Horóscopos al desnudo

Descubre cómo es el niño Acuario

Tanto si estás esperando un hijo para febrero como si ya tienes uno de estas fechas, descubre cómo es (o será) el niño Acuario, un renacuajo espontáneo e impredecible con un espíritu revolucionario.

Por Clara Esmandia | 18 de enero de 2018, 05:00

Alegre y transgresor

Desde muy pequeño, Acuario se mostrará alegre, muy sociable, mentalmente súper despierto y con un espíritu rompedor. Sí, sí, no tardará demasiado en comportarse de un modo innovador e impredecible...

1 / 13

Lo quiere probar todo

El culpable de esta actitud es Urano, su planeta regente, que representa la ruptura con lo tradicional y el comienzo de lo nuevo. Esto hace que sea un bebé espontáneo, muy inclinado a probarlo todo y, a menudo, a saltarse las normas también.

2 / 13

Adicto a la novedad

Se siente atraído irresistiblemente hacia la novedad, la ciencia y la tecnología. Por lo tanto, prepárate para verlo desde el minuto cero trasteando mandos, televisores, móviles, ordenadores y cualquier electrodoméstico que se cruce en su camino para saber cómo funciona. Sus ganas de aprender suelen ser inagotables.

3 / 13

Revoltoso a su manera

No es que Acuario sea el niño más desobediente y revoltoso del zodiaco, sino que simplemente siente que hay ciertas normas que no sirven para nada o que son totalmente prescindibles...

4 / 13

El motor del cambio

Su elemento tiene mucho que ver en todo esto. Aunque su nombre puede hacer creer que se trata de un signo de Agua, es un signo de Aire. Su símbolo es la persona que lleva el agua, no el elemento en sí mismo. O sea que Acuario es el que pone en marcha las transformaciones.

5 / 13

Despierto y alegre

Rápidamente comprobarás que estás frente a un renacuajo original y con una gran imaginación y capacidad mental para cuestionarlo prácticamente todo. Pero, eso sí, de un modo alegre y nada agresivo gracias a las dotes comunicativas que le otorga también el Aire.

6 / 13

Súper sociable

El niño Acuario es uno de los más alegres y sociables de todos. Así que no te extrañe que te llene la casa de amigos y que siempre esté dispuesto a vivir mil aventuras con ellos.

7 / 13

Sin miedo a probar

Abierto a todo lo nuevo y muy curioso, siempre está dispuesto a probar, explorar, aprender... Motivo por el que en general no tendrá reparos en probar todo tipo de alimentos, tareas y actividades, o apuntarse a un bombardeo si hace falta.

8 / 13

Aparentemente frívolo

Aunque Acuario es uno de los signos más inteligentes del zodiaco, también suele ser bastante superficial e inconstante, lo que le lleva a ir picoteando un poco de todo sin centrarse y profundizar en nada concreto, y hace que a veces parezca frívolo e insustancial.

9 / 13

Facilidad para dispersarse

Como consecuencia de esto, suele tener tendencia a dispersarse con facilidad. Necesita profesores que le ayuden sutilmente a canalizar su gran inteligencia y energía o lo dejará todo a medias.

10 / 13

Libre e independiente

Paso a paso, Acuario irá desarrollando su irrefrenable necesidad de libertad e independencia. A medida que se acerque a la adolescencia, Acuario querrá jugar a lo que quiere, vestir a su manera, organizar libremente sus horarios, y tomar sus propias decisiones.

11 / 13

Enemigo de las presiones

Prohibido atosigarle o imponerle las cosas por la fuerza y sin argumentos, ya que provocará el efecto contrario al deseado. Si se siente acorralado, Acuario saca el revolucionario que lleva dentro y es capaz de romper con todo, sin miedo y sin mirar atrás.

12 / 13

Idealista en potencia

Si por el contrario le dejas espacio y confías plenamente en él, se sentirá libre y cómodo para desarrollar al soñador e idealista que es en esencia.

13 / 13

Del 21 de enero al 19 de febrero es el reinado de Acuario, un signo que ya desde muy pequeño se mostrará muy sociable, mentalmente súper despierto y con un espíritu rompedor. Pero hay mucho más. Si quieres saber cómo es el niño Acuario, aquí tienes todos los secretos para conocerlo a la perfección según los astros.

Espontáneo e impredecible

Después de su nacimiento, el niño de este signo no tarda demasiado en comportarse de un modo innovador e impredecible. El culpable es Urano, su planeta regente, que representa la ruptura con lo tradicional y el comienzo de lo nuevo. Esto hace que sea un bebé espontáneo, muy inclinado a probarlo todo y, a menudo, a saltarse las normas, también.

Sin embargo, no temas. No es que Acuario sea el niño más desobediente y revoltoso del zodiaco, sino que simplemente siente que hay ciertas normas que no sirven para nada o que son totalmente prescindibles (y la verdad es que en muchas ocasiones tiene razón, hay infinidad de reglas que seguimos por inercia y tradición, y no por lógica o convicción).

Su elemento tiene mucho que ver en todo esto. Aunque su nombre puede hacer creer que se trata de un signo de Agua, es un signo de Aire. Su símbolo es la persona que lleva el agua, no el elemento en sí mismo. O sea que Acuario es el que pone en marcha las transformaciones.

Con capacidad para cuestionarlo todo

Traducido al niño de este signo, te encontrarás con un renacuajo original, y con una gran imaginación y capacidad mental para cuestionarlo prácticamente todo. Pero, eso sí, de un modo alegre y nada agresivo gracias a las dotes comunicativas que le otorga también el Aire.

El niño Acuario es uno de los más alegres y sociables de todos. Así que no te extrañe que te llene la casa de amigos. Curioso y muy abierto a todo lo nuevo, siempre está dispuesto a probar, explorar, aprender... Motivo por el que en general no tendrá reparos en probar todo tipo de alimentos y realizar tareas que otros niños rechazan por miedo o desconfianza.

Se siente atraído irresistiblemente hacia la novedad, la ciencia y la tecnología. Por lo tanto, prepárate para verlo desde pequeño trasteando mandos, televisores, móviles, ordenadores y cualquier electrodoméstico que se cruce en su camino para saber cómo funciona. Sus ganas de aprender suelen ser inagotables.

Libertario y aparentemente frívolo

Sin embargo, aunque Acuario es uno de los signos más inteligentes, también suele ser bastante superficial e inconstante, lo que le lleva a ir picoteando un poco de todo sin centrarse y profundizar en nada concreto, y hace que a menudo parezca frívolo e insustancial.

Poco a poco, irá desarrollando su irrefrenable necesidad de libertad e independencia. A medida que se acerque a la adolescencia, Acuario querrá jugar a lo que quiere, vestir a su manera (aunque pueda ser extravagante), organizar libremente sus horarios, y tomar sus propias decisiones.

Prohibido atosigarle o imponerle las cosas por la fuerza y sin argumentos, ya que provocará el efecto contrario al deseado. Si se siente acorralado, Acuario saca el revolucionario que lleva dentro y es capaz de romper con todo, sin miedo y sin mirar atrás. En cambio, si le dejas espacio y confías en él, se sentirá libre y cómodo para desarrollar al soñador e idealista que es en esencia.

Relacionados

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?