Ser feliz con Rafa Santandreu

No tengo deseo sexual... ¿soy normal?

Soy un chico de 22 años y no tengo ningún deseo de sexo. Me gustan las chicas y me he enamorado de alguna, pero eso no hace que quiera hacer el amor con ellas. ¿Soy normal?

falta deseo sexual

Soy un chico de 22 años y no tengo ningún deseo de sexo. Me gustan las chicas y me he enamorado de alguna, pero eso no hace que quiera hacer el amor con ellas. Lo he hecho, pero la verdad es que prefiero ver una peli o mil otras cosas. ¿Soy normal?

¡Por supuesto que eres normal! En la naturaleza existen muchas variedades de todo y eso hace que la vida sea más interesante. Por ejemplo, hay personas con los ojos azules. Son menos de un 5% de la población mundial, pero bien hermosos que son. Los ojos marrones, verdes o del color que sea, también son bellos. Sería muy aburrido que todos fuésemos clones idénticos.

Por lo que cuentas, parece que eres de un grupo minoritario de personas llamadas alosexuales o asexuales, que no sienten impulso sexual de ningún tipo. Todavía no sabemos por qué sucede, pero seguramente es debido a una disposición diferente del grupo de neuronas que regula el deseo sexual. Algunos autores creen que hay un 1% de personas asexuales dentro del conjunto de la población.

Si es así, no tienes de qué preocuparte en absoluto ni esconder tu condición. Todo lo contrario, enarbolarla con orgullo, porque todos somos diferentes y maravillosos. En la vida, todo tiene ventajas y desventajas, y saber aprovechar lo bueno de las cosas es una de las claves de la felicidad.

Yo he conocido personalmente a varias personas alosexuales y siempre me han comentado que les ayudó mucho integrarse en un grupo de personas con esta tendencia. En España, ya existen varios y hacen una gran labor a la hora de dar a conocer y normalizar la cuestión.

Pero déjame que haga hincapié en una última cosa. También he conocido a alguna persona que pasó por un periodo de pretendida asexualidad porque no aceptaba su homosexualidad. Eso también sucede. Las personas podemos negar nuestro deseo hasta esos extremos. Por eso, te animo a que primero descartes esa posibilidad. Un psicólogo te podría ayudar a eliminar prejuicios si ese fuese el caso.

Relacionados

Loading...