Tu casa a punto

Trucos originales para limpiar tu casa y que huela muy bien

Todas queremos una casa libre de gérmenes pero ¿es necesario que huela a lejía?Aquí encontrarás ideas para que, además de desinfectada, dé gusto respirar en ella.

Actualizado a

Escrito por:

Isabel Zúñiga

Actualizado a

limpiar tu casa
Roam in color via Unsplash

Una cocina recién fregada, sábanas limpias, un baño que huela a limón, saquitos de lavanda en los armarios… Tener una casa a prueba de polvo y bacterias no implica que huela a amoníaco y lejía. Por eso, hoy te propongo que la próxima vez que vayas a limpiar tu casa eches mano de productos que tienes en la despensa para mantenerla aseada y libre de malos olores.

Eso sí, todos tus esfuerzos serán en vano si no renuevas a diario el aire de cada habitación. Ventilar es la manera más económica y eficaz de purificar una estancia (y disfrutar del frescor de la mañana). Tan solo diez minutos son suficientes para ello.

Si después de poner en práctica estos consejos aún percibes algún olor extraño, tocará revisar algunos sitios de tu hogar y poner remedio.

1 / 8
trucos para limpiar tu casa 1

Utilizar polvos de talco

¿Tu velada perfecta incluye unos crujientes nachos con queso viendo Netflix? Ten cuidado porque puede transformarse en pesadilla en forma de mancha en tu ropa, el sofá o la alfombra.

Además de ser un buen producto para tener en el cuarto de baño, los polvos de talco te servirán para eliminar grasa y malos olores de los tejidos. Apunta estos pasos en tu manual de trucos caseros, no sin antes leer primero las instrucciones del fabricante.

  • Espolvorear con polvos de talco sobre el tejido en cuestión.
  • Dejar actuar 24 horas.
  • Sacudir sin frotar.
  • Lavar como de costumbre.

1 / 8

trucos para limpiar tu casa 2

Limpiar tu casa con limón

Si asocias el olor de este cítrico a la limpieza es por algo. Para empezar, su capacidad para neutralizar olores lo hace indispensable en tu nevera. 

Según un estudio el microondas es uno de los lugares que más gérmenes acumula. Combátelos estrujando las dos mitades de un limón y mételas en un bol con agua hasta que comience a hervir. Espera 5 minutos y seca con una bayeta.

También puedes fabricar tu propia esencia para aplicar en el ambiente antes de fregar el suelo:

  • Rellena un pulverizador con zumo de limón y agua a partes iguales sin llenar del todo la botella.
  • Añade una cucharadita de bicarbonato sódico y vigila que no se salga. A modo de ejemplo, para un pulverizador de 500 ml, pondrías 100 ml de limón y 100 ml de agua.
  • Si no tienes a mano limón pero sí un aceite esencial bastará con dos gotitas.

2 / 8

trucos para limpiar tu casa 3

Humedecer con agua oxigenada

Limpiar tu casa también implica el buen mantenimiento y desinfección de sábanas, toallas y mantas. En ocasiones, alguna mancha de maquillaje rebelde se resiste a desaparecer. Prueba a aplicar agua oxigenada en la mancha durante unos minutos y vuelve a lavarla.

3 / 8

trucos para limpiar tu casa 4

Desinfectar con vinagre blanco

Este producto natural y ecológico es un potente limpiador y desinfectante. Si además de limpiar tu casa quieres eliminar el moho y las bacterias de zonas concretas esta es tu mejor opción.

  • Estanterías y cajones. Pasa un paño humedecido en agua, jabón y un chorrito de vinagre.
  • Nevera. Usa una solución de agua y vinagre en una proporción de 60% - 40%.
  • Tambor de la lavadora. Añade una taza de vinagre blanco en el dispensador del detergente. Después inicia un ciclo de lavado normal sin nada dentro a 30°C.
  • Repelente de insectos. Especialmente útil frente a aquellos que tienden a resguardarse bajo los rodapiés. Basta con rociar la zona en cuestión.

20 maneras más de usar el vinagre

4 / 8

trucos para limpiar tu casa 5

Limpiar en seco con bicarbonato de sodio

Entre las enormes virtudes del bicarbonato sódico se encuentra la de ser capaz de limpiar un colchón y eliminar los ácaros sin volverte loca. 

La arpillera es un material idóneo para dar un toque rústico tanto en casa como en eventos. Para eliminar el mal olor y la humedad basta con extenderla sobre el suelo u otra superficie y espolvorear el bicarbonato sódico. Deja actuar y aspira.

¿Te has parado a pensar todo el trasiego que soportan tus alfombras? Puedes elaborar un desodorante para ellas añadiendo unas gotitas de aceite esencial al bicarbonato sódico y luego proceder del mismo modo que con la arpillera.

5 / 8

trucos para limpiar tu casa 6

Refrescar con colonia

Seguro que tienes una fragancia favorita que llevas años utilizando. ¿Por qué no disfrutarla también en otros puntos de tu casa? Por ejemplo, en las bombillas. Pásales un trapo cuando estén apagadas y frías y seguidamente ponles una gotita de colonia. Cuando luzcan, notarás la diferencia.

Probablemente planchar no esté entre tus tareas favoritas pero ¡qué gusto tener toda la ropa bien ordenadita y con buen olor! Además de que limpiar la plancha ayuda, un truco para conseguirlo es añadir una gotita de colonia en el agua que tengas preparada para el depósito de la plancha.

6 / 8

trucos para limpiar tu casa 7

Eliminar manchas con pasta de dientes

Uno de los productos de higiene personal que más usos tiene al limpiar tu casa es el dentífrico. Tanto los garabatos de los niños en la pared como las marcas de vasos en muebles de madera tienen los días contados. Pon una pequeña cantidad sobre la mancha y frota con un trapo. Después retira los restos y limpia la zona con el producto que normalmente emplees.

¿No tienes un producto específico para la plata? Aplica un poco de pasta de dientes con un paño y deja actuar durante unas dos horas. Frota bien con un cepillo de cerdas finas o un paño. Asegúrate de que no quedan restos.

7 / 8

trucos para limpiar tu casa 8

Descubrir otros usos de la patata

Un básico en tu despensa que puede serlo también para limpiar tu casa. ¿Sabías que la patata absorbe los malos olores? Haz la prueba metiendo una patata pelada en la nevera y cámbiala cada dos o tres días para que siga siendo efectiva.

Qué rabia da cuándo se quema la comida ¿verdad? Pues todavía más cuando tienes que eliminar los restos negros de la cacerola. Parte una patata cruda por la mitad y frota. Después lava con agua tibia y seca.

8 / 8

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?