Cosas de casa

Cómo limpiar el horno, la campana extractora y la placa de inducción

Se acabó lo de frotar y frotar para librarte de la grasa acumulada en la cocina. Con estos trucos podrás deshacerte de ella rápidamente y sin apenas esfuerzo.

Por Maria Guasch | 2 de noviembre de 2018, 14:00

cocina mujer cocinando horno campana extractora. Un imán para la grasa

Un imán para la grasa

La zona de cocción, el horno y la campana extractora son como un imán para la grasa: salpicaduras de aceite, restos de comida, salsas... Si no quieres que acabe instalándose en la cocina para siempre, plántale cara como te contamos. 

1 / 11

cocina horno placa vitroceramica campana extractora. Zona de cocción reluciente

Zona de cocción reluciente

Para las placas de vitrocerámica e inducción, basta con pasar un papel de cocina con un producto específico. Pero si las manchas ya están secas, frótalas con un cubito de hielo y luego pasa la rasqueta para acabar de eliminarlas. 

2 / 11

cocina fogones gas cazuela. Placa de gas como nueva

Placa de gas como nueva

Sumerge de vez en cuando los quemadores y rejillas en agua caliente con vinagre y frótalos con bicarbonato. Y para proteger la placa, puedes cubrirla con protectores reutilizables para fogones lavables en lavavajillas o papel de aluminio.

 

3 / 11

cocina horno microondas. Horno impecable por fuera y por dentro

Horno impecable por fuera y por dentro

Repásalo tras cada uso. Por una parte te resultará mucho más fácil quitar la grasa cuando el horno está aún un poco caliente y, por otro lado, así también evitas que la grasa se acumule.

4 / 11

cocina horno puerta. Limpieza a fondo

Limpieza a fondo

Aplica al interior del horno una pasta a base de agua y bicarbonato y deja actuar durante un rato antes de enjuagar. Las rejillas y las bandejas déjalas en remojo en agua caliente con lavavajillas.

5 / 11

cocina bandeja horno. Alarga la vida de las bandejas

Alarga la vida de las bandejas

En lugar de usarla directamente, un truco muy sencillo es cubrirla con papel de aluminio o de hornear. Así no se ensucia y te dura mucho más tiempo. 

6 / 11

cocina isla campana extractora placa vitroceramica. Cómo limpiar la campana extractora en un plis plas

Cómo limpiar la campana extractora en un plis plas

Para hacerlo rápida y fácilmente, primero ablanda la grasa. Antes de limpiarla, pon a cocer una cazuela con agua y el zumo de un par de limones y déjala hervir un rato con la campana encendida.

7 / 11

cocina campana extractora filtro placa induccion. ¿Y qué hago con los filtros?

¿Y qué hago con los filtros?

Para limpiar los filtros de la campana extractora, puedes meterlos simplemente en el lavavajillas. Para una limpieza más profunda o si están muy sucios, déjalos en remojo en agua con un desengrasante o con vinagre blanco. Y aprovecha cuando los quites para limpiar el interior de la campana, que también acumula grasa.

8 / 11

cocina campana extractora vitroceramica. El exterior de la campana, también

El exterior de la campana, también

Para limpiarlo, si es de acero inoxidable basta con pasar un trapo con agua y un poco de lavavajillas.

 

9 / 11

cocina placa vitroceramica fregadero. Sartenes y cacerolas

Sartenes y cacerolas

Para quitar la grasa incrustada, cubre el fondo con sal y agua, o bien con vinagre blanco. Deja reposar un rato y frota con un estropajo. Y el exterior, límpialo con lavavajillas mezclado con bicarbonato. Y cuando cocines, evita las salpicaduras cubriendo las sartenes y las ollas con una tapa de rejilla o con un colador.

10 / 11

productos limpieza caseros mujer limpiando metal con sal vinagre alcohol. Más trucos de limpieza caseros

Más trucos de limpieza caseros

Y si te gustan los trucos para combatir la suciedad, no te pierdas los productos de limpieza caseros que triunfan en internet.

11 / 11

Como has visto, plantarle cara a la grasa no es tan complicado como parece de entrada. Estas son las reglas básicas para limpiar el horno, la campana extractora y la placa de inducción. Toma nota.

Cómo limpiar el horno, la campana extractora y la placa de inducción

  • Limpiar después de cada uso. Aunque parezca una contradicción, hacerlo regularmente facilita y reduce el trabajo. Así la grasa no se acumula ni se reseca.
  • Más vale proteger que limpiar. Es el equivalente al más vale prevenir que curar trasladado a la cocina. Si por ejemplo proteges las bandejas del horno o la placa de gas con aluminio u otros protectores, evitas que se ensucien tanto.
  • Utiliza productos adecuados... y que no sean nocivos para la salud y, en la medida de lo posible, respetuosos con el medio ambiente. Así evitas dañar tanto los electrodomésticos y las superficies como la salud o el ecosistema. Si quieres, puedes echar un vistazo a los productos de limpieza caseros que triunfan en internet.

Relacionados

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?