Pecho firme y en su sitio

Cómo hacer un masaje para reafirmar el pecho: paso a paso

Aprovecha el momento de la hidratación corporal tras la ducha para darte un masaje en el pecho. Te ayudará a mantenerlo en su sitio e incluso elevarlo un poquito más. Te decimos cómo.

Actualizado a

Escrito por:

Encarna Aguado

Actualizado a

Mujer masaje pecho

Siempre vamos con prisas y, muchas veces, prácticamente solo "enseñamos" la crema a nuestra piel cuando nos la aplicamos tras la ducha. Es decir, la deslizamos superficialmente, sin más. Ya te hemos comentado más de una vez que, por ejemplo, para combatir la celulitis es esencial un buen automasaje, que ayude a penetrar los activos en las capas más profundas de la piel, además de favorecer la circulación sanguínea y el drenaje linfático.

Pues bien, con el pecho pasa lo mismo, con un buen masaje puedes mejorar mucho el aspecto de esta zona y, muy importante, mantenerlo bien erguido. Por eso nos hemos puesto en contacto con la Dra. Elisa Fernández, ginecóloga especializada en Obstetricia y Anatomía Patológica, además de la creadora del primer sujetador antiedad, el Nightbra. Ella nos explica detalladamente cómo hacernos un masaje para reafirmar nuestro pecho y que tarde mucho tiempo en aparecer los efectos de la gravedad.

Cómo hacer un masaje en el pecho paso a paso

  1. Elige preferiblemente una crema específica para el pecho.Sus ingredientes reafirmantes multiplicarán el efecto del masaje, más que una simple crema hidratante.
  2. Después, con la ayuda de la yema de tres dedos, iremos masajeando suavemente de fuera hacia dentro.
  3. Levanta primero el brazo del pecho que están masajeando y empieza en la unión entre la axila y el pecho, haciendo círculos amplios con una fricción delicada.
  4. A continuación, dirígete hacia la clavícula, siguiente este proceso y, después, a la unión de los pechos y la parte baja.
  5. Ve acercándote al pezón siempre de forma circular hasta haber completado todo el pecho.

Por qué es importante realizar este masaje

La Dra Fernández nos anima a hacerlo a diario porque "no solo hidratamos bien la zona, sino que la estimulamos para mantener el pecho firme". Y añade un motivo más, que nos parece muy importante: "es la mejor forma de aseguramos también de que los pechos están sanos, porque asi podemos comprobar que no hay ningún bulto", destaca la ginecóloga.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?