¡Cuidado!

15 sitios que nos olvidamos de limpiar casi siempre y acumulan mucha suciedad

El zapatero, los cubos de basura, el colchón o la lavadora son solo algunas de las cosas que no se limpian tan a menudo como sería conveniente. Descúbrelas todas.

Actualizado a

Escrito por:

Maria Guasch

Actualizado a

1 / 15
sitios que olvidamos limpiar nevera

La nevera

Uno de los errores de limpieza en la cocina más comunes es no limpiar la nevera, uno de esos sitios que nos olvidamos de limpiar casi siempre y acumulan mucha suciedad. Aunque de entrada pueda parecer muy limpio, el frigorífico es un nido de gérmenes y bacterias.

1 / 15

sitios que olvidamos limpiar campana extractora

La campana extractora

Otro de los sitios que nos olvidamos de limpiar casi siempre y acumulan mucha suciedad es la campana extractora. 

2 / 15

sitios que olvidamos limpiar horno microondas

El horno y el microondas

También es muy habitual ni mirar el interior del horno ni el microondas. Para evitar que se ensucie tanto, pon papel de horno y de plata en lugar de hornear directamente sobre las bandejas. Y utiliza la campana protectora del microondas para evitar salpicaduras cuando calientes la comida. 

  • Antes que nada, repásalos tras cada uso para que no se acumule la grasa y la suciedad. 
  • Para limpiar el horno, aplica una pasta a base de agua y bicarbonato, deja actuar una noche y enjuaga (es uno de los trucos para limpiar el horno mientras duermes).
  • Un truco de limpieza casero para limpiar el microondas es introducir en su interior una taza llena de vinagre blanco y encender el microondas a máxima potencia durante un minuto más o menos. Luego, solo tienes que pasar un trapo húmedo por dentro y... ¡como nuevo! 

Descubre aquí más trucos para limpiar el horno, la campana extractora y la placa.

 

3 / 15

sitios que olvidamos limpiar cubos de basura

Los cubos de basura

Aunque son uno de los utensilios de cocina que más usamos para deshacernos de la suciedad, casi nunca nos acordamos de limpiarlos, motivo por el que tienen el dudoso honor de formar parte de la lista de los lugares más sucios de la casa.

4 / 15

sitios que olvidamos limpiar despensa

La despensa

Como la nevera o el frigorífico, el lugar donde guardamos o almacenamos la comida y las provisiones es uno de esos sitios que nos olvidamos de limpiar casi siempre y acumulan mucha suciedad. Puede haber desde alimentos caducados hasta restos de comida, pasando por polvo y ácaros u otros insectos que se alimentan de ellos. 

  • Cuando hagas la compra semanal, aprovecha para darle un repaso y recolocar las cosas de manera que lo que esté a punto de caducar esté más a mano que lo que acabas de comprar. Y una cada uno o dos meses, sácalo todo y limpia a fondo el interior. Es un momento perfecto para organizar la despensa y mantenerla en orden.

5 / 15

sitios que olvidamos limpiar lavadora

La lavadora

Mucha gente piensa que la lavadora se limpia sola, pero nada más alejado de la realidad. Si no le das un repaso de vez en cuando, puede acumular moho, entre otros peligrosos patógenos, y acabar con partes de su mecanismo podridas. 

  • Por regla general, se recomienda limpiarla a fondo al menos cada tres meses, y siempre que la veas sucia, con moho o haga mal olor (alguna de las señales de que no está demasiado limpia). Para hacerlo, hay que darle un repaso por fuera; limpiar la puerta, el filtro, la cubeta y los dispensadores de detergentes, así como la goma de la lavadora; desinfectar también el interior, y secarla y ventilarla bien, una de las claves para combatir el moho. Aquí tienes todos los detalles sobre cómo limpiar la lavadora paso a paso. 

6 / 15

sitios que olvidamos limpiar mampara cortina ducha

La mampara y la cortina ducha

La mampara es un imán para la cal y la cortina de la ducha es el hogar perfecto del moho. La constante humedad hace que prolifere fácilmente.

  • Para evitar la cal, sécala después de cada uso (puedes tener una escobilla limpiacristales en el baño para hacerlo justo después de ducharte) o frótala con una mezcla de vinagre y bicarbonato. Y para limpiar la cortina, frota con una mezcla de jabón, agua y bicarbonato cada 15 días. Y también es buena idea cambiarla cada seis meses.

7 / 15

sitios que olvidamos limpiar azulejos

Los azulejos

¿Cada cuánto limpias los azulejos de la cocina y el baño? La mayoría de las personas responden que casi nunca y conviene hacerlo. En los de la cocina,  se acumula grasa. Y en los del baño, moho y otros gérmenes. Y es que, a pesar de ser el lugar que utilizamos para desprendernos de los gérmenes y la suciedad del cuerpo, parte de estos no se van por el desagüe, sino que se van acumulando en sus superficies. Y además en un medio ideal para la proliferación de virus y bacterias: húmedo y calentito.

  • Los azulejos de la cocina, basta con limpiarlos cada dos o tres meses. Los de la ducha y la bañera, en cambio, se recomienda limpiarlos bien al menos una vez al mes, prestando especial atención a las juntas que es donde suele proliferar con más facilidad el moho.

8 / 15

sitios que olvidamos limpiar colchon

Los colchones

Sí, sí, aunque a mucha gente ni se le pase por la cabeza hacerlo, limpiar el colchón resulta obligatorio si quieres tener un sueño tan saludable como reparador. Y es que la acumulación de ácaros y otros gérmenes nocivos puede provocar alergias, problemas cutáneos y patologías de diversa índole.

