El fin del desorden

Los trucos de Marie Kondo para ordenar el komono, o sea, todo lo que acumulamos

Papeles, material de escritorio, adornos... esto es lo que Marie Kondo llama komono. Estas son sus tácticas para plantarle cara y ordenarlo para siempre.

Por Maria Guasch | Actualizado el 17 de enero de 2019, 11:02

Komono, los objetos que se van acumulando

Uno de los principales enemigos del orden es la acumulación de libros, papeles y komono, que es el nombre con la gurú del orden Marie Kondo se refiere a los objetos varios (como los CDs, el material de escritorio, el maquillaje, las cosas de costura...). Objetos de los que no queremos desprendernos para aferrarnos al pasado. 

Foto: Marie Kondo

1 / 8

Limita tus focos de atención

Para Marie Kondo, el espacio en el que vivimos debería ser para la persona que somos o queremos ser, no para la persona que fuimos en el pasado. "Solo podemos admirar un número limitado de cosas al mismo tiempo. Rinde homenaje a tus posesiones dándoles el espacio suficiente para brillar", defiende la autora de La magia del orden. 

 

Foto: @nicole_franzen

2 / 8

Papeleo y libros

Quédate solo con los papeles y documentos que sean estrictamente necesarios, y guárdalos todos en el mismo sitio dentro de sencillos archivadores. Además, una de las recomendaciones más polémicas de la protagonista de la serie de Netflix ¡A ordenar con Marie Kondo! es no tener más de 30 libros a la vez. Para ella, cada obra tiene su momento y no tiene sentido acumularlas porque sí. 

3 / 8

Material de escritorio

A la hora de llevar a cabo la misión de ordenar el komono, hay que actuar siguiendo las mismas claves del método Marie Kondo: hacer un inventario y agrupar todas las cosas que has acumulado de esa categoría, tirar todo lo que no vas a usar, quedarte solo con lo necesario y lo que te hace feliz, y ordenarlo de modo que esté a mano y a la vista. 

Foto: Marie Kondo

4 / 8

Otros komonos

Lo mismo que has hecho para ordenar el material de escritorio lo puedes aplicar a cualquier categoría de objetos que tienden a acumularse sin ton ni son: collares, bisutería y abalorios varios; CD's, DVD's y libros; aparatos y material de bricolaje; maquillaje; costura...

Foto: Marie Kondo

5 / 8

Un sitio para cada cosa

Según Marie Kondo, el caos y el desorden nacen cuando tienes mucha cantidad de algo o cuando no tienes un lugar concreto para guardarlo y lo vas amontonando por cualquier sitio. Que cada cosa tenga su sitio junto con deshacerte de todo lo que no usas son los dos pilares básicos de su método. 

Foto: Marie Kondo

6 / 8

Lo sentimental para el final

Por último, recomienda ordenar aquellas cosas u objetos con las que tenemos un vínculo emocional, como, por ejemplo, las fotografías, porque son de las que nos cuesta más desprendernos. 

Foto: Marie Kondo

7 / 8

Quédate con lo que te hace feliz

Recuerda que, según Marie Kondo, solo debes quedarte con aquellas cosas que te hagan feliz. Después de inventariar, agrupar, ordenar y sobre todo decidir qué es lo que te quedas porque lo necesitas, te beneficia, y te hace sentir bien, empiezas a darte cuenta de que hay muchas cosas que puedes ordenar en tu vida para estar bien contigo misma y ser más feliz. 

Foto: Marie Kondo

8 / 8

No nos engañemos… El desorden es como los inoportunos michelines: cuando menos te lo esperas, ya se ha instalado en casa ¡y no hay quién lo saque de allí! Y por más que hagamos por combatirlo, se apodera del espacio y se niega a salir. Pero con los trucos de Marie Kondo y todo lo que te contamos a continuación, te será súper fácil organizar el papeleo, las facturas, el "komono"... ¡y decir adiós al desorden!

Trucos para organizar enemigos del orden: papeleo, facturas y cupones de descuento

Komono: papeleo, facturas, descuentos y cosas para devolver

  • El punto caliente. Facturas, el menú de una pizzería a domicilio o un flyer con las ofertas del supermercado. Cada día nuestro buzón se llena con este tipo de papeles y cada día vamos acumulándolos en un mismo lugar: la repisa del recibidor, un rincón de la cocina… Coloca ahí un archivador, unas bandejas para papel o, incluso, cuelga una estantería en la pared más cercana. Podrás guardar ahí todo ese papeleo pero sin que se vea desordenado. Y ponte un día y hora a la semana para revisarlo y clasificarlo adecuadamente.
  • Cupones y descuentos del supermercado. A menudo, no nos beneficiamos de ellos porque los olvidamos en la cartera o en algún rincón de la cocina hasta que caducan. La solución es guardarlos en un sobre de plástico transparente y dejar este junto a las bolsas o el carro de la compra, o en el coche si sueles ir en él a comprar.
  • Cosas para devolver. Coloca junto a la puerta de entrada un cesto en el que meter todas aquellas cosas que tengas que devolver: un libro a la biblioteca, un paraguas que te han prestado… Cada vez que salgas, lo verás y te recordará que debes devolverlos cuanto antes.

Para reducir el volumen de papeleo consulta tu banco y las facturas por internet

Trucos para organizar enemigos del orden: juguetes, libros y revistas

Libros, revistas y juguetes

  • Cestos y cajas. Para que los juguetes no acaben esparcidos por toda la casa, puedes recurrir a cajas o cestos colocados en estanterías. Pega en cada uno una foto que identifique su contenido (peluches, piezas de construcción...) y a los peques les será más fácil recoger.
  • Puzzles. Abultarán mucho menos si guardas las fichas en bolsas de plástico (las de congelar son ideales). Corta el dibujo de la caja, dóblalo y guárdalo con las fichas.
  • Estantes y revisteros. En los laterales de una cómoda puedes colocar un par de pequeñas estanterías para que los peques de la casa coloquen sus libros o algún juguete pequeño. Otra opción son revisteros junto al sofá o la butaca de lectura.
  • Organizadores de tela. Los organizadores de este tipo con forma de estantes son ideales para multiplicar el espacio de almacenaje y poner en orden todo tipo de enseres. Puedes colgarlo dentro de un armario o en la trasera de una puerta para que no se vea, y puedes colocar de todo en él: utensilios de limpieza en la cocina, de belleza e higiene en el baño, collares, pulseras y otros complementos en el armario ropero, o los mandos de la tele y el vídeo en el bazo del sofá.

Relacionados

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?