Trucos de expertos

La guía definitiva para que tus bikinis y bañadores estén bonitos como el primer día 👙

Lavar a mano usando agua fría, secar al aire o guardar en bolsas de tela, entre los consejos imprescindibles para mantener (siempre) como nueva la ropa de baño.

Actualizado a

Escrito por:

Gema Amil

Actualizado a

elsa-hosk-biquini-camisa-masculina-shorts

Pocas cosas hay tan gustosas en el mundo como estrenar ropa. Esa sensación de ropa recién comprada dura poco... Esto ocurre especialmente con los bikinis y bañadores en verano, que tienden a quedarse acartonados e incluso ceden o pierden color.

Y esto puede convertirse en una auténtica "tragedia" cuando nos hemos gastado un dineral en este bañador en cuestión o le hemos jurado amor eterno a este otro bikini que es el que más nos favorece.

¿Qué podemos hacer para evitar que nuestros bikinis y bañadores se estropeen y luzcan como el primer día? ¡Lo sabemos! Hay soluciones –en plural–, para ello, y son muy fáciles de llevar a cabo. Y, como compartir es de guapas, hemos recopilado los consejos imprescindibles para mantener (siempre) como nuevos los bañadores y bikinis (y encima siendo más respetuosas con el planeta).

TIPS PARA ALARGAR LA VIDA ÚTIL DE NUESTRA ROPA DE BAÑO

La sal, el cloro, el sol, los baños, la forma en la que los lavamos y conservamos... Mantener la ropa de baño en perfectas condiciones no es fácil, pero tampoco imposible. Al final, la clave está en saber tratarlas, lavarlas y conservarlas adecuadamente para notar mucho la diferencia. Los expertos de las firmas de baño españolas Ocoly y Ônne Swimwear nos han contado estos trucos de experto para cuidar tus bañadores favoritos y que no se deterioren antes de tiempo.

  • Lava a mano y con agua fría tu ropa de baño

Lavar los bañadores y bikinis con agua dulce y jabón después de cada uso bajo el grifo es la mejor forma de mantenerlos perfectos. Como truco extra puedes añadir unas gotas de suavizante y enjuagarlo. "Debes evitar a toda costa el agua caliente, de esta forma no dañarás el tejido y te durarán mucho más tiempo", nos cuentan. Si quieres lavarlos en la lavadora hazlo en un programa de ropa delicada.

  • Seca el bañador a la sombra

Tender la ropa al sol es muy tentador ya que se seca muy rápido pero al mismo tiempo puede hacer que los colores de nuestros bañadores o bikinis se pierdan y ya no sean los mismos. Sécalos a los sombra.

  • ¡No lo escurras!

El error más habitual. Normalmente retorcemos nuestros bikinis y bañadores para eliminar todo el exceso de agua pero esto puede termina rompiendo sus fibras y que pierda elasticidad. Lo mejor, según los expertos de Ocoly y Ônne Swimwear, es doblar la prenda y apretarla entre las palmas de las manos pero nunca girándola "para que no pierda su resistencia".

  • Bolsas de tela, ¡mucho mejor!

Las pequeñas bolsas, tipo neceser, para conservar los bikinis se han vuelto un indispensable, pero por error seguimos usando más las de plástico con la idea de que no cale. ¡ERROR! Si tienes que guardar tu bikini mojado después de un baño en la playa o piscina mucho mejor usar una bolsa de tela, de red o, si no tienes, envuélvelo en la toalla. El plástico y la humedad no son los mejores amigos.

  • Consérvalo así en casa

Es habitual tener el típico cajón o caja organizadora con todos los bikinis al mogollón. Esto hace que a veces el relleno se doble, la tira se gire, la copa se hunda... ¡Es normal! Nos ocurre a todas. Pero si de verdad quieres que los bikinis y bañadores conserven su tacto, color y forma original debes guardarlo en bolsas de tela transpirables individuales bien doblados.

Ocupan menos espacio, están protegidos de la humedad y el polvo y encima siempre están perfectos para su uso temporada tras temporada. Aquí hemos recopilado los mejores organizadores de armario y cajones.

Foto de portada: @onneswimwear

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?