Recetas

100% libres de culpa

Recetas de salsas y vinagretas ligeras ¡y súper fáciles de hacer!

Si no sabes cómo hacer mayonesa casera light, vinagreta ligera o salsas para ensaladas y otros platos que no pesen, aquí tienes la solución: sus recetas secretas y los trucos infalibles para aligerarlas.

Por Elsa Jiménez | 27 de agosto de 2018, 11:11

salsa mayonesa casera light. Mayonesa casera light

Mayonesa casera light

En el vaso de la batidora, pon dos yemas de huevo, dos cucharadas de aceite, una cucharada de jugo de limón y una pizca de sal. Introduce el brazo de la batidora, acciónala a velocidad lenta y no lo muevas hasta que la mezcla empiece a emulsionar. Añade 200 gramos de queso fresco desnatado batido y continua batiendo a velocidad baja y realizando pequeños movimiento hacia arriba y hacia abajo para que los ingredientes se integren sin que la mayonesa pierda su textura. Pero si prefieres la receta tradicional, no te pierdas cómo hacer mayonesa casera y ¡olvídate de las de bote!

1 / 12

salsa vinagreta ligera. Vinagreta ligera

Vinagreta ligera

Para hacerlo, solo tienes que mezclar una cucharada de aceite oliva con una de vinagre de vino blanco o de manzana, una de mostaza de Dijon, sal, pimienta u otras especias o hierbas aromáticas (romero, menta...). Ten en cuenta que muchas especias tienen efecto quemagrasa.

2 / 12

salsa mostaza light. Salsa de miel y mostaza baja en calorías

Salsa de miel y mostaza baja en calorías

En una sartén, sofríe unos ajos picados con un hilo de aceite. A continuación, añade un vaso de caldo o agua mineral, un vasito de vino blanco, dos cucharadas de mostaza de Dijon y una cucharadita de miel. Déjala reducir a fuego lento unos cinco minutos. Y añade un poco de pimienta, sal y cebollino picado. Si quieres una textura más fina, puedes pasarla por la batidora antes de servir.

3 / 12

salsa hierbas. Salsa de yogur light

Salsa de yogur light

Bate dos yogures desnatados junto con una cucharada de aceite de oliva, sal y pimienta. Si quieres darles más aroma, puedes añadir a la mezcla media cucharadita de menta seca, y alguna hoja de menta fresca para decorar.

4 / 12

salsa brava light. Salsa brava ligera

Salsa brava ligera

Lava cuatro tomates maduros, pártelos por la mitad y rállalos. Pica una guindilla y sofríela unos segundos en una sartén con unas gotas de aceite. Aparta la sartén del fuego, añade uan cucharadita de pimentón dulce y una de picante, remueve e incorpora una cucharada de vinagre de jerez. Deja cocer unos instantes y añade el tomate rallado. Prosigue la cocción entre 5 y 10 minutos, ajusta de sal si es necesario y pasa la mezcla por la batidora.

5 / 12

salsa barbacoa light. Salsa barbacoa light

Salsa barbacoa light

Para hacerla, necesitas 200 g de tomate frito casero, 3 cucharadas de vinagre, 1 diente de ajo, 1 cucharada de miel, 1 cucharada de mostaza, 1 cucharada de salsa Perrins, 1 cucharada de zumo de limón, sal, pimienta y pimentón. Pela el ajo y machácalo con el pimentón, la sal y la pimienta. Añade la mostaza y la miel, y remueve. Agrega el resto de los ingredientes de la salsa, mezcla hasta que queden bien incorporados y ya está.

6 / 12

salsa tartara. Salsa tártara ligera

Salsa tártara ligera

Para hacer la salsa tártara ligera, necesitas un yogur desnatado al que añadirás perejil, alcaparras, pepinillos y cebollitas picados, junto con una cucharadita de mostaza antigua, un poco de zumo de limón, pimienta y sal. Es ideal para acompañar, por ejemplo, estas brochetas de atún, una de nuestras recetas para adelgazar... ¡fáciles y apetitosas!

