No te cortes un pelo

Olga G. San Bartolomé

Soy peluquera profesional desde hace más de 30 años. Mi experiencia me ha enseñado que cada cabello, cada piel y cada cuerpo son diferentes y reaccionan de una manera distinta en cada caso. Como los productos y trucos no funcionan en todas las mujeres igual, os iré contando casos reales con los que me encuentro día a día y las soluciones más efectivas para cada problema.

Mascarillas naturales o químicas: ¿cuáles funcionan mejor y por qué?

Hoy te explico con detalle qué ventajas e inconvenientes tienen las mascarillas naturales y las químicas y cuál es la mejor opción a elegir para tu pelo.

Mascarillas naturales y químicas
@kemonspain
olga g san bartolome revista clara
Olga G. San Bartolomé

Peluquera experta en cuidado del cabello con más de 35 años de experiencia.

Actualizado a

La polémica está servida, ¿es mejor una mascarilla natural o una mascarilla química? Hoy quiero compartir con vosotras la experiencia y opiniones de los expertos sobre las mascarillas naturales y las químicas. Ya os avanzo que la clave se encuentra en desarrollar el equilibrio perfecto entre ciencia y naturaleza.

¿Son mejores las mascarillas químicas que las naturales?

Cuando nos alimentamos con ingredientes naturales, nuestro estómago aprovecha todas sus propiedades y vitaminas. Sin embargo, con el pelo no funciona igual, por lo que no podemos considerar las mascarillas naturales demasiado efectivas. Se necesitan fórmulas específicas para absorber estos nutrientes y precisamente eso es lo que consiguen las químicas.

Las recetas de la abuela

¿Quién no ha probado alguna vez esas recetas capilares que han ido pasando de generación en generación? Las abuelas son una indiscutible fuente de sabiduría y conocimiento pero tenemos que entender que en aquel momento ellas no tenían más opciones. A día de hoy, la cosmética ha avanzado muchísimo y estos mejunjes ya no son especialmente recomendables.

Ingredientes naturales más comunes

Vamos a descubrir algunos ingredientes habituales en mascarillas caseras que nos pueden crear algún que otro inconveniente.

  1. El huevo es una proteína que aporta músculo y nos ayuda a producir colágeno. Sin embargo, esta proteína puesta en el cabello no se descompone lo suficiente como para introducirse dentro de la cutícula y tampoco la absorbe la piel para fortalecer los folículos. Daño no te va a hacer, pero tampoco está demostrado que aporte ningún beneficio.
  2. El azúcar. Una receta sencilla y muy utilizada es mezclar azúcar moreno con aceite de almendras, de oliva o incluso miel. El azúcar es el que hace de exfoliante pero tenemos que ir con mucho cuidado ya que está hecho con partículas grandes y duras y pueden dañar nuestra barrera protectora, causando pequeñas heridas en el cuero cabelludo.
  3. La miel es uno de los componentes más usados en las mascarillas capilares y no es demasiado recomendable. Da paso a un escenario perfecto para que los microbios y bacterias se expandan y se desarrollen con facilidad.
  4. El bicarbonato con acondicionador y aceite de coco se utiliza para suavizar el cabello y aportar más brillo pero esta fórmula tiene un ph muy alcalino, lo que puede provocar que la piel del cuero cabelludo se irrite, desencadenando descamación e incluso picores.
  5. El aceite de oliva se usa para hidratar el cabello, sin embargo, no está preparado para introducirse dentro de la cutícula, así que lo único que conseguiremos será ensuciar el pelo. Si llega a tocar el cuero cabelludo, puede llegar a producirnos más grasa e incluso caída.

Por qué las mascarillas químicas con ingredientes naturales funcionan mejor

No todas las mascarillas químicas son iguales. Yo os voy a hablar de marcas que conozco que combinan ingredientes naturales y están comprometidas en un desarrollo ético y sostenible.

Estas líneas están formuladas con una tecnología avanzada y gracias a sus micromoléculas, consiguen que los ingredientes naturales puedan introducirse en la fibra capilar de las hebras del cabello e hidratarlas en profundidad. Además de reparar, sellan la cutícula para mantener estos beneficios durante mucho más tiempo, algo que los alimentos naturales son incapaces de hacer al menos a corto o medio plazo. El secreto está en escoger la línea adecuada para tu tipo de cabello.​

  • Cabello seco: Puedes probar con Actyva de Kemon. Más del 98% de sus ingredientes son naturales, utilizan materia prima de “K CERO” y todas sus fórmulas están testadas por dermatólogos.
  • Cabello encrespado: Yo te recomiendo Insight. Con un 96% materias primas de origen natural, usan aceite biológico de argán, rico en vitamina E, omega 3 y 6 ácidos grasos esenciales. También tiene certificado vegano.
  • Todo tipo de cabello: Davines Bio/Authentic (replenishing Butter) te encantará. Contiene un 98% de ingredientes de origen natural de agricultora biológica y es apto para cabello, rostro y cuerpo. Se aplica antes de lavar el cabello y se deja actuar 5 min.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?