Recetas de arroz y pasta

Sanos y equilibrados

Lacitos con verduras

Si buscas una combinación sana y equilibrada, que te aporte energía y te llene al mismo tiempo, pero sin perder la línea, este es tu plato

Receta de lacitos con verduras
Ingredientes:
240 g de lazos
1 calabacín
1 pimiento rojo
1 berenjena
1 cebolla
2 tomates
2 ajos
Perejil
Cebollino
60 g de aceitunas verdes sin hueso
Aceite de oliva
Sal

Los lacitos con verduras son uno de esos platos que lo tienen todo. La energía de la pasta y los beneficios y el poder saciante de las verduras. Encajan a la perfección si eres vegetariana o tienes algún invitado que lo es. Y como están riquísimos tanto recién hechos como fríos, se pueden dejar preparados para cuando no tienes tiempo de cocinar o para el tupper del trabajo, de un día de playa, de una excursión por el monte... En la nevera de Clara nunca faltan.

Cómo prepararlo paso a paso

  1. Lavar y cortar. Lava la berenjena y el calabacín y despunta ambos. Limpia el pimiento de semillas y nervaduras y lávalo también. Corta las tres hortalizas en daditos muy pequeños. Y pela y pica la cebolla y los ajos
  2. Sofreír. Sofríe primero la cebolla y los ajos en un hilo de aceite durante unos 5 minutos. Después, agrega el pimiento y sofríelo durante otros 5 minutos. Añade luego el calabacín y la berenjena y sofríe 5 minutos más.
  3. Completar el acompañamiento. Incorpora los tomates lavados y rallados y las aceitunas escurridas y picadas. Remuévelo todo, sazona y deja cocer 10 minutos. Retira y, una vez fuera del fuego, espolvorea con el perejil picado.
  4. Cocer la pasta. Cuece los lacitos según las instrucciones del productor. Para que no se pegue, puedes añadir al agua de cocción un poco de aceite.
  5. Mezclar y servir. Una vez cocida, escurre la pasta y mézclala con el pisto de verduras. Repártela en los platos y decora con unas hojitas de perejil y unos tallos de cebollino picados.

TrucoClara

Ideas para personalizar la receta

Para que el plato sea mucho más ligero, puedes prescindir de las aceitunas, que son muy calóricas. Por el contrario, si te interesa potenciar su sabor, puedes mezclar aceitunas verdes con negras.

Y si eres vegetariana y necesitas un plato más completo, puedes añadirle un puñado de garbanzos cocidos o cacahuetes que le aportarán un plus de proteínas vegetales y toda la energía que necesitas.

Calabacín, ideal para desinflarte

Además de aportar muy pocas calorías (tan solo 15 cal/100 g), tiene propiedades drenantes que ayudan a combatir la retención de líquidos. Sin embargo, ten en cuenta que el calabacín absorbe mucho el aceite, así que, si no quieres sumar calorías por otro lado, cocínalo hervido, a la plancha o asado a fuego lento con muy poca grasa.

Relacionados

Loading...