7 / 12

salsa tsatziki pepino yogur. Tsatziki

Tsatziki

Ingredientes: 2 pepinos, 3 yogures desnatados, 1 ajo, 1 cucharada de aceite de oliva, 2 cucharadas de vinagre suave o zumo de limón, sal y menta. Pela los pepinos y córtalos por la mitad. Retira las pepitas y pícalos bien finos. Sálalos y déjalos reposar. Pela el ajo, pícalo, y mézclalo con el yogur. Añade un poco de sal, el pepino, el aceite y el vinagre, y mézclalo todo de nuevo. Completa con unas hojas de menta picadas y deja enfriar en la nevera antes de sevir.

8 / 12

salsa pepino. Salsa de pepino

Salsa de pepino

Es ultra fácil. Pela medio pepino, córtalo en rodajas y saltéalo 2 minutos en una sartén con una cucharadita de aceite. Pásalo por la batidora junto con un yogur desnatado, sal y pimienta. Y ya la tienes lista para acompañar tus platos de carne o pescado, como estas brochetas de pechuga con aguacate y tomatitos, una de las recetas de pollo para cuando te has cansado de comer pollo todo el día.

9 / 12

salsa eneldo. Salsa de eneldo

Salsa de eneldo

Para hacer esta salsa, solo tienes que mezclar la yema batida de un huevo, junto con una cucharada de mostaza, una cucharada de aceite de oliva, zumo de limón, sal y un poco de eneldo picado. Es una salsa aromática y deliciosa que encaja de maravilla como acompañamiento de carnes y pescados.

10 / 12

salsa pure manzana. Puré de manzana

Puré de manzana

Una alternativa a las salsas y acompañamientos súper calóricos son los purés de frutas y verduras como este de manzana. Para hacerlo, pela y trocea cuatro manzanas y colócalas en una cazuela. Añade dos cucharadas de azúcar moreno, tres cucharadas de vino blanco, un poco de zumo de limón y una cucharadita de aceite de oliva. Tapa y cuece a fuego suave. Queda genial con cualquier tipo de carne.

11 / 12

tortitas hummus salmon. Hummus

Hummus

Los patés vegetales como el guacamole o el hummus son una buena alternativa a la mayonesa y otras salsas pesadas. Y contrariamente a lo que se suele pensar, no tienen por qué ser muy calóricos si como en nuestro hummus de garbanzos súper ligero, por ejemplo, sustituyes el aceite de oliva por un yogur desnatado.

12 / 12

Como has visto en estas recetas de salsas ligeras, no todas las salsas para ensaladas o para pastas son súper pesadas. A veces tan solo hay que sustituir un ingrediente por otro, decantarse por uno menos calórico o rebajar la cantidad de alguno para que una salsa bomba se convierta en una salsa 100% libre de culpa. Aquí tienes todos los trucos.

Ingredientes estrella para aligerar las recetas de salsas

  • Yogur. Sirve como base de salsas y también para rebajar o sustituir alguno de los ingredientes bomba de las recetas tradicionales.
  • Mostaza. La mostaza antigua o la de Dijon es una de las salsas tradicionales más ligeras de todas. Y si no, mira bajo estas líneas en le ránking de calorías...
  • Legumbres. Los patés de lentejas y garbanzos, como el hummus, por ejemplo, son una buena alternativa a la mayonesa. Los puedes usar tanto como acompañamiento de carnes, pescados y verduras, o para dar más sabor a los bocatas, como hemos hecho en nuestros bocadillos fáciles, saludables y con un toque gourmet.
  • Frutas y hortalizas. A veces solo tienes que sustituir la mayonesa por salsa de tomate casera o un puré de zanahoria, calabaza, manzana... Una alternativa sabrosa, ligera y súper healthy.

Cuántas calorías tienen 100 gramos de...

  1. Yogur: 59 calorías
  2. Mostaza: 66 calorías
  3. Ketchup: 112 calorías
  4. Hummus: 166 calorías
  5. Mayonesa: 680 calorías

Otras versiones de nuestra mayonesa light

Además de la que te hemos propuesta en la galería de imágenes, en la que hemos sustituido casi todo el acite por queso fresco desnatado batido, tienes otras opciones:

  • También puedes sustituir buena parte del aceite por agua mineral o leche desnatada. Al igual que ocurre con el aceite, deberás añadirla muy lentamente mientras bates el huevo con la batidora.
  • Rebájala con yogur. Otra opción muy útil, es mezclarla en cantidades similares con un yogur natural desnatado. Aunque dará como resultado una salsa un poco más acida, ¡te ahorrarás muchas calorías!

Relacionados

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?