Buenos y malos augurios

Lo que te da buena suerte... ¡y lo que te la quita!

Tanto si eres supersticiosa como si no, no te pierdas el top ten de las cosas que dan buena o mala suerte y por qué.

buena mala suerte mujer soplando diente leon. Los dientes de león

Los dientes de león

Hay varias supersticiones relacionadas con los dientes de león. Se utilizan para pedir deseos soplando las semillas de la flor (tal y como se hace también cuando se te cae una pestaña y la soplas después de ponerla sobre la mano o el dedo). También hay quien los usa para saber cuánto durará un amor. Es tan sencillo como soplar y contar el número de bastoncitos que quedan intactos, estos indican los años que durará el romance. 

1 / 21

cruzar dedos yoga. Cruzar los dedos

Cruzar los dedos

En la antigüedad se creía que cruzar los dedos alejaba a los malos espíritus. También se solían cruzar los dedos con los de otra persona, formando una cruz, para pedir conjuntamente un deseo. Y poco a poco, se fue simplificando hasta extenderse lo de cruzar los dedos de una misma mano para alejar los malos augurios y pedir deseos. 

2 / 21

mujer mojandose manos fuente. Tirar monedas en fuentes, pozos, estanques...

Tirar monedas en fuentes, pozos, estanques...

Esta tradición procede de la antigua costumbre de arrojar alfileres o piedras a un pozo para saber si un hecho se cumpliría o no. Si, al caer, salían burbujas, se consideraba que sí se cumpliría. Con el tiempo, los alfileres y las piedras dieron paso a las monedas, se fue perdiendo su función adivinatoria, y ahora muchas personas solo lo usan para pedir deseos, independientemente de si salen burbujas o no. 

3 / 21

buena suerte trebol cuatro hojas. Encontrar un trébol de cuatro hojas

Encontrar un trébol de cuatro hojas

Esta superstición se remonta a la Edad Media cuando se asociaba  encontrarse un trébol de cuatro hojas con la representación de la cruz de Cristo. También se dice que cada hoja representa los elementos de la felicidad: amor, salud, prosperidad y buena suerte. Pero, supersticiones aparte, puedes considerarte afortunada solo por encontrarlo ya que, estadísticamente, solo uno de cada 10.000 tréboles tiene cuatro hojas. Como también puedes pedir deseo después de ver una estrella fugaz, algo poco frecuente.

4 / 21

amigas riendo playa. Decir lo mismo a la vez

Decir lo mismo a la vez

Algunas personas creen que decir una palabra o frase al mismo tiempo que otra persona da buena suerte. Pero no vale ponerse de acuerdo para hacerlo. Solo cuenta si sucede de forma casual. 

5 / 21

detalle puerta madera mano. Tocar madera

Tocar madera

En muchas culturas, se considera que tocar madera es un símbolo de protección frente a todo tipo de males. Una de las posibles teorías sobre su carácter sagrado procedería de los trozos de madera que hipotéticamente se conservaron de la cruz donde Cristo fue crucificado, o simplemente por ser el material con el que estaba construida. Y muchos pueblos, como por ejemplo los célticos de Europa, veneraban los árboles a los que consideraban sagrados. 

6 / 21

mujer riendo lavandose pies. Pisar una "caca"

Pisar una "caca"

Seguro que si has tenido pisada con 'premio', más de uno te habrá recomendado comprar lotería... pues bien, se desconoce el origen exacto de la superstición que asegura que pisar un excremento da buena suerte. Puede que tenga algún vínculo con la popular expresión de "Mucha 'mierda'", que se remonta a cuando las clases más adineradas acudían al teatro en coches de caballos. No se sabe, pero tú por si acaso, compra un décimo.

7 / 21

buena suerte herradura. Las herraduras

Las herraduras

El origen de que consideremos la herradura como un elemento que da buena suerte se remonta a la época de los griegos. Por su forma, que recuerda a una Luna en cuarto creciente, era considerado un símbolo que atraía la fertilidad y la buena suerte. Y según otras teorías se creía que las herraduras ahuyentaban a las brujas porque odiaban todo lo relacionado con los caballos, uno de los motivos por lo que montan en escobas. 

8 / 21

buena suerte tocar barriga emabarazada. Tocar la barriga de una embarazada

Tocar la barriga de una embarazada

Aunque se desconoce exactamente el porqué, mucha gente piensa que tocar la barriga a una embarazada (o incluso la joroba de un jorobado) atrae la buena fortuna. Algo que tanto a las futuras mamás como a las personas que tienen joroba, no les suele hacer ninguna gracia y con motivo. ¿A quién le gusta que le manoseen personas desconocidas o con las que no se tiene confianza?

9 / 21

buena suerte uvas nochevieja. Tomar 12 uvas en Nochevieja

Tomar 12 uvas en Nochevieja

La tradición de tomar 12 uvas en fin de año es una costumbre limitada a España. Se remonta al año 1909, cuando un excedente de cosecha de uvas. Los agricultores, para dar salida a la fruta, impulsaron la idea de tomar las uvas de la suerte para recibir al Nuevo Año.

10 / 21

la mala suerte.

11 / 21

gato negro. Cruzarse con un gato negro

Cruzarse con un gato negro

En la Edad Media, las brujas y hechiceras solían usar gatos en sus hechizos, y pasaron a ser considerados la reencarnación del diablo, motivo por el que la iglesia los perseguía y quemaba públicamente. Sin embargo, no existe consenso sobre porqué tiene que ser negro. 

