CONTENIDO PATROCINADO

Una receta fácil para San Valentín con la mantequilla más saludable y deliciosa

No, no todos los productos lácteos son iguales, y la mantequilla Kerrygold no solo es ideal para hacer todo tipo de recetas para toda la familia sino que además es sana y nos llena de energía

Actualizado a

Escrito por:

Redacción CLARA

Actualizado a

Mantequilla Kerrygold
Kerrygold

Si te encanta la mantequilla pero has renunciado a ella por miedo a la báscula o por ser un alimento con muchas grasas esto te va a interesar. Y es que en tres minutos vamos a desmontar los falsos mitos alrededor de este producto lácteo tan delicioso y que es el toque secreto de tantos platos y postres.

Esa crema que nos encanta para desayunar, merendar y cocinar –y que nos recuerda a nuestra infancia, para qué nos vamos a engañar–, es una opción saludable si sabemos cuál comprar. Nuestro último descubrimiento te encantará: se trata de la mantequilla y los quesos de la marca irlandesa Kerrygold.

No todos los productos lácteos son iguales. A la hora de tomar cualquier alimento deberíamos fijarnos en su origen y calidad. Y, en lo que concierne a los productos lácteos, añadir el tipo de producción, el bienestar animal y la sostenibilidad como ejes de nuestra selección.

Los productos de Kerrygold están elaborados con leche de vacas que pastan al aire libre, un ejemplo de producción respetuosa y en armonía con la naturaleza.

MANTEQUILLA EN PASTILLA KERRYGOLD

La mantequilla de Kerrygold está deliciosa y satisface los paladares más exigentes siendo una fuente de antioxidantes, nutrientes esenciales y vitaminas como la A, E, K, D (para la fijación de calcio) y B12. Al proceder de vacas alimentadas con pasto, Kerrygold tiene un 26% más de grasas esenciales como el Omega 3, además de una mayor concentración de vitaminas A y K2.

Además, la grasa láctea de calidad es una alternativa saludable a los hidratos de carbono aportando una gran energía para hacer frente al día a día.

El color dorado de las mantequillas Kerrygold procede del beta-caroteno de la hierba y es la prueba indiscutible de que es leche de pastos, sin adición de aditivos artificiales y elaboración con ingredientes 100% naturales.

El formato es ya un tema de gustos. Kerrygold está disponible en tarrina o en pastilla con o sin sal. Su untabilidad la hace perfecta para utilizar en panadería, repostería y hacer galletas crujientes.

Bizcocho con mantequilla Kerrygold
Kerrygold

LA RECETA MÁS DULCE PARA EL DÍA DE LOS ENAMORADOS ❤️

En la página web de Kerrygold hay muchísimas recetas deliciosas tanto con sus mantequillas como con su variedad de queso cheddar, hemos rescatado una que es idónea para estos días.

Esta receta es perfecta para celebrar San Valentín con tu pareja por ejemplo, y es muy fácil, vistosa y deliciosa. Estos corazones de frambuesa sorprenderán también a los más pequeños de la casa y a los amigos, ¡qué ricos!

Corazones de Frambruesa receta Kerrygold
Kerrygold

INGREDIENTES PARA LA MASA

  • 550g de harina de trigo
  • 60g de azúcar
  • 60g de Mantequilla Kerrygold con sal
  • 220 ml de leche
  • 1 huevo tamaño M
  • 20 g de levadura fresca
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

INGREDIENTES PARA EL GLASEADO

  • 200g de azúcar en polvo
  • 1 cucharadita de esencia de Frambuesa (o 4-5 cucharaditas de frambuesa en polvo)
  • 2 cucharadas de agua

INGREDIENTES PARA LA NATA

  • 250g de nata
  • 200g de mascarpone
  • 50g de azúcar en polvo
  • 1-2 cucharadas de café de extracto de Frambuesa (o 5-6 cucharaditas de Frambuesa en polvo)

Adicionalmente: 50 ml de leche y chispitas decorativas

CÓMO PREPARAR LA MASA PASO A PASO

  1. Precalienta el horno 180 °C
  2. Mezcla el huevo, la mantequilla con sal Kerrygold y el extracto de vainilla todo junto antes de incorporar la harina.
  3. Una vez mezclado, añade la leche, la levadura y el azúcar sugar a la mezcla de harina. Amasar a mano hasta obtener una masa suave. Tapar la masa y dejar a temperatura ambiente durante una hora.
  4. Coloca la masa sobre una superficie de trabajo enharinada y extiende hasta que tenga aproximadamente 1-1,5 cm de grosor. Recorta los corazones con un molde de corazones (aprox. 5 cm de alto) y colócalos en bandejas forradas con papel de hornear, tapa de nuevo por otros 30 minutos.
  5. Pinta los corazones con un poco de leche y huevo y hornea durante 14-16 minutos. Sácalos del horno y dejálos enfriar.

PASOS PARA EL GLASEADO

  1. Mezcla el azúcar en polvo, el extracto o polvo de frambuesa y un poco de agua. La consistencia debe ser relativamente espesa. Unta el glaseado con una cuchara pequeña encima de la mitad de los corazones.
  2. Decora con chispitas a tu gusto.

CÓMO HACER LA NATA

  1. Mezcla la nata, el mascarpone y el azúcar en polvo en un bol y bate bien con la batidora de mano o el procesador de alimentos. Agrega el polvo de frambuesa por encima y la crema a las mitades inferiores del corazón.
  2. Coloca los corazones decorados encima de la nata y listo.

Si pruebas esta receta tan amorosa, ¡cuéntanoslo!

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?