PURIFICAN EL AIRE

Cómo cuidar una orquídea (y disfrutar con ello)

Buena iluminación sin sol directo, la humedad adecuada, no bajar de los 10ºC y evitar las corrientes de aire son los cuidados básicos para cultivar la orquídea en casa. Créenos, no hace falta un máster, solo paciencia y ¡ganas!

Orquídea
Thanos Pal vía Unsplash
isabel zuñiga web clara
Isabel Zúñiga

Especializada en temas de decoración, hogar, alimentación y bienestar.

Actualizado a

La orquídea es una de las plantas más elegantes que existen, además de bastante resistente y fácil de cultivar si le proporcionas la luz y la humedad adecuada. Sin embargo, la belleza de su icónica flor impone un poco a la hora de cuidarla y pocas son las que se atreven con ella.

Hemos querido salir de dudas preguntando a la floristería Bouquet y esto es lo que nos han contado sobre los cuidados básicos de la orquídea. Lee con atención y encarga hoy mismo tu propia planta. Disfrutarás de la experiencia ¡y los resultados!

¿Cómo se cuida una orquídea en casa?

Hay más de 30.000 especies puras de orquídeas distribuidas por todo el globo terrestre a excepción de zonas de clima extremo como los desiertos y los polos. Phalaenopsis, dendrobium, vanda o cymbidium son algunas de las más habituales en los hogares.

  • Temperatura. Como buena planta de interior estará muy a gusto en tu casa entre 17ºC y 23ºC. Pero aguanta bien fuera de ese rango siempre y cuando la mínima no baje de 10ºC.
  • Luz. Al igual que otras muchas plantas, agradece un entorno bien iluminado pero sin sol directo. Las cortinas ayudarán a mantenerlo a raya a determinadas horas del día.
  • Hojas. Funcionan como un termómetro. Si están de color verde oscuro necesitan más luz, si la tonalidad es rojiza tienen demasiada y si están verde brillante ¡están perfectas!
  • Ubicación. Su sitio ideal es cerca de una ventana evitando fuentes de calor. Necesita estar en un lugar ventilado pero sin corrientes de aire. También puedes sacarla al balcón pero con precaución.
Iluminación ideal de la orquídea
Skylar Kang vía Pexels

¿Cómo se debe regar una orquídea?

Al ser una planta tropical, la orquídea se siente muy a gusto con humedad ambiental. Aunque la frecuencia de riego va a depender de factores como la temperatura de la casa lo que tienes que tener claro es que aborrece estar encharcada. En cuestiones de agua siempre es mejor la falta de que el exceso.

  • Verano. Puedes regarla una o dos veces a la semana.
  • Invierno. Lo ideal es una vez cada dos semanas. Toma nota de la fecha para llevar un control.
  • Truco. Si no te acuerdas cuando fue el último riego, toca la tierra y riégala si la notas seca.
  • Técnica. Sumerge la maceta en agua unos minutos para que se empape bien el sustrato. Luego deja escurrir el exceso si no quieres que salgan hongos o se pudran las raíces.

¿Cómo hacer que las orquídeas florezcan rápidamente?

Los pequeños detalles son los que harán que la orquídea florezca mejor. Por ejemplo, algunas variedades requieren períodos con diferencias marcadas de temperatura entre el día y la noche para hacerlo. Busca información sobre una especie en concreto y verás qué maravilla.

  • Phalaenopsis. La más conocida y de las más resistentes. Sus flores en forma de mariposa nacen de las mismas varas.
  • Cymbidium. Suelen tener fragancia y un periodo de floración largo. Se desarrolla por pseudobulbos.
  • Cattleya. Tallos con pocas flores pero muy grandes.
  • Dendrobium. Hojas más estrechas y puntiagudas que aparecen muy dispersas.
  • Vanda. De flores grandes al ser aérea le encanta que pulverices sus raíces.

¿Cuál es el mejor abono para las orquídeas?

La orquídea no necesita demasiado abono, con una vez al mes es suficiente. Lo mejor es utilizar un abono específico para ella y leer con atención las instrucciones del fabricante.

  • El sustrato de la orquídea irá perdiendo nutrientes con lo que puedes trasplantarla cada dos años a una maceta no demasiado profunda.
  • También se recomienda trasplantarla en caso de insectos, raíces que salgan de la maceta o sustrato encharcado y que no drene bien.

¿Quieres tener tu propia orquídea?

Ahora que sabes cómo cuidarla, estás lista para llevarte a casa esta Phalaenopsis, una variedad de orquídea en color blanco. Sólo necesita un lugar adecuado sin sol directo y riego frecuente. Como la maceta no está incluida puedes poner la que más te apetezca, incluso dejar la transparente que trae consigo ¡sus raíces te lo agradecerán!

Orquídea blanca natural

COMPRAR

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?