanto, sirve tanto para espesar cremas y hacer coberturas, como para elaborar mousses, semifríos y gelatinas, como la que te presentamos a continuación. 

  • Nuestra gelatina casera súper light, no solo es muy nutritiva, sino también muy ligera y, por lo tanto, apta para adelgazar. Y además encaja a la perfección en los desayunos, las meriendas y los postres fáciles de nuestros menús semanales saludables, que están pensados para toda la familia. 

1 / 8

como hacer gelatina casera 2

Ingredientes para hacer gelatina casera

Para hacer 2 raciones de gelatina casera, necesitas: 

  • 3 hojas de gelatina | 150 mililitros de zumo natural de fruta (no del envasado) | 2 cucharaditas de pasta de dátil para endulzar (al final del paso a paso, te contamos cómo hacerla en casa).

La regla de oro para calcular las proporciones 

Calcula siempre dos hojas de gelatina, de 2 g cada una, por cada 100 ml de líquido y nunca fallarás.

2 / 8

como hacer gelatina casera 3

Remojar la gelatina y calentar el zumo

Por un lado, coloca las hojas de gelatina en un recipiente con abundante agua y déjalas en remojo entre 5 y 10 minutos para que se hidraten. Y por otro lado, mientras la gelatina se está remojando, pon a calentar en un cazo el zumo de frutas junto con la pasta de dátil (por norma general, una cucharadita por ración, pero puede ser un poco más o menos según tu gusto).

3 / 8

como hacer gelatina casera 4

Incorporar la gelatina, mezclar y repartir

Cuando la mezcla de zumo y pasta de dátil comience a hervir, retírala del fuego, escurre la gelatina e incorpórala al cazo. Mezcla bien con ayuda de unas varillas manuales o eléctricas para que la gelatina se disuelva del todo. Reparte la gelatina casera resultante en los recipientes que has elegido (vasitos, copas...), y espera a que se enfríe.

4 / 8

como hacer gelatina casera 5

Enfriar, desmoldar y servir

Una vez fría, introduce en la nevera los recipientes con la gelatina casera para que gelifique, es decir, que coja consistencia y firmeza. Pasadas unas 3 horas más o menos, ya la puedes sacar, desmoldar y servir. Para decorar, puedes poner unas hojitas de menta fresca. 

5 / 8

como hacer gelatina casera 6

Gelatina casera con fruta

Si quieres que te quede mucho más sabrosa, antes de repartir la gelatina casera en los recipientes, puede rellenarlos con daditos de fruta fresca; y luego acabar de rellenar con la gelatina. 

6 / 8

como hacer gelatina casera 7

Distintos tipos de gelatina

Sin embargo, antes de ponerte manos a la obra, ten en cuenta que existen varios tipos de gelatina en función de su presentación, en polvo o en hojas, y de su procedencia, animal o vegetal. 

Gelatina animal

Se puede encontrar tanto en polvo como en hojas, que es la presentación más habitual y la que hemos usado para hacer la gelatina casera. 

  • Posee cerca de un 90% de proteína y un alto contenido en aminoácidos, lo que hace de ella un producto extremadamente nutritivo.
  • La gelatina en hojas se tiene que hidratar, dejándola en remojo en agua fría antes de escurrirla y disolverla luego en un líquido caliente. Pero es importante que dicho líquido no hierva, porque la gelatina pierde su poder gelificante. 
  • La gelatina en polvo de origen animal también debe hidratarse en frío y luego mezclar con el líquido en caliente, pero sin que llegue a hervir.
     

Gelatina vegetal

También conocida como agar-agar, es un espesante que se extrae de un tipo de alga y, por su origen, resulta ideal para dietas vegetarianas.

  • Su aporte calórico es prácticamente nulo y tiene un elevado contenido en fibra, lo que aporta beneficios al tránsito intestinal y le otorga un efecto saciante.
  • Su poder gelificante es casi diez veces superior al de la gelatina animal, pero en su caso se tiene que disolver en un líquido frío o tibio, y después llevarla a ebullición para que adquiera su capacidad gelificante.
  • Es ideal para cremas, salsas y jugos.

Cuidado al elegir

  • Algunas frutas tropicales, como por ejemplo la piña, poseen una enzima que anula el poder gelificante de la proteína de la gelatina animal, por lo que, en estos casos, se tiene que usar gelatina de origen vegetal.

7 / 8

como hacer gelatina casera 8

Endulza la gelatina con pasta de dátil

Y para no tener que recurrir al azúcar, una de las sustancias responsables de que la comida enganche y engorde más de la cuenta, puedes endulzar la gelatina casera u otros postres con pasta de dátil. 

Cómo hacer pasta de dátil

  1. Retira el hueso de unos 10 dátiles.
  2. Colócalos en un recipiente apto para microondas y caliéntalo a la máxima potencia unos 4 minutos.
  3. Deja templar y tritura hasta obtener una pasta homogénea.
  • Puedes guardar la pasta en la nevera en un recipiente hermético y te dura un par de semanas.

8 / 8

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?