Recetas

¿Cuál te gusta más?

Ideas para cenar fáciles e irresistibles

Si ya se te han acabado las ideas para cenar y no sabes qué preparar, aquí tienes varias recetas para hacer en casa de forma rápida y fácil.

Por Nacho Benavides | 5 de noviembre de 2018, 19:00

pizza boloñesa huevo. Pizza boloñesa con huevo

Pizza boloñesa con huevo

La pizza es un clásico de las ideas para cenar y, dependiendo de lo que le pongas, no tiene por qué ser muy pesada (y si no mira nuestra fórmula para conseguir una pizza baja en calorías). En este caso, para ahorrar tiempo, hemos cogido una masa de pizza ya preparada, la hemos colocado en la bandeja del horno forrada con papel sulfurizado, y la hemos cubierto con salsa boloñesa y mozzarella. Luego, la cueces en el horno precalentado a 250° durante 12-15 minutos. Y a media cocción, cascas un huevo en el centro. Fácil, ¿no?

1 / 15

calabacines rellenos. Calabacines rellenos

Calabacines rellenos

Las hortalizas rellenas son unos de los platos más socorridos y fáciles de hacer (aunque parezca lo contrario). Solo tienes que despuntar los calabacines, lavarlos, cortarlos por la mitad a lo largo y vaciarlos. Luego, los cueces 3 minutos, los enfrias en agua con unos cubitos de hielo, y los escurres bien. Mientras se precalienta el horno a 180o, prepara un sofrito de verduras junto con carne picada y utilízalo para rellenarlos. Colócalos en una fuente refractaria y hornea 15 minutos. Para facilitar el proceso, puedes utilizar un pisto de verduras que ya esté hecho en plan "safe food".

2 / 15

croquetas jamon queso. Croquetas de huevo y jamón

Croquetas de huevo y jamón

Las croquetas te pueden salvar una comida o una cena en un plis plas si las tienes preparadas de antemano. Para hacer estas de jamón y queso, solo tienes que mezclar una bechamel, con huevo cocido y jamón serrano picado, rebozarlas con huevo y pan rallado, y freírlas. Si quieres una versión menos grasienta, también puedes hornearlas en lugar de freírlas, como hemos hecho en nuestras croquetas ligeras de pavo. Y si has renunciado a hacerlas porque nunca te salen bien del todo, no te pierdas los trucos para hacer croquetas iguales y evitar que se rompan.

3 / 15

quiche de esparragos requeson. Tarta de espárragos, tomatitos y requesón

Tarta de espárragos, tomatitos y requesón

Mientras se precalienta el horno a 200°, forra un molde de tarta de 20 cm con un disco de hojaldre refrigerado. Dispón encima puerro sofrito, espárragos salteados y unos tomaticos cortados por la mitad. Salpimienta, reparte por encima requesón u otro queso cortado en daditos, riega con un hilo de aceite y hornea unos 25 minutos, hasta que el hojaldre esté dorado. Decora con hierbas aromáticas y sirve.

4 / 15

hamburguesa de carne con tomate pepinillos. Hamburguesa con tomate y pepinillos

Hamburguesa con tomate y pepinillos

Pocas cosas son tan apetitosas como una hamburguesa y, dependiendo de los ingredientes que uses para cocinarla, no tiene por qué ser ningún pecado. Estas, por ejemplo, son de ternera y las hemos combinado con un pan de burger de semillas, rodajas de tomate y pepinillos. Para que te siente mejor por la noche, puedes asar las rodajes de tomate y así serán más fáciles de digerir. Y si tienes dudas sobre si puedes comer burgers estando a dieta, esto te interesa.

5 / 15

berenjena rellena arroz. Berenjena rellena de arroz

Berenjena rellena de arroz

Para hacerlas, hemos partido unas berenjenas por la mitad, les hemos hecho unos cortes en la pulpa y las hemos horneado 20 min a 180°. Luego las hemos dejado enfriar un poco, las hemos vaciado con ayuda de una cuchara, y hemos mezclado esta pulpa con un arroz basmati con verduras que nos había sobrado de una comida. Finalmente, hemos rellenado las berenjenas con la mezcla, las hems horneado 5 min a 180° y listo.
 

