¡Pruébalos!

10 trucos para ahorrar en la factura de la luz

¿Cuando llega la factura te da un patatús? Aquí tienes los trucos de los mejores expertos para evitar que la factura se dispare.

ahorrar luz mujer revisando facturas calculadora. 1. Contratar la potencia adecuada

1. Contratar la potencia adecuada

Para saber qué potencia necesitas, lo recomendable es leer las instrucciones de los electrodomésticos para saber cuánto gastan en funcionamiento. Coge la calculadora y suma el consumo de los aparatos que sueles tener encendidos al mismo tiempo, añade un margen para la iluminación y otros aparatos de pequeña potencia. El resultado es la potencia real que necesitas. ¿Está cerca de la que contratas?

1 / 10

ahorrar luz reloj cocina. 2. Usar la tarifa con discriminación horaria

2. Usar la tarifa con discriminación horaria

Este tipo de tarifa establece dos periodos de consumo, cada uno con su precio: las horas punta (de las 12 del mediodía a las 10 de la noche en invierno y de la 1 de la tarde a las 11 de la noche en verano) y las horas valle (el resto). Es en estas horas valle cuando puedes ahorrar un 47% aproximadamente respecto a la tarifa base.

2 / 10

ahorrar luz dormitorio cama taburete enchufe interruptor lampara. 3. Revisar la instalación eléctrica

3. Revisar la instalación eléctrica

Según la Plataforma para la Rehabilitación de la Instalación Eléctrica (PRIE), mantener en buen estado el sistema eléctrico doméstico (interruptores, enchufes, conexiones...) puede ahorrar a los españoles un total aproximado de 2.400 millones de euros al año. Recuerda que en el caso de una vivienda nueva es obligatorio hacer una revisión al menos cada 10 años; y si la casa tiene más de 25 años de antigüedad, cada cinco.

3 / 10

piel gestos que la estropean luz led. 4. Usar bombillas LED

4. Usar bombillas LED

Según la compañía Acciona, alrededor de un 25% de la energía que se consume en un hogar va destinada a la iluminación, y el uso de este tipo de bombillas puede ser muy beneficioso. Entre sus ventajas encontramos que tienen una duración aproximada de 70.000 horas, con lo que duran mucho más y logran el 100% de su rendimiento desde que las enciendes. Además, las LED no contienen ningún elemento tóxico.

4 / 10

organizar zona estudio rincon dormitorio. 5. Adaptar la decoración

5. Adaptar la decoración

Puedes adaptar la decoración a la temperatura y así reducir el uso de la calefacción y el aire acondicionado. En invierno escoge alfombras y tapicerías de lana, cortinas gruesas y rodapiés en las puertas. En verano, decántate por tejidos ligeros de algodón o gasa.

5 / 10

ahorrar luz mujer abriendo la nevera. 6. Vigilar con la nevera

6. Vigilar con la nevera

La nevera es el electrodoméstico que más consume, pero muchas veces nos fijamos en sus consumos a puerta cerrada y olvidamos que cuando más gasta es cuando la puerta está abierta. Abre y cierra rápido para evitar un consumo elevado. Recuerda que si está medio llena consume más que si está llena del todo, pues los alimentos ya enfriados mantienen la temperatura baja.

6 / 10

mueble de televisor y cesto con mando. 7. Desconectar los aparatos

7. Desconectar los aparatos

Si apagas el televisor con el mando a distancia puede seguir consumiendo, por eso es importante desconectar del todo los electrodomésticos al finalizar su uso para ahorrar en tu factura. Tenerlos en modo stand by gasta. Menos que hace unos años, eso sí, pero es un gasto absurdo al fin y al cabo.

7 / 10

trucos de limpieza horno microondas cocina. 8. Elegir bien los electrodomésticos

8. Elegir bien los electrodomésticos

Es importante escoger aquellos de mayor eficiencia energética (A, A+, A++), que consumen de media un 55% menos de energía. Acuérdate cuando te toque renovar alguno y decántate por los más eficientes. Puede que sean un pelín más caros en ocasiones, pero a la larga salen más baratos.

8 / 10

ahorrar en vacaciones habitacion con aire acondicionado. 9. Ahorra con el aire y la calefaccción

9. Ahorra con el aire y la calefaccción

Modera la temperatura del aire acondicionado y de la calefacción. Por cada grado por encima de los 20º, la calefacción consume entre un 5% y un 7% más de energía. En el caso del aire acondicionado, cada grado por debajo de los 25º implica un 8% más de energía aproximadamente.

9 / 10

ahorrar luz mujer planchando ropa palncha. 10. Vigilar con la plancha

10. Vigilar con la plancha

En lugar de planchar unas pocas piezas sueltas en cada ocasión, plancha la mayor cantidad posible de una sola vez, ya que de lo contrario multiplicas el consumo de electricidad. Comienza por la ropa que requiere menos calor, y deja para el final la que necesita más.

