un chute de energía

Esta tostada francesa (ligera) de vainilla y fresas es perfecta para empezar bien el día

Aunque las tostadas francesas, muy parecidas a nuestras clásicas torrijas, puedan parecen un desayuno demasiado calórico, con unos pequeños cambios en su receta será el dulce perfecto para empezar el día con buen pie.

tostadas francesas
sonia murillo autora web clara
Sonia Murillo

Periodista especializada en moda, estilo de vida y belleza.

Actualizado a

Un desayuno que esté rico, sea sano, te sacie y te dé energía para arrancar la jornada es esencial si no quieres acabar comiendo lo que no debes durante el resto de la mañana. A nosotras nos encanta dedicarle un ratito a preparar el desayuno por las mañanas porque merece la pena. Y uno de nuestros desayunos favoritos son las tostadas francesas.

La receta de tostadas francesas ideal para desayunar entre semana

Hasta ahora, habíamos reservado los desayunos a base de tostadas francesas para los fines de semana y los días de fiesta. Pero al igual que empezamos a hacernos tortitas saludables, hemos pensado que podíamos darle la vuelta a esta receta que habitualmente está cargada de azúcares, grasas poco saludables y harinas refinadas, los tres enemigos de una alimentación sana.

Lo que no han perdido estas tostadas por el camino es su gusto y ese poder saciante que te deja con la tripita contenta durante unas cuantas horas. Hemos buscado y rebuscado hasta dar con la versión perfecta. La hemos encontrado en NutritionStarringYOU.com y merece la pena darle una oportunidad.

La clave está que utilizamos un pan 100% integral, renunciamos al azúcar, cambiamos la mantequilla por yogur griego y la mermelada por fruta natural. Toma nota del paso a paso para hacerlas.

french toast recetas ligera

Ingredientes para 2 personas

  • 2 huevos
  • 1/2 cucharadita de canela
  • 1 yogur griego sin azúcar
  • 1/2 cucharadita de esencia de vainilla
  • 6 rebanadas de pan integral
  • Fresas picadas (también puedes añadir frambuesas y arándanos)

Paso a paso

  1. Bate los huevos en un plato hondo y añade la mitad del yogur griego, la esencia de vainilla y la canela. Integra bien todos los ingredientes removiendo con las varillas.
  2. Calienta una sartén, rocíala con un poco de aceite de oliva virgen extra o aceite virgen de coco.
  3. Pasa las rebanadas de pan por la mezcla anterior y cocínalas en la sartén hasta que se doren.
  4. Sírvelas con el resto del yogur por encima y las fresas troceadas. Puedes añadir cualquier otro tipo de fruta que te apetezca como plátano, arándanos... E incluso añadir un poco de crema de cacahuete por encima.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?