Test

Mejor prevenir

Test: ¿Tu caída de cabello es preocupante?

La pérdida de pelo es un problema muy común. Descubre con nuestro test cuándo puede ser preocupante y cómo ponerle remedio.

Chica pelo fino

Las principales razones por las que se cae el pelo

El otoño, época en la que pensamos cómo reparar nuestro cabello de los estragos del sol o cuando nos planteamos un cambio de look, es también el momento en que muchas nos percatamos de que se nos cae más pelo de lo habitual. Y es que la caída del cabello es un hecho cada vez más frecuente en la sociedad actual. Muchas personas lo relacionan con la estación del año o con cambios hormonales, pero no son las únicas causas. De hecho, el 25% de las mujeres padecen algún tipo de alopecia según indican los estudios científicos, aunque no en todos los casos es alarmante.

Se considera normal una caída de entre 50 y 100 cabellos diarios, sobre todo en los cambios de estación

¿Por qué se cae el pelo?

Te presentamos algunas de las situaciones más frecuentes que propician la alopecia. Si te identificas con alguna de ellas, te damos las claves para que abordes el problema con éxito.

Chica pelo secado

Razón 1: Culpa del otoño

El cabello se renueva de forma más evidente dos veces al año, en las estaciones de primavera y otoño.

  • El pelo se “aletarga”. Ocurre algo similar a la muda de pelo o plumas de algunos animales. A causa del calor y los rayos UV, los cabellos crecen más rápido durante el verano. Sin embargo, al llegar el otoño las raíces detienen su actividad –es decir, dejan de fabricar pelo–, entran en fase de reposo y el pelo ya formado se desprende.
  • Fenómeno pasajero. Los cabellos que caen son antiguos, pero la densidad capilar no disminuye porque hay un equilibrio entre el cabello que cae y el que nace. Es un proceso que dura de 3 a 4 semanas. Después, se detiene espontáneamente, las raíces “despiertan” y el cabello vuelve a salir.
  • Un pequeño empujón. En este caso la caída masiva no significa que haya un problema capilar. Por lo tanto, no es necesario adoptar medidas, ya que se soluciona sola, al cabo de un mes. Eso sí, solo las personas mayores o con poco pelo son las que deberían preferentemente seguir un tratamiento regenerador (loción o cápsulas) durante los cambios de estación, en otoño y primavera, a modo de prevención.
  • Los activos que mejor funcionan son los estimulantes de la microcirculación, como cafeína, ortiga, árnica, ginseng; las vitaminas, sobre todo del grupo B, E y biotina; los minerales, como el hierro, silicio y zinc; y aminoácidos con azufre (cistina, metionina).

mujer comiendo tostada con vegetales

Razón 2: Algunos hábitos favorecen la caída

En ocasiones, lo que parece ser la caída de cabello propia del otoño esconde algún trastorno del organismo. Si notas que tu cabello empieza a caer de repente, de forma exagerada –incluso mechones– y afecta a todo el cuero cabelludo, lo más seguro es que estés sufriendo una caída de cabello reaccional. El problema es que, como los pelos no caen hasta que empiezan a salir los nuevos, la caída se aprecia al cabo de 1-3 meses. Por eso, a veces cuesta identificar el origen. Las causas más comunes que pueden propiciar alopecia son:

  • El estrés puntual o continuado, y las situaciones traumáticas, como la muerte de un familiar.
  • Diversas enfermedades: anemia, hipo e hipertiroidismo, diabetes; la fiebre prolongada e intervenciones quirúrgicas.
  • Algunos medicamentos para la depresión, la hipertensión, el colesterol y la retirada brusca de los anticonceptivos orales, entre otros. Si es la reacción a un fármaco el problema, sustitúyelo por otro con la misma acción.
  • Las dietas muy restrictivas, con carencia de vitaminas y minerales esenciales. Como la alopecia puede durar varios meses, hasta que no se soluciona la causa que la origina, la mejor medida es hacerte un análisis de sangre y/u hormonal para comprobar los niveles de hierro y tirosina. En caso necesario, el dermatólogo recomendará el tratamiento más adecuado si hay anomalías.

me pueden despedir estando embarazada

Razón 3: Después del embarazo

La alopecia se debe en ocasiones a una causa perfectamente identificada, como la alteración hormonal que se sufre en el período de gestación. Y es que durante el embarazo, los niveles de estrógenos aumentan, por lo que los cabellos se mantienen en crecimiento durante más tiempo. Después del parto o del período de lactancia, hay un reajuste hormonal y caen los cabellos que no se habían desprendido durante los meses de embarazo. La caída puede ser moderada o abundante, según los casos, y afecta a todo el cuero cabelludo, aunque se nota más en la parte frontal. Los cabellos que caen son gruesos y largos. Aparece de 2 a 3 meses después del parto o la lactancia y suele cesar al cabo de 2 o 3 semanas. Para mejorar, además de aplicar productos capilares de venta en farmacias, conviene tomar un nutricosmético o suplemento alimenticio con sustancias especialmente nutritivas (vitaminas, minerales y aminoácidos) para reforzar el estado debilitado del resto de la melena.

