Trucos infalibles

Cómo ahorrar agua en casa fácilmente y además reducir tu factura

Con estas sencillas claves para ahorrar agua no solo contribuirás a proteger el medio ambiente, sino que también verás como baja tu factura. ¡Todo cuenta!

Cómo ahorrar agua en casa
Canva
nacho benavides
Nacho Benavides

Periodista especializado en cocina, hogar y decoración.

isabel zuñiga web clara
Isabel Zúñiga

Especializada en temas de decoración, hogar, alimentación y bienestar.

Actualizado a

Vivimos en una época en la que la economía doméstica se ha convertido en una de nuestras prioridades. Si hace poco veíamos cómo hacer la compra del mes con 100 euros por persona, hoy nos podemos en modo eco para descubrir cómo ahorrar agua en casa fácilmente. 

Lo único que tienes que hacer es leer con atención los siguientes consejos. Muchos ya los conocerás pero igual no te has decidido a llevarlos a la práctica, otros serán nuevos y te llamarán la atención. En cualquier caso, todos son muy sencillos así que no hay excusas para no intentarlo.

Cómo ahorrar agua en casa: las claves

Aunque pasamos poco tiempo en el baño, es ahí donde solemos generar un gran gasto de energía y, por supuesto, de agua. Los electrodomésticos también son otro punto importante en este sentido. Descubre a continuación cómo ahorrar agua en casa sin perder calidad de vida. 

  • Además de cerrar el grifo mientras te cepillas los dientes o te enjabonas, opta por griferías más eficientes
  • En los grifos más antiguos puedes instalar limitadores de caudal o interruptores de caudal. Consulta en tu ferretería.
  • Dúchate en lugar de bañarte pero hazlo de forma eficiente controlando el tiempo y cerrando el grifo mientras te enjabonas.
  • Utiliza un rociador de ducha con aireador. Consume la mitad de agua sin reducir la sensación de caudal ya que el agua sale a más presión y el tamaño de la gota es más grande al estar mezclada con aire.
  • Escoge inodoros con cisterna de doble descarga. En caso de aguas menores, con 3 litros es suficiente. Y si tu cisterna es antigua, puedes adaptarla manteniendo la carcasa cerámica y cambiando el dispositivo interno por uno ahorrador.
  • También es posible colocar un limitador de descarga en el tubo del rebosadero o sobre la válvula del descargador del inodoro. Al tirar de la cisterna de forma normal se produce una descarga de unos 3 litros, y si se mantiene el tirador sujeto durante 3 o 4 segundos, se vacía por completo.
  • Lavar la vajilla dos veces al día puede llegar a gastar 120 litros si se hace a mano con el grifo abierto, 60 litros si se utiliza el fregadero lleno de agua, y 25 litros si se pone un lavaplatos una vez al día.
  • Compra lavadoras o lavavajillas ecológicos. Con etiqueta A-A+++ y posibilidad de media carga o ciclos cortos o reducidos.

Cómo ahorrar agua en la ducha

Existe el mito de que la ducha siempre consume menos agua que la bañera. Sin embargo, esto no es así ya que en ocasiones perdemos la noción del tiempo y la alargamos más de lo debido.

  • El gasto de agua la ducha depende sobre todo de la duración que debe ser de cinco minutos. También influye cuánto abras el grifo.
  • Cerrar el agua mientras te enjabonas supone ahorrar 10 litros de agua por minuto.
  • Según los expertos de Endesa, un cálculo aproximado nos deja con una horquilla de entre 8 y 15 litros de agua gastados por cada minuto de ducha. De media, en una ducha de cinco minutos gastaríamos unos 57,5 litros.
  • Según la fuente que consultes te dirá que esos 57,5 litros son mucho o poco. Por ejemplo, el Canal de Isabel II recomienda unos 45 litros de agua por ducha.
  • ¿Un truco? Calcula con un cronómetro cuánto tardas en ducharte y comprueba si puedes reducir el tiempo. Si te pasas, ponte una alarma.

Ahora que ya sabes cómo ahorrar agua en casa fácilmente te contamos otros trucos que te vendrán fenomenal, por ejemplo para ahorrar agua en el jardín.

1 / 15

Llenar el fregadero para lavar

En lugar de fregar los platos con el agua corriendo, llena el fregadero y solo abre el grifo para enjuagarlos. Además también ahorrarás agua caliente ya que al principio bastará con agua fría para hacer espuma.

2 / 15

Llenar la lavadora y el lavavajillas

Poner el lavavajillas lleno sin sobrepasar su capacidad permite ahorrar unos 74 litros de agua al mes. De igual modo sucede con la lavadora, donde también puedes utilizar programas de media carga. Eso sí, en el caso de esta última, si la llenas demasiado la ropa se lavará peor y saldrá más arrugada. Aprovecha el espacio pero sin pasarte. 

