libre de virus

A prueba de virus: 28 consejos para limpiar, ordenar y purificar tu casa

Si quieres evitar que los virus y otros gérmenes se cuelen en casa, toma nota de las recomendaciones de las autoridades sanitarias y de los trucos más eficaces de los expertos.

Actualizado a

Escrito por:

Redacción CLARA

Actualizado a

limpiar covid

Los rebrotes de coronavirus no cesan y el otoño no se presenta más esperanzador. Así que no conviene olvidarse de las medidas más efectivas para prevenir la entrada de virus en nuestras casas, si es que en algún momento nos habíamos relajado al respecto. Por eso, hemos elaborado una guía con una serie de reglas a tener en cuenta y que son muy fáciles de poner en práctica y que harán que tu casa sea un lugar más seguro para ti y los tuyos. Toma nota.

Reglas básicas de limpieza para prevenir el contagio

Según el Ministerio de Sanidad, estos son los protocolos a seguir a la hora de limpiar.

  • Ventilación. Es esencial que las habitaciones de la casa estén bien ventiladas (5 minutos al día como mínimo).
  • Primero, limpia. Haz una limpieza diaria, utilizando agua y jabón para las superficies de contacto frecuente.
  • Luego, desinfecta. Tras limpiar, usa productos desinfectantes o lejía diluida en agua sobre las superficies. Pero nunca mezcles productos porque puede ser muy peligroso.
  • Sigue un orden. Realiza la limpieza de las zonas menos sucias a las más sucias, y de las zonas más altas de las habitaciones a las más bajas.
  • Puntos críticos. Las zonas donde hay que prestar más atención son el baño, la cocina y superficies que se tocan: pomos, interruptores…
  • Kit de limpieza. Ponte guantes y ropa específica para limpiar. Utiliza un paño distinto para desinfectar. Al terminar, lava y deja secar los materiales usados. Lávate bien las manos y cámbiate de ropa.

Cómo ventilar y purificar el aire

Aparte de prevenir infecciones, los expertos aseguran que ventilar el hogar (5-10 minutos y más de una vez al día) mejora la calidad del aire y evita que las mucosas de la boca y la nariz se resequen.

  • Cómo hacerlo. Aconsejan la ventilación cruzada: abrir ventanas que se encuentren en lugares opuestos de la casa para producir una corriente que facilite la circulación y renovación del aire.
  • Apostar por las plantas. Algunas eliminan hasta el 87% del aire tóxico de las casas. Se calcula que con, al menos, una planta por cada 10 m2 se puede limpiar el aire de forma eficiente. Esparraguera, hiedra flor de cera, espatifilo, palmera de salón, sansevieria y drácena son algunas de las que más purifican.
planta ok

El recibidor, la zona clave

Ha pasado de ser el gran olvidado a tener un papel esencial para evitar la entrada de virus y gérmenes.

  • Suelo despejado. No pongas felpudos en la entrada ni alfombra en el recibidor. Pueden atrapar el virus y son más difíciles de limpiar y desinfectar que un suelo despejado.
  • Zapatero. Colócalo cerca de la puerta. Las autoridades sanitarias aconsejan quitarse los zapatos nada más entrar en casa y guardarlos.
  • Cajas y bandejas. Dispón junto a la puerta cajas o recipientes para dejar ahí los objetos que traes de la calle: monedero, llaves, gafas de sol, gel higienizante...
  • Colgadores. Puedes disponer varios ganchos y colgadores a distintas alturas para dejar chaquetas, bolsos y mascarillas.
  • Ojo con lo que tocas. Cuando limpies, aparte del suelo, no te olvides del pomo de la puerta, la cerradura y las superficies que tocas al entrar y salir.
recibidor

¿Qué hacemos con la compra del súper?

  • Fuera envases. Retira todos los envoltorios innecesarios y tíralos en un cubo de basura que tenga tapa.
  • Las conservas. Antes de abrirlos o guardarlos, limpia y desinfecta los productos enlatados o empaquetados.
  • Guarda bien. Dispón los alimentos perecederos, como la carne y el pescado, en táperes o recipientes limpios.
  • Lava con agua. Limpia a fondo y seca los productos frescos no envasados, como las frutas y las verduras.

Cómo limpiar la cocina

Junto con el recibidor y el baño, es una de las estancias que requieren más atención. Aparte del suelo, se tienen que desinfectar las superficies que tocas con las manos y las que usas para dejar las cosas de la compra: encimera, grifería, tiradores de los armarios... Si tienes lavavajillas, es mejor utilizarlo en lugar de lavar a mano, y con un programa de alta temperatura. Lava trapos y paños a alta temperatura, y dejarlos secar bien. Otra opción es utilizar papel de cocina.

Desinfecta los ESTROPAJOS metiéndolos 10 minutos en agua con lejía.

cocina

Cómo limpiar el baño

También se aconseja limpiar o dar un repaso diario al cuarto de baño. Hay que prestar especial atención al lavamanos y las griferías (que son superficies de contacto frecuente). Limpia y desinfecta de menos sucio a más sucio, de modo que el inodoro quede para el final. También se recomienda optar por toallas que sean desechables o, para no perjudicar el medio ambiente, que cada miembro de la familia tenga la suya propia.

baño

La ropa de calle

Al igual que los objetos que entran y salen de casa, hay que ir con cuidado con la ropa que usamos para salir.

Para desinfectar la ropa, hay que LAVARLA A 60º al menos y dejarla secar muy bien.

Trucos para una casa sin virus

  • MENOS ES MÁS. Cuanto más despejada esté la casa, más fácil y rápido te será limpiar y desinfectar.
  • PON ORDEN. Guarda cada cosa en su sitio y, a poder ser, que sea un espacio cerrado. Así no se exponen a los virus ni al polvo.
  • ASPIRADOR. Para no levantar los gérmenes al pasar la escoba, los expertos aconsejan utilizar el aspirador y fregar después.
  • APARATOS. Limpia móviles, ordenadores, mandos... con un paño humedecido en agua y jabón, pero no alcohol ya que daña las pantallas.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?