No falla

Cómo enfriar el vino en un plis plas (y no echarlo a perder)

Te contamos lo que puedes hacer (y lo que no) para rebajar la temperatura del vino y que siga conservando sus propiedades, sus cualidades, y todo el sabor.

Por Elsa Jiménez | 28 de mayo de 2018, 12:00

cubitera mimbre vino blanco uva pan. El truco más sabroso

El truco más sabroso

Una de las formas más originales y menos perjudiciales de enfriar el vino es con uvas congeladas. Sí, sí, como lo lees. Solo tienes que tener la precaución de guardar en el congelador una bolsita o un tupper con uvas congeladas. El efecto es casi inmediato. Al añadir un par o tres a la copa, enfrías el vino sin diluir el líquido. Y una vez que las uvas están descongeladas, tienes un dulce bocado.

1 / 9

cubietras con vino hielo. El truco más clásico: Agua con hielo

El truco más clásico: Agua con hielo

Si no has tenido la precaución de congelar unas uvas y quieres enfriar el vino lo antes posible, tienes esta alternativa. Llena un recipiente con agua y hielo (se enfría más rápido que si usas solo hielo) e introduce las botellas. Necesitas entre 12 y 15 minutos para que el vino blanco o espumoso alcancen la temperatura ideal y unos 5 minutos para tener a punto un vino tinto.

 

2 / 9

cubitera vino hielo. Añádele sal

Añádele sal

Este otro truco consiste en añadir una cucharada sopera de sal a la mezcla de agua y hielo y removerla. La combinación de la sal y el agua produce una reacción térmica que hace que la sal, una vez disuelta, absorba el calor de la botella de vino, y así el frío del hielo pasa de forma mucho más rápida al líquido.

3 / 9

vinos con bolsa papel. ¿Y si no tienes hielo?

¿Y si no tienes hielo?

Otro método para enfriar el vino en un plis plas es envolver la botella en papel (de cocina, periódico o el que tengas a mano), mojarla y meterla en el congelador. Aunque (como verás más adelante) lo de meter una botella en el congelador no es nada recomendable, en algunos casos de urgencia, funciona. El agua del papel (también puedes utilizar un paño de cocina) se congela rápidamente y enfría la botella en unos 10 minutos.

4 / 9

interior nevera puerta salsas bebidas leche vino. Aunque el método más correcto es...

Aunque el método más correcto es...

Sin embargo, si tienes tiempo, la opción más adecuada es poner el vino en la puerta de la nevera y dejarlo que se vaya enfriando poco a poco. Para los blancos y espumosos (que son los que se toman más fríos), necesitarás unos 60 minutos, y para los tintos, unos 30.

5 / 9

sirviendo vino blanco copa. Y lo que nunca debes hacer...

Y lo que nunca debes hacer...

Uno de los errores más comunes cuando se quiere enfriar a toda prisa un vino (tanto si es espumoso como si no) es meterlo en congelador. ¡NO! Olvídate del congelador. Los cambios bruscos de temperatura alteran el sabor y las propiedades del vino. Lo ideal es que vaya adquiriendo temperatura poco a poco. Y ni se te ocurra echar hielo en la copa porque lo aguarás. 

 

 

6 / 9

copa de vino blanco. Ni muy frío ni muy caliente

Ni muy frío ni muy caliente

Aunque te hemos dado todos estos trucos para enfriar el vino, ten en cuenta que si lo tomas muy frío (de 2 a 4 ºC), casi no puedes percibir sus aromas y se acentúan los sabores ácidos. Y si lo tomas muy caliente (por encima de 20 ºC), se notan mucho los alcoholes y los sabores dulces.

7 / 9

mujer brindando en una playa. Guárdalo adecuadamente

Guárdalo adecuadamente

Es súper importante que los vinos se guarden en un lugar adecuado. Por norma general, tiene que ser un espacio oscuro, que no sufra cambios de temperatura bruscos y, si llevan corcho, las botellas tienen que estar colocadas en horizontal. De nada sirve que te sepas estos trucos para enfriar el vino si después, cuando lo pruebes, está picado porque no se ha guardado bien.

8 / 9

sirviendo vino en copas. Datos que necesitas saber...

Datos que necesitas saber...

Una copa de vino tinto te aporta unas 178 calorías; el rosado, unas 174; el blanco, alrededor de 185; y necesitarás unos 30 minutos caminando para quemarlas. Si quieres saber más, descubre las calorías "escondidas" en las bebidas alcohólicas.

9 / 9

Como has visto, lo que nunca debes hacer para enfriar el vino es meterlo en el congelador o añadir hielo a la copa. Y los trucos permitidos son ponerlo en la puerta de la nevera, enfriarlo con uvas congeladas, o colocarlo en una cubitera con agua, hielo y sal. Pero aún hay más…

Cuál es la temperatura ideal de cada vino

Para poder disfrutar al 100% de todas su cualidades y propiedades, cada tipo de vino debe consumirse a una temperatura determinada. Según la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios), estas son las que corresponden a los distintos vinos que se suelen consumir.

ocu temperatura optima vino

Via OCU

Y cómo conservar el vino correctamente...

Según los expertos, lo ideal es que guardes el vino en un lugar oscuro que no sufra oscilaciones térmicas. Es decir que no cambie demasiado la temperatura (y a poder ser que esta esté entre 12 y 16ºC).

O sea que la cocina no es el sitio más indicado para guardar el vino, ya que suele ser una estancia de la casa donde hay muchas variaciones de temperatura (cuando cocinas, por ejemplo), y está inundada de luz.

Pero, claro, ¿quién tiene una bodega o un sótano sin climatizar? Nosotras, no. ¿Qué podemos hacer, entonces? Un opción es usar una vinoteca (esas neveras específicas para vinos que te permite guardar tus botellas a la temperatura que tú elijas). Y la otra decantarte por el lugar más oscuro y fresco de la casa (prohibido junto a la calefacción, el aparato de aire acondicionado, o en un armario en el balcón...).

No te olvides de colocar bien las botellas. Salvo en el caso de los vinos espumosos (como por ejemplo el cava), se recomienda poner las botellas de vino tumbadas para que el corcho se mantenga siempre húmedo y no se reseque. Así no sufre cambio de volumen y mantiene la botella herméticamente cerrada.

Relacionados

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?