Así lo lavas, así te responde

¿Te lavas bien el cabello? ¿Estás segura?

Puede que nunca le hayas dado mayor importancia. Pero, ¿sabías que dependiendo de cómo te laves el pelo este puede verse mucho más sano y brillante? Estos son los pasos correctos para lavarte bien la melena.

lavar el pelo correctamente blog belleza olga san bartolome

Si tu pelo no se ve lo bonito y sano que te gustaría es muy posible que no lo estés tratando como debieras. Y, aunque pueda parecer una tontería, es muy probable que gran parte del daño se lo estés provocando –sin darte cuenta– al lavarlo. Vamos a remediarlo.

Las 10 reglas de oro para lavarte bien la cabeza

  1. Cepillar bien el pelo antes. Lo peinas y cepillas a diario, pero ¿y antes de lavarlo? Pues sí. De esta manera eliminas todos los residuos que pueda haber acumulado (como los restos de algún producto fijador) y mejora su limpieza.
  2. Mojar bien todo el cabello. Si lo humedeces solo un poco y aplicas enseguida el champú, este no emulsionará bien.
  3. El champú adecuado. Lo debes elegir en función de las necesidades de tu pelo. Cabello seco, graso, rizado, teñido... Hay uno para cada tipo de pelo.
  4. Frotar suavemente. A no ser que haga una semana que no te lavas el cabello, no es necesario friccionar como si fuésemos a sacar brillo al cuero cabelludo. Lo único que conseguiremos es activar las glándulas sebáceas y que el cabello se ensucie antes.
  5. Utilizar siempre un acondicionador. El champú solo limpia y el acondicionador aportará hidratación, reparación y control a tu cabello. En caso de que el pelo sea muy fino, opta por un acondicionador para cabellos finos y sin aclarado.
  6. Si el cabello es largo. Utiliza el champú amasándolo con los dedos, de raíz a puntas, para ir desenredándolo sin pegar tirones. Es uno de los trucos para tener el cabello más suave y brillante, y con ello cerrarás la cutícula del cabello.
  7. Aclarar muy bien. No escatimes agua y tómate tu tiempo. No aclararlo bien suele ser uno de los causantes de la descamación e irritación del cuero cabelludo... ¡O de que se te ensucie más rápidamente!
  8. Usar mascarilla. A muchas mujeres les puede parecer que son prescindibles, pero si se aplican una o dos veces a la semana, el pelo siempre se ve mucho más hidratado y brillante.
  9. Al secarlo con la toalla. Procura no hacerlo de forma enérgica, no frotes demasiado, ya que así evitarás que se vuelvan a abrir las cutículas. Hazlo con pequeños toques.
  10. Al desenredar. Usa un cepillo de fibras naturales especial para extensiones o para cabellos finos. Estos cepillos no rompen el cabello ni dan tirones y causan menos fricción.

Un truco original

Usar un biberón. Por supuesto no es imprescindible. Pero, ¿por qué no probarlo? Si mezclas la dosis del champú en un biberón con agua templada verás que, aparte de gastar menos champú, es más fácil de distribuir y el cabello te quedará más limpio.

Relacionados

Loading...