Si hay una de nuestras famosas preferidas que es experta en enamorarnos con las recetas más saludables que conquistan nuestro paladar tan solo con verlas en foto, esa es Elsa Anka. Ahora, nos ha conquistado con el salmorejo de otoño con las que nos convertiremos en todas unas chefs.

Al igual que Carmen Gimeno tiene el poder de cautivarnos con todos los estilismos de Zara, Elsa Anka lo consigue con todas las recetas que nos muestra en Instagram con las que podremos convertirnos en las mejores anfitrionas y crear las mejores comidas para este otoño, y las más saludables y apetitosas, por supuesto.

Si hace unos días nos hacía la boca agua compartiéndonos su receta más sobrosa de la crema de calabaza, que incluye el ingrediente que aman todas las celebrities, ahora nos ha enamorado con el salmorejo más especial. Y es que entre estas recetas y la merienda española con la que nos sorprendía Carmen Lomana hace unas semanas, no podemos pensar en otra cosa que en comer.

Elsa Anka
@elsaanka

En esta ocasión, Elsa Anka se ha ido de comida y nos ha compartido el salmorejo tan riquísimo que se ha tomado: mozzarella, pesto genovés, tomate, aguacate y langostino, aunque por su alergia a este marisco ella se lo tomó sin él.

¿CÓMO PODEMOS HACER UN SALMOREJO TAN RICO COMO EL DE ELSA ANKA?

  1. En primer lugar, podemos hacer un salmorejo tradicional. Para ello debemos lavar y pelar un kilo de tomates pera y añadirlos a un bol, donde lo trituraremos con 140 gramos de pan del día anterior, 10 gramos de ajo, otros 10 gramos de sal, 70 mililitros de AOVE (Aceite de Oliva Virgen Extra) y, si queremos darle un toque más fuerte, podemos incorporarle un chorrito de vinagre de Jerez.
  2. Lo trituramos todo y lo pasamos por un chino. Lo dejamos enfriar en la nevera (hasta que adquiera la temperatura que más nos guste) y ya está listo para emplatar.
  3. Ahora, siguiendo la receta de Martin Berasategui que nos mostraba Elsa Anka, debemos cortar mozzarella fresca y aguacate maduro en dados y acompañarlo de unos tomatitos cherry, partidos a la mitad. Conseguiremos un plato muy sabroso y con color que remataremos aliñando con pesto genovés.

¿CÓMO HACER EL PESTO GENOVÉS?

Para preparar el pesto genovés con el que aliñar este salmorejo tan sabroso para darle el que final, tan solo necesitamos albahaca, parmesano (sería ideal combinarlo con pecorino, para potenciar el sabor), piñones, aceite y tan solo cinco minutos para su elaboración.

Para empezar, en una sartén sin aceite doramos ligeramente unos 20 gramos de piñones, los retiramos y los reservamos. A continuación, ponemos el la batidora los quesos y los rallamos durante unos 15 segundos, antes de añadirle los piñones, 1 o 2 dientes de ajo pelado (en función de la potencia que querramos conseguir), 60 gramos de albahaca fresca (solo las hojas), 150 gramos de AOVE, y media cucharadita de sal.

Volvemos a triturar todo al gusto hasta que adquiera la textura que más nos guste, más o menos granulada y ya estaría listo para servir y completar nuestro salmorejo.

pantalones beige

Artículo relacionado

SÚPER ELEGANTES

10 pantalones beige elegantes de Zara, Mango y H&M para vestir con lujo silencioso en otoño

Ainhoa Seijas Velasco

¿Sabías los beneficios del salmorejo?

El salmorejo es una de las comidas más fáciles y completas que podemos tomar. Mantiene sano nuestro intestino, al actuar como un diurético, cuenta con vitamina A, C y K, minerales y con propiedades antioxidantes, que le ayudan a reducir el colesterol y el nivel de los triglicéridos. Además, es rico en fibra vegetal, que favorece la digestión y en licopeno y vitamina E, gracias al aceite de oliva. Por último, en cuanto a su valor nutricional, 100 mililitros de salmorejo, tan solo tienen unas 70 calorías.