Para entrar (¡y no salir!)

Ideas y objetos deco para decorar tu casa al estilo nórdico

El estilo nórdico siempre ha estado presente a la hora de querer decorar nuestra casa. Es minimalista, acogedor y también sostenible. Te contamos cómo introducirlo en tu hogar para conseguir una casa de revista.

Actualizado a

Escrito por:

Lauren Izquierdo

Actualizado a

decorar estilo nordico
Elena Kloppenburg via Unsplash

Has oído hablar en numerosas ocasiones del estilo nórdico. Cuando estabas pensando en mudarte, cuando tu vecina estrenó parqué y dijiste "pero qué nórdico es esto", e incluso cuando Marie Kondo te enseñó a doblar camisetas también te sentiste muy minimal y nórdica. Sea como fuere, una cosa está clara, el estilo nórdico es lo que tu hogar necesita para encontrar la paz. 

Hace años que este estilo (la tendencia decorativa que hemos heredado de los países del norte de Europa) se instauró en nuestra guía de decoración. Su objetivo es hacer que tu casa se vuelva cálida, relajada y acogedora. ¿Y quién no quiere eso? Sin embargo, dentro de él existen multitud de variantes, y aunque todas ellas persiguen las mismas directrices generales, hay pequeñas diferencias. Se dividen por países, y entre los que más destacan, encontraríamos el nórdico finlandés, nórdico sueco y nórdico holandés.

  • Nórdico finlandés. En este estilo es primordial la naturalidad. A los finlandeses les encanta mezclar la madera con toques muy naturales. Por eso es muy común ver cómo combinan a la perfección colores como el marrón, el banco y el verde.
  • Nórdico sueco. Podríamos decir que es el más clásico (y también el original). Se caracteriza por tonos pastel y suelos de madera. Huye de la ostentosidad y brilla por su ligereza y minimalismo.
  • Nórdico holandés. La luz es primordial en este estilo. Para los holandeses es lo más importante. Por eso, dentro de sus hogares, los espacios siguen un orden lógico y funcional. Además, apuestan por un equilibrio entre la sencillez y la elegancia palaciega.

No obstante, sabemos que al final cada persona hará de su casa su templo. Porque nuestro hogar también nos define. Sin embargo, si lo que buscas es añadirle un poco de calma y calidez a la estancia, será mejor que sigas leyendo, porque hemos recopilado todas las ideas que harán que tus invitados digan "pero qué nórdico es esto". 

1 / 10
Apuesta por el blanco

Apuesta por el blanco

El blanco es un color que atrapa y refleja la luz natural de una forma increíble, porque además tiene la capacidad de repartirla por todo el espacio. Por lo que no solo iluminará tu estancia, sino que también la ampliará y le aportará calidez a tu hogar. Es un color que va más allá de las paredes, que combina a la perfección con todos los muebles que quieras introducir y que puedes colar en pequeñas dosis siempre que quieras.

comprar

1 / 10

Tejidos naturales

Materiales naturales

Los materiales naturales siempre han formado parte del estilo nórdico. Son el punto de calidez para su clima tan frío. Hay quienes prefieren los estampados animal print en alfombras o cojines, y otros que se decantan por sillas fabricadas con tapices o mimbre. Sea como fuere, son un acierto seguro.

comprar

2 / 10

No a lo extravagante

No a lo extravagante

Recuerda que el estilo nórdico persigue un espacio limpio y poco recargado. Es decir, una estancia con lo "justo y necesario". Por eso, a la hora de escoger muebles, trata que no sean demasiado extravagantes, que sean minimalistas y, si quieres, geométricos.

comprar

3 / 10

Toques de verde

El toque de verde

Los países del norte de Europa siempre se han sentido muy conectados con la naturaleza. Tienen grandes ventanales y, si pudieran, vivirían en el bosque. Es por eso que dentro de sus casas aprovechan cualquier oportunidad para incorporar su toque de verde. Y queda genial. 

comprar

4 / 10

Recicla y reutiliza

Recicla y reutiliza

Son punteros en sostenibilidad y aprovechan cualquier ocasión para restaurar un mueble, tapizar alguna silla o incluso construir su diseño a medida. El resultado es un toque vintage muy acertado y confortable.

comprar

5 / 10

Motivo geométricos

Motivo geométricos

Es el único ápice de extravagancia que se permiten. Los nórdicos quieren que su hogar sea minimalista, no aburrido. Por eso saben muy bien cómo incorporar motivos geométricos en esculturas, cuadros y alfombras para darle dinamismo a sus hogares.

comprar

6 / 10

Combina estilos

Combina estilos

Si de algo son los reyes, es de combinar estilos. Saben darle al espacio un toque actual, moderno, acogedor, funcional y diferente con toques industriales o rústicos. Para ello, tira de blancos y detalles en pequeñas dosis. 

comprar

7 / 10

Madera

Madera

Es su material fetiche, el más cálido y el más acogedor. Desde los suelos hasta los muebles. No obstante, si el estilo rústico no es lo tuyo, siempre puedes incorporarlo en pequeñas dosis como esta. El efecto es el mismo, ya lo verás.

comprar

8 / 10

Formas sencillas

Formas sencillas

Recuerda que el estilo nórdico persigue la funcionalidad, la ligereza y la comodidad. Es una parte que recae directamente sobre los pequeños detalles como cojines, mantas o cubrecamas. Escoge siempre los más sencillos (que no aburridos).

Cubrecama en lona de algodón de H&M, 59,99€

9 / 10

Combinación de materiales

Combinación de materiales

Hemos hablado de combinaciones y de materiales naturales, algo que también se puede hacer dentro del propio mueble. A los nórdicos les encanta fusionar la madera o el hierro con otros materiales más gustosos y suaves. La sensación final es total.

Combinación de estructuras de Zara Home, 249€

10 / 10

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?