Hay veces que te das cuenta de que algo que decidiste cambiar no responde 100% a tus expectativas y que la etapa que dejaste atrás también tenía cosas dulces de las que no te querías desprender. Si no, que se lo digan a Harry y Meghan Markle que, viendo cómo se ha organizado y ejecutado su reciente visita a Nigeria, parece que echaban de menos sentirte unos royals

La pareja ha viajado hasta Nigeria, como si de una “misión humanitaria” se tratara, enmarcada en eventos de representación de su fundación Archewell e invitados por el Jefe del Estado Mayor de la Defensa, Christopher Musa. Este viaje solidario, pero plagado de actos y honores a Los Sussex, ha recordado mucho a los viajes internacionales de Estado que realizan las casas reales europeas. Harry y Meghan Markle decidieron excluirse de esta categoría hace ahora 4 años al anunciar que se separaban de la familia real británica para emprender una vida “alejada de la presión” en Estados Unidos. Parece que ahora la pareja, ya sin título oficial, quieren volver a llamar la atención de forma mundial, comportándose como si de miembros de la realeza se tratasen. 

El comentado gesto de Harry que replica a su madre

Si hay una imagen que pasará a la posteridad como histórica y que demostró cómo los royals pueden ser humanos, fue la imagen de la Princesa Diana junto a un enfermo de VIH. Fue uno de los momentos y fotografías más impactantes de los 90. No solo dio la vuelta al mundo, sino que hizo que la gente cambiara de opinión ante una enfermedad tremendamente estigmatizada como era el VIH en aquel momento. Ahora, 37 años después, ha sido su hijo pequeño, Harry, el que, no sabemos si a propósito o sin apenas darse cuenta, ha recreado una imagen similar y cargada de simbolismo durante su visita a Nigeria. 

Ha sido durante su primer día en el país africano, donde tenía programada una visita en solitario al Hospital del Ejército de Nigeria en Kaduna. Allí se encuentran recuperándose diversos militares heridos en combate con dolencias muy variadas. Tras visitar las instalaciones y saludar al personal, Harry no ha dudado en sentarse junto a los enfermos y charlar con ellos, darles ánimo y apoyo, demostrando la cercanía y humanidad que ha heredado de su madre. La frase que el ex príncipe ha elegido para animarlos ha sido: “A pesar de las lesiones, vuestra vida no ha terminado”, alentando esperanza en los enfermos.

Regalos y experiencias únicas

Aprovechando la visita al país, Harry ha recibido diversos regalos, pero dos especialmente emotivos: una serie de fotografías de su madre, Lady Diana, y de su mujer, Meghan Markle. Pero si de algo seguro que se acuerdan al volver a su casa en Montecito, California, es de una experiencia inolvidable que ha vivido en el hospital de veteranos, donde Harry ha participado en un partido de un peculiar juego de vóley “sentados”, compartiendo equipo con el ex soldado nigeriano Peacemaker Azuegbulam. Pero, aun con el invitado especial en el partido, los nigerianos no se han dejado intimidar y han terminado ganando al equipo del propio Harry de Inglaterra por cuatro puntos extra.

El pasado Nigeriano de Meghan Markle

Otra de las impactantes anécdotas que se han sucedido durante este viaje de los Sussex a Nigeria ha estado relacionada con Meghan Markle. La actriz no ha dudado en mostrar su cercanía y cariño en todas las visitas que han llevado a cabo durante el viaje. Tremendamente implicada, se ha deshecho en sonrisas y gestos de complicidad. Y es que hemos conocido recientemente que ella se siente parte de este país africano.

Hace tiempo, en su pódcast, Meghan Markle indicó que había realizado una de esas pruebas de análisis de ADN que confirma la ascendencia que tienes y, según el test y la prueba sanguínea, la actriz tiene ascendencia Nigeria. Ella misma lo explicaba así:  “Acabo de hacer mi genealogía hace un par de años y soy 43% nigeriana”, explicaba la afroamericana.

Durante su viaje al país africano, Meghan Markle no solo ha aprovechado para contar esta anécdota, sino también para reflexionar sobre sus raíces como persona negra. “Una parte de ser afroamericana consiste en no saber demasiado acerca de tu linaje, ni de dónde vienes en concreto. Así que fue emocionante para las dos - haciendo referencia a su madre - descubrir más sobre ello y comprender lo que de verdad significa”

“Me veo a mí misma reflejada en todos vosotros”, añadía, compartiendo con todos estos lazos genealógicos. Y ha querido remarcarlo en sus looks,  “Ha sido un torbellino de 24 horas desde que llegamos y rápidamente recibí el aviso de que necesito usar más color, para poder encajar con todos vosotros y vuestra increíble moda”, demostrando así que había pasado de sus tradicionales tonos neutros a otros con más color como homenaje a la que es, también, su tierra.