Ni un pelo fuera de lugar

"Pelo rizado ¡y encrespado! ¿Cómo lo controlo?"

Tanto si quieres alisarlo como mantenerlo rizado, te propongo no solo tratamientos profesionales, sino los mejores cuidados en casa para mantener el encrespamiento a raya para siempre.

Cómo controlar pelo rizado y encrespado blog Olga

Si tuviera que escoger el problema más habitual con el que me encuentro en el salón a diario sería el del cabello encrespado. ¿Te suena de algo? Lo sé, es desesperante no poder controlar este tipo de cabello. Da igual el tiempo que le dediques... Basta con un poco de humedad, ¡y al traste todo tu trabajo!

¿Quieres solucionarlo de una vez por todas?

Lo primero que te voy a preguntar es si quieres conservarlo rizado o prefieres el cabello liso. Para cada uno de estos casos voy a darte una solución profesional y una que puedes aplicarte tú misma en casa, para que escojas la que prefieras.

Primer caso: "Lo tengo rizado y encrespado, pero lo quiero liso"

Te gusta liso, pero como lo tienes rizado y encrespado acabas siempre con la plancha en la mano para que te dure algo más. ¿Me equivoco? Sé que a simple vista parece la mejor opción y, sin duda, si te gusta liso, lo es. Por eso ahora prácticamente todos los salones tienen en su carta de servicios los tratamientos con queratina que, durante 3 meses más o menos, te alisan el cabello y te fulminan el encrespado totalmente. El precio está entre 98 y 210€, y se ha convertido en uno de los servicios más demandados.

¿No quieres hacerte ningún tratamiento en la peluquería?

Pues entonces voy a darte 4 pautas muy claras para cuidarlo en casa. Te quedará liso y te durará mucho más.

  1. El champú. ¿Cuál estás utilizando? Es primordial que sea uno específico anti-frizz o antiencrespamiento. Normalmente este tipo de cabellos necesita un extra de hidratación. Lo ideal es que uses un acondicionador también de la misma línea.
  2. Antes de secar el cabello. Procura ponerte algún producto termoprotector que te proteja al pasar la plancha. Si lo quieres liso, es inevitable utilizarla. Pero, cuidado, un mal uso te acabará costando la salud de tu melena.
  3. Elige bien tu plancha. Tienes un sinfín de planchas en el mercado. Yo te aconsejo las planchas con vapor, que te ayudan a cerrar la cutícula del cabello, te lo dejan más brillante, tratado, y harán que te dure el doble que con una plancha tradicional.
  4. Productos aliados. Si quieres, y esto es opcional, puedes utilizar un sérum, para tener un extra de hidratación. Pero, recuerda, jamás debes ponértelo antes de pasar la plancha o lo achicharrarás sin remedio. Por desgracia, siguen siendo muchas las que vienen con las puntas destrozadas al salón por este motivo.

¡Ah! Y no olvides ponerte una vez a la semana una mascarilla muuuuy hidratante. Mi consejo es que te pongas una toalla caliente después de aplicártela y la dejes actuar de 10 a 15 minutos. No necesita más tiempo y el resultado te aseguro que se nota.

Segundo caso: "Lo tengo rizado y encrespado y quiero mantener mi rizo"

¡Me parece una gran idea! En los últimos tiempos, me encuentro con muchas clientas que quieren llevar el cabello rizado pero, como ellas mismas dicen, no hace falta parecer el Rey León.

Hace tan solo unos meses no hubiese tenido una solución permanente para ti. Pero la tecnología avanza rápidamente y las casas comerciales entienden cada vez mejor nuestras necesidades.

Ahora tienes un tipo de terapia con proteínas que, además de fortalecer e hidratar el cabello, te define el rizo y reduce notablemente el encrespado y el volumen. La duración de este tratamiento suele ser de unas 6 semanas más o menos, y su coste oscila entre 90 y 120€.

¿Una solución que no sea un tratamiento profesional?

Aquí tienes 5 consejos para mantener desde casa el rizo bonito y, por supuesto, el encrespado a raya.

  1. Champú hidratante. Puede ser especial para pelos rizados, pero lo importante es que sea muuuy hidratante y especial para cabellos encrespados. También recuerda aplicarte siempre tu acondicionador anti-frizz en cada lavado para conservar al máximo su elasticidad.
  2. Al lavar el pelo. Un consejo que tu cabello agradecerá: cuando te laves el pelo, no lo fricciones. Lo mejor es masajearlo en dirección al suelo. Utiliza el mismo sistema con el acondicionador.
  3. Evita el peine. Utiliza las manos para alisar y desenredar el cabello. Cuando utilizas peines con el cabello mojado, en muchas ocasiones el cabello se rompe con facilidad. Al hacerlo con las manos, con las yemas de los dedos de raíz a punta, además de evitar la rotura ayudas a alinear las cutículas.
  4. Los productos que te convienen. Es aconsejable utilizar una mascarilla dos veces por semana, o cada vez que lo laves, para aportar un extra de hidratación al cabello. En tu caso tampoco puedes prescindir de un gel o una buena crema que te defina el rizo. Eso sí, descarta las espumas que llevan alcohol (acaban resecando el cabello y a largo plazo aumentará tu encrespado). Como producto de acabado, puedes aplicar un aceite capilar siempre que lo necesites, de medios a puntas, como un extra de hidratación.
  5. Puedes secártelo con difusor. Eso sí, a baja potencia. O dejarlo al aire y que se seque solo... A tu gusto. Pero no olvides que si lo tocas mucho en el proceso de secado el cabello se encrespará. Deja que se seque del todo antes de tocarlo y moverlo.

Te animo a que pruebes estos consejos y me cuentes los resultados o las dudas que te surjan. Estoy aquí para ayudarte hasta que consigas el look que estás buscando para tu melena.

Relacionados

Loading...