 

3 / 15

Electrodomésticos de clase A

La etiqueta energética con la letra A o A+, A++ y A+++ sobre fondo verde corresponde a los electrodomésticos más eficientes y que menos gastan. Como recuerdan desde la Fundación Ecología y Desarrollo, “ahora se encuentran en el mercado lavavajillas con un consumo de 9 litros de agua con el ciclo a 50 ºC. En los años 70, este consumo se elevaba hasta los 60 litros por ciclo”. Este es uno de los 50 trucos para ahorrar dinero de un experto financiero.

4 / 15

Detectar posibles fugas

Para detectar posibles pérdidas de agua mira la cifra del contador del agua antes de irte a dormir y vuelve a mirarla por la mañana. Si sigue igual, no hay pérdidas. En el caso de que sí que haya variado (sin haber ido al lavabo o puesto la lavadora o el lavavajillas de noche) significa que tienes que revisar la instalación. 

Cómo ahorrar agua en cas grifería

5 / 15

Canva

Renovar la grifería

La instalación de aireadores o perlizadores en los grifos permite reducir el caudal, y por tanto el consumo de agua, entre un 40% y un 70% sin que disminuya el confort. Junto a estos mecanismos también son muy útiles los grifos monomando, los termostáticos o los dotados con infrarrojos.

Cómo ahorrar agua en casa inodoro

6 / 15

Canva

Utilizar inodoros de doble descarga

Este sistema permite al usuario elegir entre la descarga parcial (3 litros) o la total (6 litros) frente a los 9 litros por descarga que consume un inodoro tradicional y que en la mayoría de las veces es excesiva.

7 / 15

Reutilizar el agua

Actualmente existen sistemas de depuración especialmente diseñados para el ámbito doméstico que permiten reutilizar el agua del baño para las descargas del inodoro o regar el jardín. En este lavamanos con inodoro incorporado, por ejemplo, el agua que usas para enjabonarte y lavarte va a parar a la cisterna del inodoro. 

Foto: Roca

Cómo ahorrar agua en casa inodoro papelera

8 / 15

Canva

El inodoro no es una papelera

El inodoro no es un cubo de basura. Poner una papelera en el baño es además una buena táctica para ahorrar agua. En realidad, lo único que deberías tirar al inodoro es el papel higiénico. Ni toallitas, algodones, pelos o incluso chicles.

Cómo ahorrar agua en casa fugas

9 / 15

Canva

Atención a los goteos

Aunque el molesto goteo de un grifo parezca insignificante, a la larga puede suponer un enorme gasto. Por ejemplo, un grifo que pierda una gota cada dos segundos supone un consumo de 6.000 litros al año, además despilfarrados. Si le pones remedio, lograrás ahorrar energía en casa y reducirás la factura de agua.  

10 / 15

Cerrar el grifo al enjabonarte

¿Sabías que con cerrar el grifo mientras te enjabonas las manos puedes ahorrar hasta 12 litros de agua por minuto? El mismo cálculo es aplicable a enjabonarte el cuerpo, lavarte la cabeza, cepillarte los dientes o depilarte. 

cómo ahorrar agua en casa ducha

11 / 15

Canva

Ducha sí, pero cuidado con el tiempo

Una de las medidas más conocidas para ahorrar agua en casa es sustituir el baño por la ducha, ya que permite ahorrar alrededor entre 150 y 200 litros diarios, dependiendo de la fuente que consultes. Sin embargo, no es oro todo lo que reluce. Si mientras te duchas tienes el grifo abierto y dura más de 10 minutos, el tema cambia. Además, el agua de la bañera sería más aprovechable en algunos casos, por ejemplo si tienes niños pequeños ya que puedes bañarles a la vez.

Cómo ahorrar agua en casa piscina

12 / 15

Canva

Conservar el agua de la piscina

Los tratamientos para el agua existentes hoy día permiten mantener el agua durante mucho tiempo sin necesidad de cambiarla. Además, utilizar un cobertor permite reducir al mínimo la evaporación del agua y que no sea necesario reponerla tan frecuentemente.

13 / 15

Aprovechar el agua de lluvia

Esta medida puede ir de gestos tan sencillos como recoger en un contenedor el agua para utilizarla después, a otros más complejos como poner canaletas en el tejado para recogerla y guardarla, o la construcción de un depósito y un sistema de tuberías que permita usarla para el riego o las cisternas.

14 / 15

Apostar por la xerojardinería

Se trata de jardines diseñados para que tengan un bajo consumo de agua, mediante la elección de plantas autóctonas o que requieren poca agua como los cactus, las suculentas o las de climas áridos, así como un uso racional del agua de riego. Un jardín de este tipo puede consumir una cuarta parte menos de agua que un jardín convencional.

15 / 15

Regar cuando no dé el sol

Regar las plantas cuando ya no les dé el sol evita la evaporación de parte del agua, lo que evita malgastar 20 litros por minuto. Igual te interesa apostar por plantas que apenas necesitan agua.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?