limpieza rápida y fácil

La técnica infalible para ordenar tu casa y limpiar luego la mitad

Cuanto más ordenada y despejada, menos hay que limpiar. Descubre cómo conseguirlo en un plis plas.

Por Maria Guasch Actualizado el 18 de octubre de 2019, 11:46

como ordenar para limpiar la mitad2

Las reglas de oro para conseguirlo

Menos es más

La clave esencial para que el orden te facilite la tarea de limpiar es ponerte en modo Marie Kondo.

 

  • ¿Qué hacer? Opta por el mobiliario indispensable, decoraciones minimalistas y deja los suelos y las superficies muy despejadas.
  • ¿Qué consigues? Cuando limpias, no pierdes tiempo apartando objetos decorativos y otros “pongos” (todo lo que acumulas y te preguntas: “¿dónde lo pongo?”).

No amontones

Otra regla de oro es plantar cara a los rincones donde se acumulan y atrincheran el papeleo, la ropa que te quitas y los OHNIS (Objetos Hogareños No Identificados).

 

  • ¿Qué hacer? Guardar una camisa o ponerla en la bolsa de la ropa sucia  cuando te la quitas cuesta lo mismo que dejarla tirada en una silla.

Todo en su sitio

Para no acumular ni dejar las cosas en medio, es esencial que tengas asignado un lugar para cada cosa. Así, no caes en la tentación de dejarlo todo en cualquier rincón.

 

  • ¿Qué hacer? Di sí a las cajas, organizadores para ordenar el armario y los cajones, así como otros elementos que ayudan a guardar y clasificar las cosas.

Bendita constancia

No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy. Cuesta mucho menos ordenar un poco cada día, que dejarlo todo para última hora y acabar teniendo que hacer un maratón de limpieza y orden a final de semana.

 

  • ¿Qué hacer? Si recoges y guardas los zapatos cada día, por ejemplo, evitas que se vayan amontonando mientras la suciedad se atrinchera a su alrededor.

1 / 8

como ordenar para limpiar la mitad6

Agrupa, guarda y... ¡vencerás!

Para facilitar las tareas de limpieza, agrupa las cosas y guárdalas en un mismo contenedor, así las moverás más rápido. Puedes utilizar:

 

  • Cestos
  • Organizadores
  • Cajas
  • Bandejas
  • Archivadores
  • Baúles
  • Maxi bolsas
  • Maletas

2 / 8

como ordenar para limpiar la mitad

Traza un plan para limpiar menos

Igual que quitas el polvo de arriba abajo para no ensuciar lo que ya has limpiado (uno de los errores de limpieza más comunes es hacerlo del revés), no improvises a la hora de ordenar.

 

  • Organízate y piensa en un recorrido lógico que te ayude a optimizar al máximo el tiempo y el esfuerzo (es lo que hacemos, por ejemplo, para hacer la limpieza semanal en menos de 45 minutos).
  • Lo más eficaz es ordenar por categorías y no por estancias. Por ejemplo, ponerte a guardar en su sitio toda la ropa que has ido acumulando en varios rincones de la casa. Así evitas que, cuando ya has ordenado el armario, de repente te topes con alguna prenda olvidada en el recibidor, el salón o el baño, y tengas que ordenar otra vez lo que ya has ordenado.

Puntos negros donde reina el desorden y difíciles de limpiar

  •  Las estanterías. Son un imán para la acumulación de “pongos” y de polvo. Puedes evitarlo cambiándolas por vitrinas y limitando los objetos decorativos.
  •  Zonas de juego. Los juguetes tirados pueden hacer que la limpieza sea una carrera de obstáculos. Ponle remedio con cajas o baúles para guardarlos.
  •  El recibidor. Dejas las llaves, la correspondencia, la chaqueta, los zapatos... Soluciónalo poniendo bandejas, archivadores, colgadores, zapateros...

3 / 8

como ordenar para limpiar la mitad4

Cómo plantar cara al desorden

  • Salón sin obstáculos. No dejes que se acumulen los adornos, las fotos, las revistas...  Ponles límite estableciendo un número máximo de cada uno (por ejemplo, cinco). Opta por piezas de mobiliario que sean cerradas y movibles para que no esté todo a la vista y expuesto a la suciedad. Además, lo moverás  fácilmente al limpiar.
  • Cuidado con las sillas... Las que hay en la entrada o el dormitorio suelen ser las preferidas para acumular ropa, bolsos y accesorios varios. Evítalo con colgadores, ganchos, galanes de noche…
  • Esconde la ropa sucia. Si no tienes un sitio específico para ella, acabará tirada en cualquier lugar. Pon un cubo o un cesto en el lavadero, el lavabo o el dormitorio. Y si no tienes espacio, puedes usar una maxi bolsa y colgarla detrás de una puerta.
  • Cocina y baño libres. Para facilitar la limpieza de la cocina y el baño, despeja las superficies, utiliza cajones con compartimentos, cajas con organizadores, especieros…, y guárdalo todo en su sitio después de usarlo.

4 / 8

como ordenar para limpiar la mitad8

Más vale prevenir que... limpiar

  • Piezas versátiles. Para facilitar la tarea de guardar y mover (y así limpiar más rápido), apuesta por muebles y piezas que te permiten agrupar todo lo que está desperdigado y desplazarlo cuando limpias, como cestos, revisteros, contenedores, carritos…
  • Más almacenaje. A la hora de planificar el espacio, piensa en cómo aprovecharlo para almacenar el máximo posible de cosas: bajo el sofá y la cama, en lo alto del armario... Cuanto más despejado esté, menos suciedad se atrinchera y más fácil se limpia.

 

5 / 8

como ordenar para limpiar la mitad5

Aliados mágicos

  • Sofás con almacenaje. Una chaise longue con espacio oculto para guardar te sirve para quitar de en medio cojines, plaids y otros textiles.
  • Canapés abatibles. También puedes guardar la lencería de cama en el espacio de almacenaje de una cama con canapé abatible.
  • Muebles con ruedas. Algo tan sencillo como optar por carritos, así como pufs o cajoneras con ruedas, te facilita mucho la tarea de limpiar.
  • Galanes y zapateros. Úsalos para colocar la ropa que te quitas o la que te pondrás, y evitar dejar calzado en el recibidor, a los pies de la cama…

6 / 8

como ordenar para limpiar la mitad7

Accesorios que ayudan

Actualmente, hay muchos gadgets que te ayudan a tenerlo todo en orden y, así, facilitar la limpieza.

 

  • Mandos bajo control. Usa organizadores de mandos de sobremesa, o los de tela que se cuelgan en el brazo del sofá, para agruparlos y quitarlos de en medio.
  • Recogecables. Hay organizadores de cables o cajas donde ocultarlos para que no estén hechos un lío y no te obstaculicen quitar el polvo, barrer o fregar.
  • Barras de utensilios. Mantienen a mano y en orden (pero fuera del paso) todo lo que usas en la cocina, el baño, el estudio, la zona de juegos...

7 / 8

como ordenar para limpiar la mitad3

Cómo mantener a raya la zona de trabajo

Uno de los lugares donde se suele instalar el desorden dificultando la limpieza es el espacio dedicado al trabajo o el estudio.

 

  • Una vez por semana. Ordena los papeles que has ido acumulando, guarda lo imprescindible en carpetas o archivadores bien etiquetados y tira lo que no necesites.
  • Utiliza el truco de la caja. Mete todo lo que uses para trabajar en una caja y ve sacando a diario lo necesario. Pasada una semana, todo lo que no hayas utilizado tienes que guardarlo en otro lugar o desecharlo definitivamente.

8 / 8

Relacionados

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?