Razón 4: El paso del tiempo propicia la caída

La pérdida de cabello es muy frecuente que aparezca con el paso del tiempo. Afecta al 30% de las mujeres mayores de 50 años, durante la menopausia. Según envejecemos, los folículos pierden la capacidad de fabricar pelo y este crece más lento. Además, a partir de la menopausia disminuyen las hormonas femeninas (estrógenos), mientras que se mantienen las masculinas (andrógenos). De ahí que disminuya la cantidad de cabello y este se distribuya según un patrón masculino.

  • Cabello más fino. La alopecia se aprecia especialmente en la parte superior de la cabeza. Se marcan “las entradas” y retrocede la línea de implantación del cabello en la frente. Los pelos que caen son de distinto grosor y la densidad capilar disminuye. Por otra parte, curiosamente, en el mentón, la zona del bigote y las mejillas aumenta la cantidad de vello.
  • Estimula el riego. Esta situación puede ser indefinida si no se sigue un tratamiento específico para poder contrarrestarla. El minoxidilo es uno de los activos que mejor funcionan. Este principio al 2% (20 gotas, 2 veces al día) es un vasodilatador local que activa el riego capilar y estimula las raíces para que el cabello nazca con más vigor.
  • Cosmética. Los champús y lociones capilares antiedad que incluyen ingredientes nutritivos, antioxidantes y suavizantes del cabello son un excelente complemento del minoxidilo. Conviene utilizar mascarillas nutritivas, que protejan y calmen la piel, ya que el cuero cabelludo es más fino y el pelo se muestra reseco y deshidratado a causa de los cambios hormonales.
  • Las prótesis capilares (parciales o totales) de última generación son muy discretas. Se confeccionan con cabello natural y se tiñen del color deseado. Es una buena opción para aquellas mujeres con alopecia muy severa y que no quieren recurrir a microinjertos.

Razón 5: Exceso de hormonas masculinas

La pérdida en los casos de alopecia androgenética –conocida también como calvicie masculina– es poco abundante, pero prolongada en el tiempo.

  • Herencia familiar. Aunque la caída puede tener los mismos síntomas que en la menopausia, algunas veces la alopecia puede estar ocasionada por exceso de hormonas masculinas como la testosterona o por predisposición genética. En estos casos, suele ir acompañada de exceso de grasa, tirantez y dolor en el cuero cabelludo.
  • Retarda su aparición. Si tienes antecedentes familiares (padre, madre, abuelos, hermanos) con el mismo problema, lo mejor es iniciar el tratamiento a partir de la pubertad para retardar su aparición.
  • ¡Ojo! Evita los minerales y las vitaminas, porque aunque vayan bien para otros tipos de alopecia, en este caso aceleran los ciclos del cabello y estos entran en fase de caída.
  • Los extractos vegetales de sabal, calabaza, pino, romero y lúpulo son los más adecuados, porque frenan la enzima 5-alfa reductasa, encargada de activar la hormona testosterona.
  • Los antioxidantes (resveratrol, té verde), los seborreguladores (zinc) y los aminoácidos azufrados también son adecuados, porque aumentan la resistencia del cabello que se está formando.
  • Las lociones con antiandrógenos o con un vasodilatador local (minoxidilo) son necesarias cuando la alopecia está avanzada.
  • Evita obsesionarte con el problema. Aunque la alopecia afecta negativamente a la autoestima y provoca ansiedad, se ha comprobado que estos estados agravan aún más la caída de cabello.

Verdades y mentiras sobre la caída del cabello

  1. Si lo lavas a diario cae más. Falso: la gente que se lava menos el cabello por este motivo solo consigue que este se desprenda al desenredarlo, tocarlo, etc.
  2. Cortándolo a menudo cae poco. Falso: el pelo cae desde la raíz y la longitud del tallo capilar no influye. pero si el cabello es corto parece que cae menos.
  3. Fumar empeora la alopecia. Verdadero: el tabaco altera los niveles hormonales, destruye los folículos pilosos y hace que se ralentice la microcirculación.
  4. Dormir poco puede provocarla. Verdadero: el cabello crece durante la noche y si la persona sufre insomnio puede alterar esta fase de renovación capilar.

Actualizado el

    Tu resultado es:

    Relacionados

    Loading...