CONTENIDO PATROCINADO

Después de probar estas carnes de sabor exquisito, querrás repetir

Ternera Gallega y Ternasco de Aragón, con el aval del sello europeo IGP. Riquísimas, de origen y calidad certificados. Es tan deliciosa que solo de pensar en ella, ¡se nos abre el apetito! ¿Ya la has probado?

Actualizado a

Escrito por:

Redacción CLARA

Actualizado a

Entradilla_IGP

Según un estudio de Nielsen, el 70% de los españoles prefieren comprar verdura, fruta o carne de origen nacional, incluso aunque sean más caros. ¿Pero sabes qué productos deberías escoger? Con tanta oferta, las posibilidades se multiplican y a veces podemos sentirnos bastante confusas a la hora de escoger productos de calidad. Como siempre, estamos aquí para ayudarte, y has de saber que hemos probado dos productos excepcionales que ya ocupan un lugar muy privilegiado en nuestra cocina: las carnes de las IGP Ternera Gallega y Ternasco de Aragón, ¡qué delicia!

Las carnes frescas de calidad que deberías conocer: Ternera Gallega IGP y Ternasco de Aragón IGP

El cordero de Ternasco de Aragón IGP se distingue por ser una carne joven, de sabor equilibrado, ideal para los amantes de la carne. Se alimenta con leche materna y cereales naturales. Su exigente proceso de crianza está regulado desde el año 1989 por el Consejo Regulador de la IGP Ternasco de Aragón, lo que supone la distinción de ser la primera carne fresca en España reconocida con una denominación específica. Su crianza favorece la economía rural aragonesa, su cultura y medio de vida, manteniendo la población y preservando el medio natural.

Cuando hablamos del sello IGP nos referimos a la denominación de productos con Indicación Geográfica Protegida que otorga la Unión Europea. No es una carne cualquiera y es mucho más que un producto premium, cuando la pruebes, lo entenderás.

Esta carne de calidad certificada la encontrarás en carnicerías especializadas, en supermercados e hipermercados y en los mejores restaurantes. Puedes degustarla de la forma más tradicional, al horno con patatas, en guiso o en chuletillas a la brasa. ¿Buscas opciones más saludables? Apuesta por un filete a la plancha filete a la plancha para cualquier día o por un turnedó para una cena especial ¡Tú decides!

¿Cómo diferenciar esta carne del resto?

Se identifica fácilmente en el mostrador de la carnicería por llevar un sello rojo con las siglas “TATATA” impreso directamente en la carne, así como el logotipo identificativo del Ternasco de Aragón IGP.

Ternera Gallega es una carne de extraordinaria jugosidad y suculencia, para paladares exquisitos y exigentes como el tuyo. Si te consideras un foodie de los pies a la cabeza y eres un amante de la carne de calidad, ¡esto es para ti!

ternera

Es un producto con más de 3.700 años de tradición e historia en Galicia y es una de las mejores carnes de vacuno europeas. Procede de animales jóvenes cuya alimentación se basa en la tradición de las ganaderías familiares gallegas, en el pastoreo y en productos exclusivamente vegetales. Nos gusta porque ofrece muchas opciones de cocinado, desde plancha a estofados, pasando por rollos y albóndigas, ¡el límite gastronómico lo pones tú! También podrás encontrarla en carnicerías, supermercados y grandes superficies. La reconocerás gracias a sus etiquetas y a la característica T de su logotipo.

Ambos productos son exclusivos, certificados por un Consejo Regulador que asegura la trazabilidad y origen del producto. Tienen el sello IGP –productos con Indicación Geográfica Protegida–, que garantiza su calidad excepcional. Además, contribuyen a la sostenibilidad del medio rural, social y natural de su territorio; por lo que poco más podemos pedir.

Recetas con estilo

Sabemos que te gusta comer bien y disfrutar de los pequeños placeres de la vida, por eso hemos seleccionado dos súper recetas a base de Ternera Gallega y Ternasco de Aragón para que vayas abriendo boca. Eso sí, te damos las claves pero siempre puedes innovar y dejar que tu lado cocinitas haga de las suyas.

Paletilla de Ternasco de Aragón en asado perfecto

paletilla asada

INGREDIENTES

  • 2 Paletilla de Ternasco de Aragón IGP marcada para asar
  • 1 kg de patatas
  • Sal fina
  • 4 dientes de Ajo
  • 100 ml de Aceite de Oliva Virgen Extra
  • 0.5 litros de Vino blanco
  • Lechuga variada
  • Olivas negras del bajo Aragón
  • Vinagre blanco
  • Laurel
  • Tomillo

PASO A PASO

Para empezar, precalienta el horno arriba y abajo. Pela y corta las patatas a rodajas gruesas y deposítalas en una bandeja de horno. Añade sal, ajo-aceite, laurel y cubre con agua. Sala la paletilla por ambos lados, unta ligeramente con un poco de aceite, colócala con la piel hacia abajo en otra bandeja de horno. Añade unos dientes de ajo y unas ramas de tomillo. Introduce ambas bandejas en el horno (las patatas apoyadas en el suelo del horno y la paletilla a media altura, 150ºC arriba y abajo y con el horno ya precalentado). A los 30 minutos, da la vuelta a la paletilla y remoja con una chorrada de vino blanco. Después de otros 30 minutos, remoja la paletilla por encima con medio litro de agua. Mantén en el horno 45 minutos más, haciendo un total de 1h 45min. Saca la bandeja del horno, termina de cortar las piezas de paletilla y sirve en un plato las patatas y la carne. Por otro lado, prepara una ensalada fácil con lechuga variada, cebolla cortada a gajos y olivas negras del bajo Aragón.

Wok de Ternera Gallega con pimientos

Y si quieres probar más recetas fáciles y deliciosas donde la Ternera Gallega IGP sea la protagonista, te proponemos el wok de Ternera Gallega con pimientos.

wok

INGREDIENTES

  • 800 gr de Ternera Gallega IGP para saltear
  • 6 cucharadas de salsa de soja
  • 4 cucharadas de aceite de sésamo
  • 2 dientes de ajo
  • 1,5 cucharada de jengibre
  • 1 pimiento rojo
  • 1 pimiento verde
  • 1 pimiento amarillo
  • 1 cucharada semillas de sésamo tostadas
  • Aceite de Oliva Virgen Extra

PASO A PASO

Corta la carne en tiras un poco anchas y macéralas junto con la soja, el aceite de sésamo el ajo y el jengibre al menos 12 horas en nevera. Con el wok bien caliente, añade un poco de aceite y saltea la carne sin el líquido de maceración durante unos segundos hasta que los trozos adquieran un tono dorado. Aparta la carne a los lados del wok y añade los pimientos cortados en juliana fina al centro, cocina durante unos segundos hasta que tomen color y saltea a fuego vivo mezclando carne y pimientos. Al final, añade el jugo de maceración de la carne y las semillas de sésamo al último momento.

¿Necesitas más inspiración? En nuestra sección de recetas encontrarás un montón de ideas. ¡Ponte manos a la obra!

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?