  • No hagas la cama nada más levantarte. Deja la cama deshecha y abierta para que se ventile durante unos minutos y se seque de los restos de sudor o humedad.
  • Sacude y aspira el colchón semanalmente. Aprovechando el cambio de sábanas semanal (averigua cada cuánto hay que lavar la ropa), no pongas las limpias inmediatamente. Deja que el colchón se ventile un rato, sacúdelo, y pásale el aspirador para quitarle el polvo, los ácaros y otras partículas acumuladas.
  • Y límpialo con bicarbonato, otro de los trucos de limpieza caseros más populares. ¿Cómo? Espolvoreándolo sobre el colchón, dejando que actúe unas horas para que vaya absorbiendo la suciedad y los malos olores, y luego retirándolo con ayuda de un aspirador.

Si quieres saber más, aquí te contamos cómo limpiar un colchón con los trucos más eficaces.

9 / 15

sitios que olvidamos limpiar zapatero

El zapatero

No cabe duda de que el lugar donde guardamos los zapatos es otro de los sitios que nos olvidamos de limpiar casi siempre y acumulan mucha suciedad. Ahí ponemos el calzado con el que hemos ido caminando por la calle y recogiendo, sin querer, todo tipo de gérmenes. 

  • Para mantenerlo a raya, procura darle un buen repaso de limpieza cada uno o dos meses. Para que no entre tanta suciedad, pon un felpudo fuera de la puerta de casa, frota los zapatos antes de entrar, y límpialo periódicamente sacudiéndolo y aspirándolo. Y para eliminar gérmenes y malos olores del felpudo, puedes espolvorear bicarbonato de sodio, dejarlo actuar unas horas y, luego, aspirar. 

10 / 15

sitios que olvidamos limpiar altillos armarios

Los altillos y la parte alta de los armarios

Tanto los altillos como la parte superior de los armarios son otro de los sitios que nos olvidamos de limpiar casi siempre. Suelen ser un nido de polvo y ácaros, pero ya sea por su difícil acceso o por desconocimiento, casi nunca entran en la lista de tareas de limpieza y, al menos, un par de veces al año sería conveniente darles un repasillo.

  • Para limpiarlos, puedes utilizar plumeros atrapapolvo que te permitirán acceder a ellos con más facilidad; o bien, envolver la escoba en una gamuza para quitar el polvo y atarla con una goma.

11 / 15

sitios que olvidamos limpiar bajo cama sofa

Los bajos de la cama y el sofá

Como sucede con el alto de los armarios, los bajos de la cama, el sofá y otros muebles grandes son sitios que nos olvidamos de limpiar casi siempre o para los que nunca encontramos el momento por la dificultad de moverlos o acceder a ellos. 

  • Al igual que con los altillos, puedes usar plumero o una escoba con el cepillo envuelto en una gamuza para el polvo. Así puedes llegar más fácilmente hasta el último rincón. Y para moverlos sin rayar las superficies, pon un trapo bajo cada pata y así los moverás con más facilidad y sin correr riesgos. 

12 / 15

sitios que olvidamos limpiar alfombras cortinas

Las alfombras y cortinas

Tanto las cortinas como las alfombras se suelen limpiar poco a menudo y acumulan mucha suciedad. 

  • Las cortinas se recomienda lavarlas un par de veces al año, coincidiendo con los cambios de armario de primavera y otoño, por ejemplo. Y también se les puede pasar el aspirador de vez en cuando para quitarles el polvo o uno de esos rollos que se usan para atrapar pelusas de la ropa.
  • Las alfombras, además de barrerlas o aspirarlas, conviene desinfectarlas. Primero, puedes pasar de un extremo a otro una escobilla limpiacristales como las que se usan para las ventanas o la mampara de la ducha. Así arrastras toda la suciedad que haya podido quedar atrapada. Y después espolvoreas por encima bicarbonato sódico, dejas que actúe al menos durante una hora, y lo retiras con un aspirador.

Descubre más trucos para limpiar alfombras de forma fácil y eficaz sin pasar por la tintorería.

13 / 15

sitios que olvidamos limpiar libreria

Las librerías

Si tienes una librería, piensa en cada cuánto tiempo le das un buen repaso. La mayoría de las personas no lo hace casi nunca y es un auténtico nido de polvo. 

  • Al menos una vez al año, saca los libros, sacúdelos ligeramente o pásales un plumero, limpia los estantes, y vuélvelos a colocar. Puedes aprovechar esta limpieza anual para hacer inventario y deshacerte de los libros que ya no quieres. 

14 / 15

sitios que olvidamos limpiar tapiceria sofa

Las tapicerías del sofá y otros asientos

Y por último no hay que olvidar las tapicerías del sofá, butacas y otros asientos tapizados. Como, en muchos casos, no se pueden desenfundar y lavar, nos olvidamos por completo de limpiarlas y eso que son uno de los lugares que más suciedad acumulan debido al contacto frecuente.

  • Aunque no los puedas desenfundar, una vez por semana, quita los cojines del sofá y las butacas, sacúdelos bien y pasa el aspirador por toda la estructura para recoger el polvo, así como los restos de pielecitas, pelusas y comida que van acumulando. Y para desinfectar y quitar los malos olores, puedes espolvorear por encima bicarbonato de sodio, dejarlo actuar unas horas y, luego, pasar el aspirador.  

15 / 15

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?