paso a paso

Cómo plantar un hueso de aguacate: los métodos más sencillos

Es saludable, jugoso, el rey de Instagram y del mundo fit. En definitiva, el aguacate nos ha conquistado. Da un paso más y, ¡atrévete a cultivarlo tú misma!

Actualizado a

Escrito por:

Isabel Zúñiga

Actualizado a

como plantar un aguacate
Ikonos

¿Alguien duda de que los huertos urbanos están de moda? Incluso aunque nunca hayas tenido ni plantas aromáticas, estás a punto de descubrir que plantar un aguacate es una experiencia tan divertida como satisfactoria.

Para cultivar esta fruta no necesitas ni demasiado espacio ni muchos cuidados, por lo que puede nacer y crecer en tu casa sin problemas. Eso sí, has de saber que son bastante exigentes en cuanto a clima y temperatura. A continuación te proponemos los métodos más sencillos para hacerlo. ¡Empezamos!

Plantar un aguacate desde el hueso

El aguacate es una fruta muy versátil que puede disfrutarse tanto en ricas ensaladas como en deliciosos desayunos. Tan solo elige la receta que más te apetezca para degustarlo y guardar el hueso, pieza clave para tu objetivo.

  • ¿Cómo saber si un aguacate está en su punto? Sostenlo con ambas manos y presiona suavemente. Si está un poco blando lo puedes tomar sin problema. Otro truco es localizar el tallito superior; si se quita fácilmente cuando lo tocas también significa que ya está maduro y listo para comer.
  • Aunque tengas muchas ganas de empezar a plantar un aguacate recuerda que primero debes lavar bien el hueso con agua abundante sin dañarlo. Así te asegurarás de eliminar todos los restos que pudiera tener.

plantar un aguacate con palillos
Unsplash Josh Munger

El método de los palillos

La Organización Mundial del Aguacate (WAO, por sus siglas en inglés) nos da las claves de este método. Además de ser el más conocido es el que más encanto tiene.

  • Para empezar deberás perforar el hueso limpio con tres o cuatro palillos de dientes justo por la mitad. Así se sostendrá cuando lo introduzcas en un vaso de agua manteniéndose sumergido con una parte fuera.
  • El siguiente paso será añadir agua hasta que cubra la mitad de la semilla del aguacate. Deberás cambiarla cada dos o tres días para que no se pudra, evitar el frío y ubicarla en un lugar soleado. La semilla tardará como mínimo 3 o 4 semanas en germinar.
  • Es importante aprender a diferenciar la parte superior e inferior del hueso ya que en la parte superior crecerá el brote y en la inferior la raíz. ¿Un truco? La parte más puntiaguda es la superior, mientras que el fondo suele ser más ancho y plano con una marca redonda y escamosa.
sacar el hueso de un aguacate
Louis Hansel via Unsplash

El método de la bolsa

Si te parece complicado agujerear la semilla con los palillos, puedes probar a envolverla en una toalla o una hoja de papel de cocina. Deben estar húmedas pero sin llegar a gotear. Después solo hay que colocarla en una bolsa de plástico para alimentos (sin cerrar) y guardarla en un sitio oscuro. Anota revisarla de vez en cuando para asegurarte que tiene humedad.

  • Tras unas semanas comenzarás a notar signos de germinación. La semilla se abrirá gradualmente mostrando una división profunda y, finalmente, una raíz que sale desde el interior.
plagas en el aguacate
Sarah Boertje via Unsplash

Cómo trasplantar un aguacate

Cuando la raíz tenga unos 10 cm la semilla ya estará lista para vivir en una maceta con tierra. Para plantar un aguacate debes asegurarte de que la mitad de la semilla esté dentro de la tierra y la otra fuera. ¡Ojo! Incluso dando sensación de robustez, las raíces son delicadas con lo que debes manipularlas con cuidado para evitar que se rompan.

  • El aguacate puede crecer sin problemas en una maceta acorde a su tamaño hasta un par de años. Si crees que la tierra pierde nutrientes o que las raíces se asfixian deberás trasplantarlo de nuevo.
  • ¿Tienes jardín? A tu nueva planta no le gustan ni el frío (las heladas podrían quemarla) ni la humedad ambiental. Deberás esperar a sacarla al exterior hasta finales de primavera y principios de verano.
  • ¿Inquilinos inesperados? Los pulgones encuentran deliciosas sus hojas. Revisar la planta minuciosamente te ayudará a detectarlos a tiempo.

Plantar un aguacate directamente en maceta

Si la paciencia no es tu fuerte, puedes acelerar el proceso plantando directamente un árbol adquirido en un vivero o tienda especializada. Allí te orientarán sobre la variedad de aguacatero a elegir, siempre condicionada por la temperatura de la zona donde vivas.

  • Además, necesitarás una maceta de unos 50 cm como mínimo de profundidad, con agujeros de drenaje y un sustrato ligeramente ácido. Es recomendable colocarla en una zona bien iluminada pero evitando la luz directa del sol.
  • En cuanto al agua, deberás regarla de forma frecuente pero no abundante. Cuando llegue a los 60 cm habrá llegado el momento de su primera poda. ¿Y el abono? Apunta primavera y verano como las estaciones idóneas para esta tarea.
frutos del aguacate
Delia Giandeini via Unsplash

¿El aguacate dará frutos?

Independientemente del método elegido y, aun haciéndolo con mucho cuidado, es difícil asegurar que el árbol dé frutos. A veces, las plantas comienzan a darlos después de tres o cuatro años a partir del momento en el que te decides a plantar un aguacate, pero otras pueden llegar a demorarse más de 15, y algunas incluso nunca lo hacen.

  • Para asegurar más los frutos, cuando alcance el metro de altura es posible hacerle un injerto proveniente de un árbol ya productor. Los aguacates comerciales se cultivan a partir de ramas injertadas para controlar el resultado de la fruta.

¿Acabas de descubrir tu vocación por la jardinería? Ya sea que estés interesada en plantas de exterior como de interior grandes y fáciles de cuidar, has encontrado un pasatiempo de lo más entretenido. Plantar un aguacate puede ser el principio de una afición que te acompañe siempre.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?