Ser feliz

Rafa Santandreu

Soy psicólogo por la Universidad de Barcelona y me dedico al trabajo con pacientes, a la formación de profesionales de la salud y a la divulgación de la psicología dando conferencias. Soy autor del best seller “El arte de no amargarse la vida” y de "Ser feliz en Alaska", mi último libro. Desde aquí, cada semana responderé a vuestras consultas. ¿Mi objetivo? Que podáis ser felices en cualquier situación, incluso contra viento y marea.

¿Qué hago si estoy desmotivada y no tengo ilusión por nada?

Me encuentro bien, tengo un trabajo estable y hago lo que me gusta, pero... a veces me siento chafada y desmotivada, ¿es normal?

Actualizado a

Actualizado a

desmotivacion

Tengo 42 años y vivo sola, no tengo pareja ni hijos. En general me encuentro bien, tengo un trabajo estable y hago cosas que me gustan; pero a veces me siento muy chafada, como con poca ilusión, ¿es normal? Me da miedo deprimirme.

Sí, es normal sentir algunos cambios en el estado de ánimo aunque si son muy intensos y muy frecuentes sí que te diría que hablaras con un psicólogo. Esto que comentas no es depresión, solo poca motivación.

He conocido a personas en una situación como la tuya y creen que si tuvieran otras condiciones, como pareja o niños, se sentirían muchísimo mejor. Pensar así es pensar de forma poco sana y limitante. Es poner condiciones muy estrictas a la capacidad de estar bien y felices. El bienestar reside en nuestra forma de pensar, es decir, nuestra forma de contarnos lo que nos pasa.

Entrena el agradecimiento. Saber dar gracias es una gran habilidad y la podemos fortalecer.

Hay que ser capaces de poder valorar lo cotidiano, apreciar lo que tenemos y sobre todo quiénes somos. Para ello hay un ejercicio que recomiendo que es imaginarse absolutamente feliz, con la sensación de que todo está en orden, que en todas las áreas de la vida nos va todo genial: en el trabajo sientes que disfrutas y que rindes como te gusta, con los amigos sientes que hay una buena relación, con la familia estás muy a gusto y te sientes muy querida, tú te sientes sana, guapa, fuerte y con muchas ganas de vivir…, todo fluye. Lo llamo la visualización de la vida plena. Imagínate en esa situación y de forma natural seguramente te salga una sonrisa, puedes hacerlo. Conecta con tu capacidad de amar la vida y a los demás.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?