6 / 15

sopa de pasta. Sopa de pasta

Sopa de pasta

Calienta un caldo que ya tengas preparado (o precocinado) hasta que rompa a hervir, añade la pasta que más te guste, cuécela el tiempo que indique el fabricante, y rectifica el punto de sal si fuera necesario. Mientras cuece, lava perejil, sécalo bien con papel de cocina y pícalo muy fino. Una vez cocida, reparte la sopa en cuencos y espolvorea el perejil por encima. Si deseas darle un toque italiano, puedes añadirle un poco de queso rallado. Y si quieres un toque oriental, usar noodles en lugar de la pasta de toda la vida.

7 / 15

tarta verduras. Tarta de hojaldre con jamón, queso y verduras

Tarta de hojaldre con jamón, queso y verduras

Precalienta el horno a 180o. Extiende una lámina de hojaldre sobre la placa forrada con papel sulfurizado. Dobla el borde de la masa hacia dentro, más o menos 1 cm, y pincela el borde con yema batida. Luego, pincha varias veces el centro con un tenedor. Introdúcela en el horno y cuécela durante 10 minutos. Retira y deja templar. Reparte encima virutas de jamón, taquitos de queso y hortalizas (tomatitos, verduras asadas o incluso trozos de fruta). Vuelve a hornear 5 minutos más a la misma temperatura, retira, deja reposar unos 5 minutos y sirve.

8 / 15

lasaña espinacas. Lasaña de espinacas

Lasaña de espinacas

En una fuente refrectaria, pon un dedo de bechamel. Coloca encima una capa de placas de lasaña cocidas. Cubre con una mezcla de espinacas cocidas y requesón desmenuzado. Pon otra capa de placas de placas de lasaña y de espinacas con requesón. Remata con una capa más de placas de lasaña, cubre con bechamel, espolvorea queso por encima y hornea de 18 a 20 minutos en el horno precalentado a 200°.

9 / 15

cazuelas brocoli salmon. Cazuelitas de brócoli con huevo y salmón

Cazuelitas de brócoli con huevo y salmón

Precalienta el horno a 180°. Mientras se calienta, cuece ramitos de un brócoli junto con un ajo laminado en agua salada durante unos 7 minutos. Corta en tiras finas unas lonchas de salmón ahumado. Bate tres huevos junto con un poco de perejil picado y una pizca de sal y pimienta. Reparte el brócoli en cazuelitas refractarias, pon encima el salmón, vierte el huevo, espolvorea con un poco de queso rallado, y hornéalas 5 minutos hasta que el queso empiece a dorarse y el huevo se cuaje. Puedes sustituir el salmón por jamón, gambas, gulas, setas... Descubre más recetas con brócoli. 

10 / 15

rollito pollo jamon verdura. Rollitos de pollo con jamón y verduras

Rollitos de pollo con jamón y verduras

Sobre unos filetes de pollo, pon una loncha de jamón serrano. Enrolla y sujeta con un cordel o un palillo. Dóralos en una sartén con un hilo de aceite. Una vez dorados, añade salsa de tomate, verduritas cortadas en taquitos, un poquito de vino si quieres, y deja cocer tapado unos 10 minutos. Para decorar, puedes espolvorear por encima unas hierbas aromáticas. Además de ser una buena idea para cenar, es una de esas cenas que tienes listas en pocos minutos (¡y no son de lata!).

