muy perjudicial para la salud

El peligroso régimen con el que Beyoncé perdió 20 kilos en 44 días

No es nada recomendable, puede tener consecuencias físicas y psicológicas de lo más perjudiciales y un efecto rebote que puede hacer aumentar el peso todavía más que antes.

Por Sonia Murillo Actualizado el 26 de julio de 2019, 12:48

beyonce

Adoramos a Beyoncé pero esto que ha hecho nos parece temerario y muy peligroso para la salud. La cantante ha confesado que hace un año decidió seguir un régimen de lo más drástico para perder 20 kilos antes de su sonado concierto en el Festival de Coachella. Hasta ella misma reconoce que se pasó de la raya y que nunca jamás va a hacer algo parecido en un vídeo que ha compartido en su canal de Youtube en el que da muchos más detalles.

Beyoncé reconoce que el régimen que siguió para perder 20 kilos fue excesivo

La combinación de una dieta súper restrictiva y una actividad física extenuante para preparar su concierto en el Festival de Coachella tuvieron serias consecuencias para su cuerpo. Ansiedad, temblores musculares... y demasiado poco le pasó para la barbaridad que hizo. Beyoncé llegó a pesar 98 kilos cuando estaba embarazada de sus gemelos. Fue perdiendo peso de forma progresiva pero tal y como ella misma cuenta, no sentía que su cuerpo fuera suyo. Por eso, antes de esta actuación que la iba a situar en el centro del universo musical quiso volver a sentirse bien consigo misma. El problema es que eligió un método poco recomendable.

Beyoncé decidió seguir el plan de nutrición elaborado por su entrenador personal, Marco Borges, y que pasaba por eliminar de su dieta prácticamente todos los grupos alimenticios salvo los vegetales, que tomaba lo menos procesados posible. "Me limito a no comer pan, ni carbohidratos, ni azúcar, ni lácteos, ni carne, ni pescado, ni alcohol...", comentaba Beyoncé que cuando empezó este plan pesaba 79 kilos. El plan de este entrenador está pensado para llevarse a cabo durante 22 días pero ella llevó a su cuerpo al límite siguiéndolo durante 44. "Me empujé más lejos de lo que realmente podía. Aprendí una lección muy valiosa: nunca, nunca me empujaré tan lejos otra vez". Y es que además de hacer una dieta tan restrictiva, hacía ejercicio físico y ensayaba para el show de Coachella durante horas. Consiguió su objetivo, sí, pero ¿a qué precio? Parece que para ella no mereció la pena.

Si hay una lección que debemos aprender de todo esto es que para perder peso de forma segura hay que tener paciencia y ponerse en manos de un profesional que se asegure de que seguimos un plan dietético y de ejercicio que no perjudique la salud.

Relacionados

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?