Antiedad

¡Descúbrelas!

La alternativa al bótox: los 10 cosméticos antiedad más efectivos

¿Quieres hacerte algo pero te dan pánico las agujas? ¡Tenemos buenas noticias! Hay cosméticos de vanguardia que imitan el efecto del bótox. Y, lo mejor, a precios mucho más asequibles.

cosmetica economica mejor que el botox

La inyección de toxina botulínica es el procedimiento médico-estético no invasivo más utilizado en España y en el resto del mundo para combatir las arrugas, según datos obtenidos del Congreso de Medicina y Cirugía Estética IMCAS, uno de los más prestigiosos a nivel internacional.

Ponerse bótox cuesta alrededor de 300€ para una sola zona y dura de 3 a 9 meses, según la fuerza de los músculos tratados y de la manera de gesticular de cada mujer. Piensa que a diario intervienen ¡más de 40 músculos en nuestras expresiones faciales!

Si no eres amiga del bótox…

Sin embargo, existe una gran cantidad de mujeres incapaces de soportar la visión de una aguja, a las que se unen las que temen perder la expresión natural de su rostro, las que no pueden permitirse ese desembolso económico o aquellas que renuncian a depender de un tratamiento periódico para sentirse guapas.

Si te encuentras entre ellas, hoy existen multitud de cosméticos basados en diferentes principios activos que proporcionan un efecto flash de tensado de la piel que, aunque transitorio, se convierte en un digno plan B para las antibótox. ¿Quieres saber cuáles son y cómo funcionan?

1. Argireline, el bótox light

Conocido como bótox light, es un péptido compuesto por proteínas que está revolucionando la cosmética por su elevado poder antiedad y su capacidad rellenadora de arrugas. Es la alternativa tópica a las microinyecciones, ya que modula las dos partes del proceso de contracción muscular previniendo las líneas de expresión facial. El argireline trabaja sobre el mismo complejo proteico que la toxina botulínica, pero inhibe la contracción del músculo sin paralizarlo. En este sentido, los laboratorios están dando pasos de gigante; como Prima-Derm, que han conseguido desestabilizar el complejo SNARE, involucrado en la estimulación muscular.

2. Extracto de veneno de abeja

Fue la mismísima Kate Middleton quien lo puso de moda al confiar en él como tratamiento flash prenupcial. La historia de esta terapia está asociada al médico austriaco Philip Terc, quien descubrió de manera accidental su poder curativo. Tras ser atacado por un enjambre descubrió que su artritis reumatoide mejoraba. Su poder antiinflamatorio, 100 veces superior a la cortisona, lo convierte en un excelente tratamiento pre y postoperatorio, y su acción favorecedora de la circulación tiene un efecto en el rostro al que debe su sobrenombre de “bótox natural”.

La inyección de toxina botulínica (bótox) es el procedimiento médico-estético no invasivo más utilizado en España

3. Sangre de dragón

No. No es un nuevo ingrediente extraído de la serie Juego de tronos, sino un principio activo que se obtiene de la savia roja de un árbol africano llamado de esta manera. Su actividad antioxidante es 20 veces mayor que la de la vitamina C, y su poder antiinflamatorio reduce rojeces e imperfecciones, además de ser un excelente cicatrizante. En contacto con la piel, forma una película protectora que la protege contra el daño ambiental.

4. Veneno de serpiente

La industria cosmética vuelve su mirada ahora al reino animal y vegetal para encontrar en él fórmulas que puedan dar respuesta a este tipo de consumidoras que buscan un potente efecto flash sin recurrir al “pinchazo”. Con este objetivo, algunas empresas han trabajado con el péptido Syn-ake, que imita el efecto paralizante de una especie de serpiente: la víbora del templo. Forma parte de las proteínas bótox-like, que funcionan atenuando las líneas de expresión en boca, frente y alrededor de los ojos causadas por movimientos repetitivos de los músculos faciales.

5. Hidroxiácidos

Son activos capaces de exfoliar suavemente la piel para liberarla de impurezas. Proporcionan más luminosidad y hacen que los productos que se aplican después tengan mayor efectividad. Los más comunes son el glicólico, tartárico, láctico, málico y cítrico. Se incluyen en pequeña concentración para proporcionar una ligera acción peeling día a día.

6. Ácido hialurónico

Imagínate un paisaje árido con grietas. Eso es lo que le ocurre a la piel cuando le falta agua. Si no está bien hidratada, las arrugas se fijan con mayor facilidad. Para combatirlo, el ácido hialurónico es el activo más popular de los últimos años por su innata capacidad para retener el agua. Ahora se habla mucho del ácido hialurónico de diferentes pesos moleculares. ¿Qué significa? Cuando su peso es bajo, atraviesa la piel rellenando desde dentro. Y si es alto se queda en la superficie cutánea evitando la pérdida de agua. Lo ideal es utilizar una mezcla de ambos.

7. Cafeína

Aunque suele estar presente en las fórmulas corporales, los laboratorios también la incluyen en cosmética facial cuando buscan beneficiarse de su acción drenante y capacidad estimulante de la microcirculación. La encontramos sobre todo en contornos de ojos, ya que es capaz de descongestionar la zona, aportando un interesante efecto antifatiga.

8. Proteínas de cereales

Trigo, soja y arroz. Sus proteínas son las grandes tensoras de la cosmética natural, por eso se las ha bautizado también como proteínas lifting. Son capaces de fijarse al instante en la superficie de la piel para producir esa sensación de estiramiento que se mantiene hasta 8 horas. La mayoría de las ampollas flash a las que recurrimos en ocasiones especiales contienen algunos de estos ingredientes, que además tienen el poder de retener la humedad de la piel y aumentar su luminosidad.

9. Vitamina C

Es la reina de los antioxidantes. Tanto, que cada vez que llega un nuevo activo de esta familia al mercado, su garantía de eficacia siempre pasa por medirse con este gran gigante de la belleza antiedad, imprescindible para el crecimiento y la reparación de los tejidos. La piel vuelve a la vida cuando recibe una dosis tópica de esta vitamina legendaria, capaz de recuperar en un instante un rostro fatigado. Por ejemplo, un excelente truco para recuperar la frescura en el rostro tras una larga noche es mezclar un cosmético (una ampolla es lo ideal) a base de vitamina C con otro de efecto tensor con proteínas. No falla, el efecto revitalizante es inmediato.

10. Retinol

Las cremas que contienen este ingrediente, que pertenece a la familia de los retinoides (derivados de la vitamina A), tienen una extraordinaria capacidad de activar la renovación celular, lo que te garantiza “cara de vacaciones” durante todo el año. Es un ingrediente antiedad polivalente que estimula la producción de colágeno y la síntesis de nuevas fibras dérmicas, lo que suaviza la piel y afina las arrugas. Pero también es capaz de combatir las manchas (inhibe la producción de melanina) y de aportar luminosidad. Elige cosméticos que lo contengan encapsulado, lo que significa que va liberando su poder de manera progresiva y constante.

Y desde hace poco, también el bótox en gel

Sin agujas y con el mismo efecto. Las mujeres reacias a los pinchacitos, pero a las que les gustaría probar el efecto del bótox, tienen ahora la oportunidad de probarlo en gel. Se aplica también en consulta y debería hacerlo un médico estético. El efecto es visible a los 3 días y dura algo menos de 3 meses. El Dr. Ricardo Ruiz, jefe de Dermatología de la Clínica Ruber de Madrid, advierte de que “de momento solo está aprobado para el tratamiento de patas de gallo”.

Relacionados

Loading...