No te cortes un pelo

Olga G. San Bartolomé

Soy peluquera profesional desde hace más de 30 años. Mi experiencia me ha enseñado que cada cabello, cada piel y cada cuerpo son diferentes y reaccionan de una manera distinta en cada caso. Como los productos y trucos no funcionan en todas las mujeres igual, os iré contando casos reales con los que me encuentro día a día y las soluciones más efectivas para cada problema.

vuelta al trabajo

Estrés: cómo frenar la caída de pelo por la vuelta al trabajo

En estas primeras semanas de vuelta al trabajo, la caída de cabello ha vuelto a coger un gran protagonismo, y es que el estrés ha provocado que a muchas de nosotras se nos vuelva a caer el pelo más de la cuenta.

Actualizado a

Actualizado a

caida pelo estrés

¿Notas que se te cae mucho el pelo? Lo normal es que se caigan unos 100 pelos al día pero si lo llevas siempre recogido puedes notar que se caen muchos de golpe, algo completamente habitual. Si bien en algunos casos puede coincidir que sea una caída temporal superior a esos 100 cabellos, pasados dos o tres meses deberíamos ver reducida de forma drástica la caída de pelo sin mayores consecuencias. No obstante, hay otros factores que pueden hacer que se nos caiga más el pelo y el estrés que puede provocarnos la vuelta a la rutina y al trabajo tras las vacaciones es el principal.

El estrés puede ser uno de los peores enemigos en la lucha contra la caída de pelo

Efectivamente, un largo periodo de estrés, angustia e inestabilidad emocional como el que estamos viviendo actualmente por la pandemia de covid o simplemente por retomar las rutinas tras las vacaciones, puede provocar lo que se llama un efluvio telógeno agudo. Se trata de una alteración de la fase del crecimiento del pelo, causando una caída de cabello muy llamativa en un periodo de tiempo limitado. En este momento se sincronizan las fases a la telógena, provocando una caída masiva del pelo. Lo bueno es que una vez eliminado el detonante suele pararse y recuperaremos de nuevo todo el cabello.

Para que lo entendáis, los cabellos pueden estar en diferentes fases de crecimiento:

  • Anágena. Esta fase suele durar años, y es cuando más activo está el cabello.
  • Catágena. Periodo de transición que dura dos o tres semanas.
  • Telógena. Y los menos están en fase de reposo, donde el cabello cae. Suele durar de tres a cuatro meses.

Los primeros síntomas

Lo mejor que podemos hacer en esta situación es prestar atención a los cambios que se producen en nuestro pelo.

  • El cabello empieza a afinarse de forma evidente, hasta el punto en que puedes notar una pérdida de densidad antes de que el cabello comience a caer.
  • El cabello se vuelve más fosco y difícil de manejar.
  • Presta mucha atención a los cepillos, almohadas o el desagüe de la ducha. Si detectas más cabellos de lo habitual es hora de analizar qué está pasando.
  • Este tipo de alopecia es general, o sea que suele afectar a toda la cabeza por igual. Se diferencia de la alopecia androgénica que está más localizada en la parte frontal y suele ser provocada por un aumento de las hormonas masculinas.
  • Se ha comprobado que el estrés puede provocar y acelerar notablemente este tipo de alopecia (efluvio telógeno). También afecta en gran medida si tienes mucha tensión muscular en la zona del cuello y cervicales, ya que esta tensión puede bloquear el riego sanguíneo en el cuero cabelludo. Eso hace que los folículos pilosos no reciban suficiente flujo sanguíneo y se debiliten rápidamente hasta llegar a caer.

como combatir el estres 1225

Qué puede producir el estrés

Tal vez creamos que solo las situaciones de tensión, laborales, familiares, económicas o de salud, son las que nos provocan la caída de pelo. Sin embargo, existen otros motivos que pueden provocar que nuestro cuerpo se estrese.

Una dieta extrema donde pasamos hambre y ansiedad, donde contamos cada caloría que ingerimos supone un auténtico estrés tanto para nuestro cuerpo como para nuestra mente. El ejercicio extremo, sin descanso, unido a un mal descanso diario (no dormir bien, o pocas horas) pueden sumarse al estrés diario.

Si utilizas cada día la plancha puedes estar causándole estrés a tu cuero cabelludo igual que si llevas el pelo siempre recogido con mucha tensión. Crearás un estrés capilar importante que hará que el cuero cabelludo se vuelva más rígido, provocando una falta importante de riego en esa zona. Estar en posturas que nos creen tensión en la zona cervical también puede ser perjudicial en este sentido.

Qué podemos hacer

Evita las tensiones y el estrés. Esto sin duda es mucho más fácil decirlo que hacerlo, pero si encontramos la manera de restarle fuerza a esos momentos, podremos reducir la caída de pelo. Aquí tienes algunas ideas que te pueden ayudar:

  1. Organiza tus tareas de forma que te quede tiempo para hacer esas cosas que te gustan y relajan. Creedme que cuando una está relajada y bien, todo mejora en nuestro cuerpo y la caída de pelo también.
  2. Una buena dieta equilibrada y completa.
  3. Masajea el cuero cabelludo a diario, para que esté relajado y el riego sanguíneo fluya y los nutrientes lleguen bien al cabello y se mantenga saludable.
  4. Sí o sí, utiliza un producto anti-caída, pero sobre todo sé constante durante dos o tres meses. Estos productos además de reducir más rápido la caída del cabello, sirven para acelerar el proceso de crecimiento y recuperar antes el cabello que hemos perdido.

Si con estos consejos la pérdida de cabello no mejora y observas que se prolonga, acude al dermatólogo.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?