Cuándo deberías preocuparte

¿Se te cae mucho el pelo?

La caída del pelo quita el sueño a muchas de las mujeres que vienen a verme al salón de peluquería. En mi post descubrirás cuándo se puede considerar normal y cuándo es necesario buscar una solución a medida.

olga san bartolome caer pelo cambio estacion

Lo primero que conviene saber es que la media normal es perder de 150 a 200 cabellos al día. Así que no pasa nada si cada día te encuentras cabellos en el cepillo cuando te peinas o en el filtro del desagüe cuando te lavas el pelo.

Cuando estas cantidades se disparan considerablemente es cuando conviene acudir a un profesional para que averigüe qué es lo que está sucediendo. Hoy nos centraremos en dos casos que me he encontrado recientemente, los de Esther y Sara, dos mujeres que sufren caída de cabello por diferentes causas.

Esther, una mujer estresada

Abogada, 45 años, casada y madre de tres niños pequeños. A Esther se le disparó el nivel de estrés hace unos meses, cuando en su empresa hubo reducción de plantilla y tuvo que asumir trabajo extra.

Lógicamente tuvo que aumentar las horas en el despacho, pero como aun así no llegaba, acabo llevándose trabajo a casa. A esto le tenemos que agregar la mala alimentación que seguía los últimos meses por falta de tiempo.

Esther padecía un cuadro de estrés y nervios muy acusado, hasta el punto de que le afectó al cabello, provocándole una caída abundante.

¿Qué podía hacer Esther?

Está claro que la solución pasaba por bajar el ritmo en su trabajo, pero todas sabemos que es más fácil decirlo que hacerlo. Así que lo primero que le recomendé es que controlara su alimentación. La falta de nutrientes, vitaminas y minerales en nuestro cuerpo puede provocar problemas de caída del cabello.

Aquí tienes algunos ejemplos de vitaminas que no pueden faltar para tener un cabello saludable.

  • Vitamina A. Fundamental para la prevención de los problemas del cuero cabelludo. Presente en alimentos como la zanahoria, la calabaza, los huevos, etc.
  • Vitamina B5. Es una de las mejores para el pelo, ya que combate la alopecia y ayuda a frenar la caída del cabello. Es conocida también como ácido pantoténico. La puedes encontrar en el hígado de pollo, el salmón, las semillas de girasol, los productos lácteos y los cereales integrales.
  • Vitamina C. Esta te ayuda a que el cabello crezca saludable y fuerte, además de aportar antioxidantes para garantizar que se mantenga joven por más tiempo.

Y en cuanto a los minerales, no se debe bajar la guardia con los siguientes para evitar la caída del pelo:

  • Zinc. Presente en ostras, chocolate negro, carne roja, cacahuetes, etc.
  • Ácido linoleico. En los aceites de girasol, maíz, soja… Y también en las verduras, frutos secos, cereales, semillas, huevos y pescados.
  • Magnesio. Lo contienen los frutos secos, acelgas y espinacas, albaricoques, soja, salvado de trigo, de avena o de arroz, y chocolate negro.

Después de tomar conciencia de una correcta alimentación, es muy importante recurrir a productos que ayuden a frenar la caída.

Hablando con Esther, le comenté que en el mercado existen muchos productos enfocados a frenar la caída del cabello. Y en su caso le recomendé un seguimiento en el salón, con marcas profesionales de peluquería con las que trabajo habitualmente.

Por último, aunque no por ello menos importante, le aconsejé practicar alguna técnica de relajación (meditación, yoga, taichí), ya que ayudan mucho en las situaciones de estrés.

Sara, caída de pelo estacional

Sara es una mujer de 32 años, soltera. Trabaja en un colegio y su mayor afición es la natación. Cuando llegó a la peluquería estaba muy preocupada porque se le repetía la caída de pelo que había sufrido en otoño.

Como a Sara, en los cambios de estación y sin previo aviso a muchas mujeres se les empieza a caer el cabello de forma brusca. Dependiendo de cada persona será más o menos abundante. Pero la buena noticia es que suele detenerse de forma espontánea al cabo de tres semanas o un mes.

Sobre todo, ante la duda, hay que descartar problemas de salud, que no haya anemia, que funcione bien la tiroides, etc. Si te encuentras bien, la caída estacional tiene fácil solución.

Recomendaciones para Sara

En este caso no le recomendé ningún producto anticaída, pues al ser temporal no era necesario. Al realizar el diagnóstico con la microcámara, detecté una ligera descamación en el cuero cabelludo y una sequedad excesiva en el cabello provocada por el cloro de la piscina. Por lo que cambiamos el champú y acondicionador que estaba utilizando.

Le recomendé un champú sin sulfatos ni parabenos de una gama orgánica, acompañado de su acondicionador para cabellos con falta de hidratación. Y para completar el tratamiento, también se llevó una mascarilla para utilizarla una vez a la semana. Esta le equilibrará el cuero cabelludo y aportará un extra de hidratación a su cabello.

Aparte de los casos de Esther y Sara, existen otras razones por las que el cabello puede caer. Cambios hormonales, tiroides, posparto y menopausia son algunos y prometo tocarlos todos y cada uno de ellos en próximos post.

Por supuesto, no dudes en acudir a tu dermatólogo o, mejor aún, a un tricólogo (especialista en los problemas del cabello y del cuero cabelludo) para que te haga un diagnóstico y así poder abordar el problema con éxito.

¡Sorpréndete!

Lo que nunca te han contado sobre el cabello:

  • La densidad capilar habitual es de entre 250 y 400 cabellos por centímetro cuadrado.
  • El diámetro de cada cabello es de 40 a 100 micras.
  • El crecimiento suele ser de 1 a 1,5 cm al mes.
  • La densidad del cabello va cambiando con la edad: un recién nacido tiene 1.100 cabellos por centímetro cuadrado; en la adolescencia se tienen unos 600; a los 40 años, unos 400; y a los 70 años, unos 200.

Relacionados

Loading...