Marcas

Garnier

1 / 7
cosmética natural low cost
6,80€
mascarilla-poros

3. Mascarillas

Si quieres limpiar la piel en profundidad, apuesta por una mascarilla. Nos referimos a una limpiadora, de arcilla o carbón. No se deben utilizar cada día, sino una o dos veces a la semana –dependiendo del producto–, y siempre después de limpiar tu piel, y, si fuera el caso, de la exfoliación.

En cuanto a las mascarillas hidratantes o de tratamiento –las de tissue, las que se usan por la noche, etc...–, que no se eliminan con agua sino que al retirarlas debemos masajear, para acabar de absorber el producto, las pondríamos siempre después del tónico (que es el paso 4, como verás a continuación). 

Si no tienes ninguna, no pasa nada, puedes hacer una mascarilla casera tú misma. ¿Cómo? Por ejemplo, “batiendo frutas no cítricas, aportaremos frescura a la piel. Las cítricas es mejor evitarlas, ya que la vitamina C es irritativa y oxidante si no va cuidadosamente formulada. También las mascarillas de yogur son una buena opción para nutrir e hidratar. No conseguirán al 100% los efectos de un producto formulado por expertos, pero aportarán sensación de calma al tejido y una hidratación de sus capas más superficiales”, explica Raquel González, directora de educación de Perricone MD. 

Si buscas una mascarilla nueva y no quieres desembolsar grandes cantidades de dinero, apuesta por este producto de Garnier. Purifica la piel al instante, minimiza los poros, unifica la textura y, además, deja la piel hidratada. 

COMPRAR

3 / 7

2,80€
Mascarilla
4,90€

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?