10 / 10

En los últimos años, las tarifas eléctricas han alcanzado unos valores tan altos que se han convertido en un lastre para la mayoría de las familias. Aunque no tenemos capacidad para negociar el precio de la luz, sí que hay pequeños trucos que te pueden ayudar. Aquí tienes 10 consejos de experto para que la factura de la luz no tire por tierra tu economía.

1. Contratar la potencia adecuada

A la hora de escoger la tarifa eléctrica, a veces por desconocimiento se suele contratar una potencia superior a la necesaria, lo que conlleva una mayor factura a final de mes. Para saber qué potencia necesitas, lo recomendable es leer las instrucciones de los electrodomésticos para saber cuánto gastan en funcionamiento. Suma el consumo de los aparatos que sueles tener encendidos al mismo tiempo, añade un margen para la iluminación y otros aparatos de pequeña potencia. El resultado es la potencia real que necesitas. ¿Está cerca de la que contratas?

2. Usar la tarifa con discriminación horaria

Este tipo de tarifa establece dos periodos de consumo, cada uno con su precio: las horas punta (de las 12 del mediodía a las 10 de la noche en invierno y de la 1 de la tarde a las 11 de la noche en verano) y las horas valle (el resto). Es en estas horas valle cuando puedes ahorrar un 47% aproximadamente respecto a la tarifa base. Te interesa sobre todo si la calefacción y el agua caliente de tu casa dependen de la energía eléctrica y si eres capaz de concentrar más del 35% del consumo general en las horas valle.

3. Revisar la instalación eléctrica

Según la Plataforma para la Rehabilitación de la Instalación Eléctrica (PRIE), mantener en buen estado el sistema eléctrico doméstico puede ahorrar a los españoles un total aproximado de 2.400 millones de euros al año. Recuerda que en el caso de una vivienda nueva es obligatorio hacer una revisión al menos cada 10 años y si la casa tiene más de 25 años de antigüedad, cada cinco.

4. Usar bombillas LED

Según la compañía Acciona, alrededor de un 25% de la energía que se consume en un hogar va destinada a la iluminación, y el uso de este tipo de bombillas puede ser muy beneficioso. Entre sus ventajas encontramos que tienen una duración aproximada de 70.000 horas, con lo que duran mucho más y logran el 100% de su rendimiento desde que las enciendes. Además, las LED no contienen ningún elemento tóxico.

5. Adaptar la decoración

Antes las casas tenían habitaciones que se usaban en función de la estación del año: las del sur, en invierno; y las del norte, en verano. Actualmente es más difícil mover habitaciones cada seis meses, pero puedes adaptar la decoración a la temperatura y así reducir el uso de la calefacción y el aire acondicionado. En invierno escoge alfombras y tapicerías de lana, cortinas gruesas y rodapiés en las puertas. En verano, decántate por tejidos ligeros de algodón o gasa.

6. Vigilar con la nevera

La nevera es el electrodoméstico que más consume, pero muchas veces nos fijamos en sus consumos a puerta cerrada y olvidamos que cuando más gasta es cuando la puerta está abierta. Abre y cierra rápido para evitar un consumo elevado. Recuerda que si está medio llena consume más que si está llena del todo, pues los alimentos ya enfriados mantienen la temperatura baja.

7. Desconectar los aparatos

Si apagas el televisor con el mando a distancia puede seguir consumiendo, por eso es importante desconectar del todo los electrodomésticos al finalizar su uso para ahorrar en tu factura. Tenerlos en modo stand by gasta. Menos que hace unos años, eso sí, pero es un gasto absurdo al fin y al cabo.

8. Elegir bien los electrodomésticos

Es importante escoger aquellos de mayor eficiencia energética (A, A+, A++), que consumen de media un 55% menos de energía. Acuérdate cuando te toque renovar alguno y decántate por los más eficientes. Puede que sean un pelín más caros en ocasiones, pero a la larga salen más baratos.

9. Ahorrar con la calefacción y el aire

Modera la temperatura de la calefacción y el aire acondicionado. Por cada grado por encima de los 20º, la calefacción consume entre un 5% y un 7% más de energía. En el caso del aire acondicionado, cada grado por debajo de los 25º implica un 8% más de energía aproximadamente. Descubre más trucos para ahorrar en calefacción este invierno.

10. Vigilar con la plancha

En lugar de planchar unas pocas piezas sueltas en cada ocasión, plancha la mayor cantidad posible de una sola vez, ya que de lo contrario multiplicas el consumo de electricidad. Comienza por la ropa que requiere menos calor, y deja para el final la que necesita más.

Si quieres saber más, descubre todos nuestros artículos sobre cómo ahorrar energía en casa.

Relacionados

Loading...