Todas las claves

Ahorra hasta 571 euros en calefacción al año

Reduce la factura de la calefacción aislando bien la casa y con otros trucos muy, muy sencillos que te contamos.

calefaccion ahorrar dinero hogar

¿Sabías que te puedes ahorrar un montón de euros al año con solo cambiar algunas cosas de casa? Pues así es. Tomando como referencia un piso de 90 m2 con 25 años de antigüedad con calefacción por gas natural y el clima de Madrid, hemos calculado que se pueden ahorrar hasta 571€ en la factura anual teniendo en cuenta las siguientes claves.

Cerrar los radiadores que no usas. Ahorro: 55€

Mantener los radiadores abiertos en habitaciones que no se usan o se usan poco –como, por ejemplo, los dormitorios que solo se usan de noche– es una importante fuente de gasto. Lo ideal es cerrar la llave de los radiadores que hay en estas habitaciones, y cerrar bien sus puertas y ventanas para que el calor de las otras partes de la casa no se cuele por ellas. Además, no te pierdas estos consejos para calentar la casa sin tener que poner la calefacción.

Aislar bien puertas y ventanas. Ahorro: 103€

¿Puedes oír el aire silbar a través de puertas y ventanas o notas el aire que se cuela por ellas? Las puertas y ventanas son dos de los principales puntos por los que se escapa el calor de una casa. Lo recomendable es localizar los puntos por donde se filtra el aire frío y colocar en ellos burletes o sustituirlos por nuevos si ya están muy gastados.

Instalar ventanas con doble cristal. Ahorro: 55€

Muchas casas todavía conservan ventanas con cristal simple. Lo ideal es instalarlas con doble cristal, ya que una cuarta parte de la energía producida en los hogares se destina a cubrir lo que se pierde por las rendijas de las ventanas. Aunque cambiarlas supone un gasto, es una buena inversión a largo plazo, ya que pueden reducir estas pérdidas en un 50%.

Renovar la caldera. Ahorro: 200€

Las calderas convencionales son mucho menos eficaces que las de condensación, la nueva tendencia en calefacción. Es cierto que son bastante más caras que las calderas convencionales, pero también son más eficaces y ecológicas –permiten un ahorro de un 30% de energía– y a largo plazo acabas rentabilizando su coste, al tiempo que cuidas del medio ambiente.

Radiadores con termostato. Ahorro: 68€

Las válvulas manuales solo permiten abrir y cerrar el radiador. Las termostáticas, en cambio, controlan la temperatura de forma individual. Así puedes ajustar la temperatura de cada radiador según la estancia en la que se encuentre. Si puedes optar por este tipo de válvulas a la hora de planificar la calefacción, no lo dudes.

Apagar la calefacción cuando no estás. Ahorro: 90€

Dejar la calefacción encendida para que la casa no se enfríe es uno de los errores más comunes. Si lo que quieres es que cuando llegues del trabajo o te levantes por la mañana tu casa esté calentita, instala un termostato programable. No suelen costar más de 100€ y permiten fijar la hora de encendido y apagado, así como la temperatura. Por lo que a la larga acabas ahorrando.

Relacionados

Loading...