adiós, pantallas

10 juegos divertidos y sencillos para entretener a los niños en casa

Teletrabajar y mantener a los niños ocupados y divertidos sin que se pasen el día enganchados a la tablet o a los videojuegos… ¡es posible! Estas dinámicas de juego pueden resultarte de gran utilidad si tienes que encargarte del cuidado de tus hijos y trabajar al mismo tiempo.

Actualizado a

Escrito por:

Esther G. Valero

Actualizado a

juegos coronavirus

El coronavirus ha puesto patas arriba nuestro día a día. Muchas familias están desbordadas ante la situación actual. El teletrabajo es una medida fantástica para conciliar vida familiar y profesional, pero si tienes que hacerlo al mismo tiempo que atiendes a los pequeños de la casa, la cosa se complica… ¡Y mucho! Pilu Hernández Dopico, maestra y coach educativo de El Pupitre de Pilu propone 10 actividades a las que los niños pueden jugar solitos y únicamente requieren la supervisión de un adulto de vez en cuando. ¡Estamos salvadas!

La hora de los puzzles

Puedes animarles a hacer alguno que ya esté creado o proponerles crear uno a ellos solos. Que hagan un dibujo, recorten las piezas… ¡Y a montarlo! Potenciarás su imaginación, fomentarás la paciencia y su capacidad espacial.

Saca la caja de los disfraces

A la mayoría de los niños les encanta disfrazarse. No hace falta que tengas disfraces comprados; basta con que metas en una caja pañuelos, bufandas, ropa, zapatos y accesorios que ya no utilizas… Fomentarás su autonomía y podemos ofrecerles la posibilidad de ser lo que ellos quieran ser. ¡Se lo pasarán bomba haciendo sus propias composiciones!

¿Quién se ha colado en la imagen?

Prepara una lámina en la que algo no concuerde con el resto de los elementos de la imagen. El niño tendrá que detectar lo absurdo y encontrar aquellos elementos que no deben estar ahí. Después deberá argumentar el porqué de su elección.

Fomenta su entrenamiento mental

Juegos como Veo-Veo, palabras encadenadas, el teléfono escacharrado, el memory… pueden ser una buena estrategia para que se diviertan al mismo tiempo que trabajan su agilidad mental, amplían su vocabulario, mejoran su lenguaje oral, entre otras muchas cosas.

Juegos de mesa

El Parchís, Virus, la Oca, el Monopili, Tabú, Scattergories, Tres en Raya, Hundir la flota, el Cluedo… son juegos de toda la vida que siempre resultan un éxito. Además, son perfectos para que aprendan a organizar estrategias y mejoren su pensamiento matemático. Escoge el más apropiado para su edad y cuéntale que tú ya jugabas a ellos cuando eras pequeña. ¡Le atraerá aún más!

¿Qué ha cambiado?

Diles que se fijen bien en todos los elementos de su habitación e invítales a salir de la estancia. Cambia algo de sitio o coloca algo que antes no estaba. Después, deberán entrar y descubrir lo que no está igual que antes. Estas pruebas les divierten y aumentan su capacidad de observación.

En busca del tesoro

No hay nada más gratificante para los más pequeños de la casa como una buena recompensa. Esconde un paquete de los cromos que más le gustan, una chocolatina o algo que sepas que le encanta en algún rincón de la casa. No se lo pongas fácil y no te olvides de orientarle con el “frío-frío” o “caliente-caliente” para que pueda localizar su tesoro.

Manualidades

Dibujar, pintar con témperas, recortar y pegar, hacer figuras con plastilina, la papiroflexia… Todo lo que ellos pueden hacer con sus propias manos suele llamarles la atención. Hay miles de tutoriales en Internet que pueden inspirarte. Les mantendrá entretenidos mucho tiempo y estarán trabajando su creatividad.

¡A cocinar!

Enseñarles a cocinar es otra alternativa que, además de entretenerlos, puede resultarte de gran ayuda. Haz galletas con ellos y luego ponles a decorarlas. Se les pasarán las horas muy rápido y luego podrán comerse su obra para desayunar o merendar. En función de la edad de cada uno, también puedes animarles a preparar una ensalada, un sándwich, una lasaña… Crea tu propio “Máster Chef” en casa.

Un poco de ejercicio

Que no salgan tanto a la calle no significa que no puedan estar activos. Cuando terminen las tareas que les han mandado en el cole, fomenta su actividad física. Improvisa un gym en casa y anímales a practicar zumba, yoga… También podéis hacer una gymkana casera, que además de mantenerles en forma, fomentará su imaginación.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?