Belleza

¡Lúcete!

10 reglas de oro para levantarte con buena cara

Cambiando algunos pequeños hábitos y aplicando estos trucos de belleza puedes conseguir una piel más radiante y luminosa.

10 reglas de oro para levantarte con buena cara

1. Desmaquillarse al llegar a casa

Si al llegar a casa por la tarde ya te desmaquillas eliminarás las toxinas e impurezas acumuladas durante el día y comenzarás a oxigenar tu piel sin necesidad de esperar a la noche. Utiliza el producto adecuado: una leche desmaquillante nutritiva si tienes la piel seca; una espuma o gel, si la tienes normal o mixta; y agua micelar, si es sensible.

2. Haz una cena ligera

Para estar radiante por la mañana, cena pronto y ligero. Ojo, ligero no es igual a pasar hambre, sino a no atiborrarte. Una crema de verduras, verdura cocida o una sopa, junto a un pescado en papillotte y un yogur son una cena ideal. Despertarás menos hinchada porque es fácil de digerir. ¡Ah! y si el problema es que llegas hambrienta a la cena, merienda.

Recuerda también beber agua o infusiones sin azúcar y evitar el alcohol.

3. Hielo para despertar tu piel

Nada más levantarte llena un bol con cubitos de hielo, sumerge las manos en él para que se enfríen y pásatelas por la cara. ¡No olvides cuello y escote! Conseguirás un revitalizante efecto “lifting”. Es el secreto de muchas celebrities.

4. Tres trucos infalibles de maquillaje

  • Antiojeras. Aplica un corrector de maquillaje en crema de un tono más claro que el de tu piel en el contorno de ojos. Matizará al instante el tono de las ojeras.
  • Lápiz de ojos. Usa un lápiz de color beige o blanco en el interior de los párpados inferiores. Tus ojos se verán más claros y luminosos.
  • Rizador de pestañas. Utilízalo, se te verán los ojos más grandes. Y no le tengas miedo, unos días de práctica y lo harás en medio minuto.

5. Aplicar la crema de noche con tiempo

Nuestra piel se rige por un ritmo circadiano (las funciones vitales del organismo son diferentes según la hora del día). Durante el día las células se concentran en frenar las agresiones medioambientales y el estrés interno; y por la noche, activan su función regeneradora. Por eso es mejor una crema de día y otra de noche.

La mejor hora para aplicar la de noche es a última hora de la tarde, cuando comienza la reparación del ADN. Además, si te la pones justo antes de ir a la cama los activos se desperdiciarán en la almohada.

6. Cuidar el contorno de los ojos

Aplícate el contorno de ojos con la yema del dedo anular (es el que tiene menos fuerza y así harás menos presión en esta delicada zona). No apliques la crema justo debajo del ojo, sino en la zona del hueso.

Haz pases desde el extremo exterior del ojo hasta el lagrimal (sin desplazar la piel). Y haz una pequeña presión en este punto para facilitar la eliminación de toxinas. Después, continúa por la zona superior del párpado, deslizando la yema del dedo hasta llegar al punto de inicio. Repite 10 veces.

7. Hacer ejercicio beneficia a la piel

Hacer ejercicio por la tarde tiene beneficios sobre tu piel. Pilates, bicicleta estática o unos abdominales suaves te ayudarán.

Si te pasas por el gimnasio entre las 19 y las 20 h metabolizarás mejor la cena y aprovecharás mejor el descanso. No hagas el entrenamiento muy tarde, justo antes de ir a la cama, porque puedes tener problemas para dormir.

8. Dormir con la cabeza alta para evitar bolsas y ojeras

Si tienes problemas de bolsas y ojeras, prueba a descansar con una almohada más bien gruesa o coloca dos, una encima de la otra. Dormir con la cabeza más alta mejorará la microcirculación de la zona. Y si además rocías la almohada con un suave spray de lavanda, conciliarás el sueño más fácilmente.

9. Limpiar los poros

Un par de veces a la semana, después de exfoliarte, aplica vapor para abrir los poros. Llena un bol con agua caliente y tápate la cabeza, acercando la cara al bol. Después de 5-10 minutos, tendrás tus poros listos para recibir a pleno rendimiento el sérum, un excelente cosmético antiedad muy concentrado en activos.

10. Usar un tónico facial

Después de aplicar el desmaquillante, no te olvides usar tónico. Además de completar mejor la limpieza, ayudarás a reequilibrar el pH de tu piel.

Relacionados

Loading...