12 / 21

tarro cristal con sal gorda. Derramar sal

Derramar sal

En la antigüedad, la sal era tan valorada como conservante de los alimentos que incluso se usaba como moneda (de ahí la palabra salario). Y como echarla a perder implicaba una gran pérdida se fue extendiendo la creencia de que derramarla da mala suerte. Sin embargo, también se usa para ahuyentar hechizos y malas vibraciones echándola bajo la cama de los enfermos o poniéndola en saquitos junto a la ropa de bebé, o para limpiar lugares donde han pasado visitas indeseables.

13 / 21

mujer cogiendo fruta sobre una escalera. Pasar bajo una escalera

Pasar bajo una escalera

El triángulo es un símbolo sagrado del cristianismo porque representaba la Santísima Trinidad, y como las escaleras forman un triángulo, pasar por debajo se veía como un gran sacrilegio. Otras interpretaciones sitúan el origen en los cuadros de la crucifixión en los que se representaba al diablo bajo una escalera. Y también podría estar relacionado con las ejecuciones en las que se usaba una escalera para colocar la soga y para retirar el cadáver, lo que asocia escalera a muerte.

14 / 21

hogaza de pan. Poner el pan boca abajo

Poner el pan boca abajo

Otra superstición negativa relacionada con el cristianismo es poner el pan boca abajo. Se cree que da mala suerte porque, para los cristianos, el pan representa al cuerpo de Cristo y darle la vuelta es faltarle el respeto. 

15 / 21

marcos cuadros. Cuadros torcidos

Cuadros torcidos

Mucha gente piensa que los cuadros torcidos dan mala suerte. La razón exacta de esta superstición no se sabe, aunque hay quien cree que los mueven los espíritus que conviven con nosotros... 

16 / 21

trucos de limpieza espejo. Romper un espejo

Romper un espejo

¿Alguna vez has oído eso de que si rompes un espejo tendrás 7 años de mala suerte? El origen de esta superstición se sitúa alrededor del siglo XV, cuando se empezaron a sustituir los espejos de metal por otros hechos con vidrio y una lámina de plata detrás. Y como era tan caro hacerlos, se empezó a extender entre los aristócratas amenazar a sus sirvientes con trabajar varios años sin cobrar si los rompían al limpiarlos. 

17 / 21

calendario viernes 13. El número 13

El número 13

Tanto el número 13 como los martes y viernes que caen en esta fecha se considera que dan la mala suerte. El origen, otra vez, es religioso. En la Última Cena eran doce apóstoles más Jesús (13), y uno de ellos, Judas, era un traidor. A raíz de ello se cree que da mala suerte una mesa con trece comensales. En el caso del viernes porque es cuando Cristo fue crucificado. Y el martes porque está dedicado a Marte, el dios de la guerra.

18 / 21

paraguas. Abrir un paraguas en el interior

Abrir un paraguas en el interior

Por un lado, se consideraba que interrumpían los rayos del Sol y, por eso mismo se tachaba de sacrilegio usarlo en un lugar sombreado y ajeno al poder del astro rey. Además, la gente lo abría antes de salir a la calle, y no lo cerraba al entrar a casa. Esto provocaba que chocarán con la puerta y se produjeran accidentes con las varillas, lo que derivó en considerar mala suerte abrirlo en el interior de casa. 

19 / 21

mesa de navidad  copas cristaleria identificadores. Brindar con agua

Brindar con agua

Una de las teorías más extendidas es que el vino es fruto del trabajo del hombre, mientras que el agua, no, y brindar con agua sería como dar la espalda a ese esfuerzo. Sin embargo, desde hace algún tiempo muchas personas se revelan contra esta superstición que lo único que hace es incentivar el consumo de alcohol. 

20 / 21

mujer estirada en la cama con antifaz. Levantarse con el pie izquierdo

Levantarse con el pie izquierdo

Una de las razones de esta superstición es que en la Biblia se dice que la derecha es el camino al paraíso. Además, en la antigua Roma se hacían adivinaciones observando el vuelo de las aves, y se relacionaban los movimientos hacia la izquierda como augurios negativos, y hacia la derecha, como positivos. De hecho, la palabra “siniestro” viene del latín siniester, que significa izquierda.

21 / 21

¿Eres de las que cruzan los dedos o tocan madera para conseguir buenos augurios y huyen despavoridas cuando ven un gato negro? En caso afirmativo es que eres un poco supersticiosa...

¿Qué son las supersticiones?

Las supersticiones no son otra cosa que las creencias irracionales que atribuyen una explicación mágica a los sucesos. Y algo que condiciona la vida de las personas que creen en ellas si hacen o dejan de hacer algo con el convencimiento de que, en el caso contrario, podrían sufrir una desgracia.

Como has visto, aunque se trata de concepciones sin ningún tipo de base científica, casi todas las supersticiones provienen de hechos míticos o históricos.

De entrada, muchos de estos hechos tenían una cierta lógica que poco o nada tenía que ver con la mala suerte, las maldiciones o el enfado de un dios determinado. Pero con el paso del tiempo, y al pasar de generación en generación, se acaban instalando en el imaginario colectivo y se convierten en algo comúnmente aceptado por todo el mundo, como cuando nos comemos las uvas en Nochevieja.

Y al final algunas de estas supersticiones se interpretan como simples supercherías huecas, como que los cuadros se tuerzan por culpa de los espíritus, mientras que otras parecen hasta lógicas y necesarias, como evitar dañarse con un paraguas al entrar y salir de casa.

Actualizado el

Relacionados

Loading...