A punto para las fiestas

Decorar la casa para una Navidad llena de magia

Trucos de decoración ¡y mucho más! para tener la casa lista para las celebraciones navideñas.

Actualizado a

Escrito por:

Elsa Jiménez

Actualizado a

navidad regalos decorar casa magia

La Navidad es una de las celebraciones más especiales del año. Está repleta de simbología y espiritualidad y nos permite reunirnos con nuestros seres queridos. Un motivo más que suficiente para tener la casa a punto para recibirlos a lo grande. Si quieres que este año sea muy especial, no te pierdas nuestros trucos para decorar la casa en Navidad y llenarla de magia.

Preparar una auténtica mesa de fiesta

  • Mesas. Si sois muchos y no dispones de una gran mesa, puedes unir varias más pequeñas, utilizar tableros con caballetes, poner a los niños en una más baja, o disponer al lado muebles auxiliares donde dejar las bebidas, las bandejas, y así ganar espacio en la mesa principal.
  • Manteles. Lo más clásico es poner uno largo que llegue hasta el suelo. Si no tienes uno tan largo, pon dos claros en la base y uno más corto encima, que contraste. También puedes decantarte por individuales o un mantel combinado con varios caminos de mesa para delimitar el lugar de cada comensal.
  • Adornos. Funciona bien tanto un gran ornamento central como distribuir elementos más pequeños por toda la mesa. Y como detalles decorativos utilizar elementos vegetales (flores, piñas, ramas, frutas de otoño) o los mismos adornos que has usado para decorar el árbol y la casa (bolas, estrellas, farolillos, velas…).
  • Vajilla, cristalería y cubertería. Si no dispones de juegos completos y, en cambio, tienes varios a los que les falta alguna pieza, una solución es combinarlos alternando platos, copas y cubiertos de unos y otros, o creando simetrías: en las puntas las piezas de una vajilla y en el centro las de la otra, etc.
  • Sillas. Si necesitas utilizar sillas de otras estancias o plegables, puedes encontrar fundas de tela por unos 20€ para unificarlas todas. Y si no, puedes hacer como con la vajilla y la cristalería: alternarlas o repartirlas simétricamente para que el conjunto sea armónico a pesar de la variedad.

Buenas ideas para decorar el árbol

  • De estilo rústico. Para que tu árbol tenga un aspecto muy natural, una posibilidad es optar por un modelo nevado y cubrirlo con adornos de madera sin tratar, lazos de tela de lino o de saco, y bolas en tonos crudos, todo conjuntado en los mismos colores.
  • Colorista y lleno de magia. Consiste en combinar adornos en tres tonos distintos (pasteles si quieres un efecto más matizado, o vivos si buscas un efecto más llamativo). E ilumínalo con una guirnalda de luces tenues y lo más sencilla posible si no quieres que quite protagonismo a los adornos.
  • Tradicional, con rojo, blanco y verde. Son los colores clásicos de la Navidad. Solo tienes que buscar estrellas, bolas, cascabeles y otros adornos en estos tonos y repartirlos alegremente por el árbol.

La magia de los regalos por todas partes

Poner unos cuantos paquetes envueltos con papel de regalo bajo el árbol o junto a la cómoda del recibidor da sensación de fiesta y llena la casa de magia. Además, te puede ayudar a camuflar o disimular el pie del árbol, ya sea una maceta de plástico o un pie de metal. Solo necesitas papel de regalo y cajas de zapatos, por ejemplo, dispuestas horizontal y verticalmente. Pero, para que no rompa la armonía de tu casa, procura elegir el papel de regalo, los lazos y las cintas con los que los vayas a envolver a juego con los tonos de toda la decoración. Así evitarás un contraste no deseado.

Y que la Navidad llegue a todos los rincones

  • Velas. De té en portavelas de cristal, velas de varios tamaños en candelabros o en el interior de farolillos, jarrones o recipientes de cristal... La luz de las velas y su estética aportan magia a cualquier rincón de la casa. Ponlas en lugares donde sean muy visibles, como la repisa de una ventana, la mesa de centro o sobre un mueble alto. Y agrupa varias distintas para crear centros llenos de luz.
  • Ristras de tarjetas colgadas en las ventanas o en los pasillos. Pueden ser compradas o también hechas a mano: unas pintadas, otras con figuras de tela y fieltro, otras recortadas con formas navideñas (estrellas, corazones, árboles...).
  • Repisas de muebles con toques vegetales. Pon una base verde con ramas de pino, eucalipto o musgo, de manera que llene toda la repisa, y coloca encima piñas, bolas, guirnaldas de luz...
  • Personaliza los envoltorios de los regalos. Con fotografías u otros elementos como lazos, guirnaldas, cascabeles…

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?