Temas

Fibra alimentaria

1 / 22

Copos de avena

Los copos de avena contienen fibra y algo de proteínas e hidratos de carbono de absorción lenta. Elige mejor la versión integral que te aportará energía durante más tiempo y te hará sentir saciada, algo fundamental si estás siguiendo una dieta para adelgazar y no quieres pasar hambre.

100 gramos de copos de avena te aportan 9 gramos de fibra.

1 / 22

Pistachos

Los frutos secos están cargados de fibra y grasas saludables y los pistachos no podían ser menos. Lo mejor de este pequeño tesoro de fibra y omega 3 es que pesan pocos y una ración serían unas 49 unidades, lo que da la sensación de que comes una gran cantidad. Además ayuda a comer más despacio ya que hay que pelarlos.

Los pistachos contienen 10 gramos de fibra por cada 100 gramos.

3 / 22

Alcachofa

La alcachofa es uno de los alimentos estrella en muchas dietas para adelgazar ya que unas propiedades diuréticas difíciles de encontrar en otros alimentos, combaten el estreñimiento y ayudan a mantenerse saciado mucho más tiempo. Si no eres muy fan o te has aburrido de tomarlas siempre igual, inspírate en estas 15 recetas con alcachofa.

La alcachofa aporta 11 gramos de fibra por cada 100 gramos.

4 / 22

garbanzos cocidos

A veces cuesta a veces incluir legumbre en la dieta, pero es esencial cuando queremos cuidarnos. ​Los garbanzos son una de las mejores opciones para tomar más legumbres porque son ricos en fibra y tienen un alto valor nutritivo. Pero además son súper socorridos, ya que te pueden sacar de un apuro cuando no sabes qué comer. Para muestra echa un vistazo a estas 14 recetas que puedes hacer con un bote de garbanzos.

Los garbanzos secos tienen 15 gramos de fibra por cada 100 gramos.

5 / 22

Semillas de chía

Son el alimento vegetal más rico en omega 3 y una buena fuente de vitaminas del grupo B. Para aprovechar su poder antiinflamatorio consúmelas recién molidas. También puedes tomarlas en pudin, con yogur, en ensaladas… 

Las semillas de chía tienen 34 g de fibra por cada 100 g.

 

9 / 22

El carpaccio… de champiñones

Abusar de la carne roja puede provocar estreñimiento. Una buena alternativa es el champiñón, un campeón de fibra que, además, tiene muy pocas calorías. Solo tienes que cortarlo en láminas finas, aliñarlo con limón para que no ennegrezca y un chorrito de aceite de oliva, salpimentar y… ¡que aproveche!

12 / 22

Una cucharada de mermelada… de higos

Una sola cucharada de mermelada de higos te aporta 2 g de fibra. Si la escoges casera, hecha con poco azúcar, que puede ser astringente, todavía es más beneficiosa. Y aún te aportará más fibra si la extiendes sobre una tostada de pan integral o de centeno.

15 / 22

Haz gelatina con agaragar

El agar agar es un alga marina que es fibra soluble en un 80%. Puedes usarlo como sustituto de la gelatina de origen animal. De hecho, tiene un poder gelificante 10 veces mayor que esta. También se usa como espesante y como remedio casero para el estreñimiento.

18 / 22

Semillas de chía en el zumo

Las semillas de chía van para récord en cuanto a cantidad de fibra, porque aportan unos 34 g de fibra por 100 g de semillas. Para que ayuden a laxar, lo ideal es ponerlas en remojo por la noche en un poco de agua y luego añadirlas a un zumo o yogur con el gel que han soltado. También puedes añadirlas molidas a cremas o ensaladas, por ejemplo.

21 / 22

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?