11 / 15

rollo cabalacin pollo verdura. Rollos de cabalacín con pollo y verduras

Rollos de cabalacín con pollo y verduras

Corta un calabacín en láminas finas a lo largo y escáldalas en agua hirviendo unos minutos para que se ablanden.  Luego coge unas puntas de espárrago y pimientos y zanahorias cortados en bastoncitos y saltéalos. Corta también el pollo en tiras y saltéalo. Entonces, coge una fuente refractaria, pon una cama de salsa de tomate y encima el calabacín enrollado con bastoncitos de verduras y las tiras de pollo en medio (si quieres sujétalos con un palillo para que no se abran) y queso rallado encima. Solo te falta hornearlos 15 minutos a 200° y listo. Más trucos para cocinar al horno, aquí.   

12 / 15

chuleta pavo patata tomate. Chuleta de pavo con verduras asadas

Chuleta de pavo con verduras asadas

El truco para hacer esta receta en un abrir y cerrar de fogón es cocer las patatas primero en el microondas. Lávalas bien sin quitar la piel, pínchalas con un tenedor, mételas tal cual en un recipiente para microondas, y cuécelas a la máxima potencia unos 4-5 minutos. Sácalas, deja que se enfríen un poco, córtalas en rodajas y ásalas en una plancha junto con rodajas de tomate y tiras de cebolla. Y finalmente lo juntas con las chuletas de pavo a la plancha que puedes haber hecho a la vez que la verdura. Como ves, no tiene ningún misterio. 

13 / 15

crema espinacas huevos codorniz. Crema de espinacas con huevo cocido

Crema de espinacas con huevo cocido

En una olla, saltea un puerro y una zanahoria. Luego, incorpora unos 500 g de espinacas frescas y una patata cortada en daditos. Cuando las espinacas, se hayan reducido, añade caldo vegetal hasta que todas las hortalizas queden bien cubiertas. Cuece unos 15-20 minutos (hasta que la patata esté cocida) y tritura. Para acompañar y que el plato sea más completo, puedes añadirle huevo cocido (en este caso son de codorniz), unas láminas de almendra tostada, y si quieres un toque exótico, alguna hoja de espinaca fresca salteada en aceite. 

14 / 15

merluza verduras papillote. Merluza y verduras en papillote

Merluza y verduras en papillote

Corta 4 rectángulos grandes de papel sulfurizado. Raspa 2 zanahorias y despunta 1 calabacín. Lava ambos y pártelos en bastoncitos finos. Lava la merluza, salpimiéntala y repártela en el papel junto con las verduras. Añade un poco de vino blanco y aceite a cada paquetito. Ciérralos y hornéalos 12 minutos a 180°. Ábrelos con cuidado, para no quemarte con el vapor. Para aderezar, puedes usar una mezcla de perejil, ajo y piñones triturados con aceite, u otro aliño que te guste. 

15 / 15

Ya has visto en nuestras ideas para cenar que hay muchas opciones cuando no sabes qué comer por la noche. Aunque hay mucha controversia sobre lo que debería ser una cena perfecta, pues depende mucho de lo que hayas comido a lo largo del día y de tu actividad física, sí que hay unos principios básicos.

Radiografía de la cena perfecta

  • Debe ser ligera pero no escasa.
  • Completa, porque tu cuerpo sigue trabajando de noche, pero sin caer en excesos
  • Y digestiva, para facilitar el descanso.

Buenas (y malas) compañías de la cena

  • Verdura cocinada, mejor que cruda. Por la noche es preferible tomar la verdura cocida, al vapor o en forma de cremas. La ensalada puede resultar indigesta.
  • Pescado, mejor que carne. El pescado también es más digestivo. Y entre las carnes, mejor las blancas. Pero no es cierto que la cena deba ser más rica en proteínas. Basta con 60-80 g de pescado o pollo.
  • Fruta cocida. Puedes cocer ligeramente las manzanas, peras, plátanos o melocotones al horno, en el microondas o asarlas a la plancha.
  • Yogur. Es un clásico como postre para cenar, pero de ningún modo puede convertirse en lo único que cenes.
  • Infusiones. Sí, siempre y cuando sean relajantes y digestivas. No es hora para hacerse un revitalizante té, por ejemplo.

Relacionados

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?