Sencilla y deliciosa

La receta de crepes más fácil y que nunca falla

Tanto si si quieres aprender a hacerlos como si buscas una fórmula que no se enganche y siempre quede bien, aquí tienes la receta de crepes definitiva.

Actualizado a

Escrito por:

Nacho Benavides

Actualizado a

receta crepes 1

Los crepes, creps o crepas (del francés “crêpe”) son una especie de tortitas de origen francés que se usan como base de platos dulces o salados y, por lo tanto, la receta de crepes te sirve tanto para hacer un entrante o un plato principal como un desayuno contundente o un postre fácil y delicioso.

receta crepes 2

La receta de crepes más deliciosa

Para hacerlos, hay que preparar una mezcla a base de harina, huevos y leche, que (a diferencia de las tortitas) es casi líquida y se cuece a fuego medio. Aquí tienes la receta de crepes más fácil y deliciosa.

Ingredientes:

  • Para 4 personas: 125 g de harina | 2 huevos | 225 ml de leche | 20 g de mantequilla + 1 cucharada para engrasar (o aceite de oliva) | 1 cucharadita de azúcar (si los vas a hacer dulces) | ½ cucharadita de sal.

Preparación

  • 1. Mezcla la harina, la sal y el azúcar en un cuenco.
  • 2. Añade los huevos batidos junto con la mitad de la leche y mezcla con unas varillas.
  • 3. Agrega poco a poco el resto de la leche e incorpora los 20 g de mantequilla derretidos.
  • 4. Mezcla bien y deja reposar en la nevera 1 hora.
  • 5. Engrasa una sartén con la cucharada de mantequilla o aceite de oliva y caliéntala.
  • 6. Vierte un cucharón de la masa, repártela uniformemente y cuece a fuego suave 1 ó 2 minutos por cada lado.
  • 7. Retírala y repite la operación hasta agotar la masa.
receta crepes 3

Trucos para sacar todo el partido a tus crepes

  • Dulces o salados. Rellénalos con ingredientes dulces (mermelada, miel, chocolate, fruta...) o salados (jamón y queso, carne y verduras, ensalada...).
  • Personalizar la masa. Si los vas a hacer dulces, puedes endulzar y aromatizar la masa con vainilla o canela, por ejemplo. Y si los vas a hacer salados, puedes prescindir del azúcar y añadirle otras especias y hierbas aromáticas. También puedes añadir un poco de cacao en polvo si quieres hacer unos crepes con chocolate incorporado en la masa.
  • Versión minimal. Si los vas a tomar solos, una opción es añadir a la masa un poco más de azúcar (o incluso azúcar avainillado), ralladura de naranja o limón o un par de cucharadas del licor que más te guste. O una vez hechos espolvorear un poco de azúcar moreno y rociar con zumo de limón. A mí, así, me encantan.
  • Para conservarlos calientes. Mientras los haces, ve apilándolos en un plato que hayas puesto sobre una cacerola con agua caliente y tápalos con otro plato.
  • Infinitas presentaciones. Puedes doblarlos por la mitad o en cuartos (formando triángulos); enrollarlos y servirlos tal cual o hacer mini rollitos cortando este rollo como si fuera un embutido; hacer saquitos utilizando el crepe como base y una tira de cebollino o un palillo para atarlos o cualquier otra presentación que se te ocurra.
  • Utensilios adecuados. Procura que la sartén que utilizas sea realmente antiadherente (es uno de los principales motivos por los que los crepes no salen bien) o usa una crepera. Y recuerda que el primer crepe de cada tanda suele salir mal porque coge demasiada grasa. Así que no desesperes. Le pasa a todo el mundo.

Y si todavía tienes dudas, aquí te contamos cómo hacer crepes con fotos paso a paso e ideas (dulces y saladas) para rellenarlos.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?