ENTREVISTA

Virginia Troconis: "No puedes vivir siempre con esa amargura de mañana empiezo la dieta"

Hablamos con Virginia Troconis y el nutricionista Pablo Ojeda de 'Comida, vamos a llevarnos bien', el libro que está triunfando y ayudando a muchísimas mujeres a conseguir una mejor relación con la comida. Una guía práctica, sencilla y amena con tips, consejos, recetas...

Virginia Troconis
Gtres
gema amil web clara
Gema Amil

Periodista especializada en moda y actualidad.

Actualizado a

Virginia Troconis se encuentra en uno de los momentos más plenos de su vida. Tras la pandemia, la mujer de Manuel Díaz 'El Cordobés' decidió darle un giro a su vida, empezar a comer mejor, descansar bien y entrenar de forma consciente y con un objetivo su máximo bienestar. Su secreto no está en querer ser la más bella sino en mimarse y tratarse bien, cuidar de su salud y lo demás viene solo. "He sido una enamorada de la vida saludable y del deporte y de comer bien, pero me he equivocado en muchas ocasiones en el camino. Durante la pandemia hice varios directos con Pablo que tuvieron mucha repercusión, la gente me decía qué haces para estar así y yo quería transmitir que para hacerlo bien no hay que hacer nada extraordinario", ha explicado a CLARA Virginia.

Así nació 'Comida, vamos a llevarnos bien', el libro que Virginia Troconis ha lanzado junto al nutricionista Pablo Ojeda. "Se me planteó la oportunidad de hacerlo, ni soy nutricionista ni escritora pero sí puedo influir de forma positiva en que la gente tenga una mejor relación con la alimentación y ha ido una experiencia muy bonita", nos ha explicado.

Pablo Ojeda ha añadido sobre la importancia de este libro práctico y que llega a todo el mundo: "El problema en la mala nutrición no es la comida sino los mensajes negativos respecto a la comida. Los estereotipos sobre el cuerpo ideal, todo es la comida, es la culpa, todo lo que está prohibido es insano o negativo y eso nos hace tomar malas decisiones. Pero no es la comida es la culpa y por eso es muy necesario este libro".

Virginia Troconis y Pablo Ojeda
@virtroconis

CLARA ha podido charlar tanto con Virginia Troconis como con Pablo Ojeda sobre las claves para conseguir esa relación sana con la comida, vernos más saludables y sentirnos mucho mejor con nosotras mismas y frente al espejo. "La gente tiene que saber que se puede vivir, que se puede disfrutar, que se puede hacer de todo y que se puede encontrar un equilibrio y que ese balance nos provoca felicidad. Hay más de 200 factores que pueden influir en nuestro peso y la comida es solo uno, pero le damos toda la importancia", ha avanzando la venezolana.

  • Para Virginia y Pablo: Qué consejo le daríais a esas mujeres que hoy quieren comenzar este proceso hasta ese bienestar integral y con verdaderos resultados, ¿qué primer paso tendrían que dar?

Virginia: El primer paso es ser conscientes de que quieren mejorar, de que quieren sentirse mejor... Siempre buscamos que si no tengo tiempo, que si mi trabajo me obliga a comer en la calle, pero cuando de verdad lo que quieres hacer es por ti ahí empieza el cambio. Tiene que ver mucho con el tema psicológico y que tú quieras ese cambio. Yo quiero hacer esto porque me quiero encontrar mejor, somos lo que comemos. También tenemos que saber por qué queremos hacer el cambio.

Pablo: Un examen de conciencia, como cuando te vas a confesar. Tienes que saber cómo estás, qué relación tienes o cómo es tu trabajo. Tienes que ser consciente de los cambios que puedes afrontar. Si todo en tu vida se tambalea mejor poner remedio a esos asuntos, muchas veces nos ponemos objetivos que no van acordes a nuestras circunstancias. Si analizamos todo y adecuamos el cambio a lo que podemos llevar no llega el aburrimiento.

  • Para Virginia: ¿Cómo consigues mantener un equilibrio profesional, social y familiar y poder organizarte para no caer en el error de comer comida rápida o muy procesada?

Es muy importante la planificación, tener un menú semanal y a partir de ahí hago la lista de la compra. Este día comes esta carne, este pescado o legumbres y vas cambiando las verduras. Hay que disfrutar comiendo, cuando aprendes a comer saludable disfrutas comiendo. El secreto es tener mi zanahoria cortada, mi apio, mi humus, mis champiñones salteados... Cuando viajo intento elegir bien, no caigo en esa obsesión por comer sano. Hay personas que dicen yo no voy a salir porque estoy a dieta, pero puedes elegir bien y si un día comes en la calle y te apetece este postre no pasa nada porque lo importante es el 80% de lo que hagas. Pero que en cualquier sitio hay una ensalada, hay un plato saludable, una proteína, una verdura, un plato de garbanzos o unas lentejas.

  • Para Virginia: También influye mucho estar bien mentalmente con nosotras mismas para poder llevar una vida más equilibrada en todos los sentidos, incluyendo la alimentación y la actividad física.

Sí, definitivamente influye mucho. Yo estoy en un momento de plenitud, de disfrute, tengo los niños ya más grandes, encaminados, tengo una relación muy bonita con ellos. Me considero su madre pero su amiga, quiero que encuentren en mí su remanso de paz y su consejo. Manuel y yo somos muy dedicados a nuestros hijos pero ya van volando y ahora estamos dedicados a nuestro trabajo, a las cosas que nos apasionan y siento que disfruto. La vida es tan complicada como para complicarla más... No puedes vivir con esa amargura de mañana empiezo la dieta, solo voy a comer pollo y lechuga, ni contando calorías, la vida es mucho más simple. La comida es nuestra aliada no nuestra enemiga y se puede disfrutar muchísimo de la vida haciendo las cosas bien.

Virginia Troconis y Pablo Ojeda
@virtroconis
  • Para Pablo: ¿Cuál crees que es el mayor peligro desde el punto de vista de la alimentación al que nos enfrentamos?

Uf, esa es buena pregunta. La 'infoxicación', hay mucha información en influencers, redes sociales, internet, gente que ha hecho esto o lo otro... El 'amimefuncionismo' es muy peligroso porque no tenemos conocimientos y reales. Lo que más hacemos en esta vida es dormir y comer. No sabemos qué es un carbohidrato, una proteína, cómo se debe de mezclar, si un día como una cosa al día siguiente como otra... Desde pequeños nos han enseñado a comer en fiestas, en depresiones, en alegrías, en penas y en tristezas... Hay un experimento en Japón muy interesante que se puso en marcha porque estaba subiendo mucho la tasa de obesidad, y es una asignatura de nutrición para niños pequeños y su relación con la comida. Los resultados en tres años han sido espectaculares. Los niños se han metido en la cocina y saben lo que comen y es obligatorio para no construir una sociedad enferma. El paladar se educa tengas la edad que tengas.

  • Para Virginia y Pablo: Al final todo es una actitud y una rutina, así todo fluye y consigues esa buena vibra. Y los resultados llegan.

Virginia: ¡Por supuesto! También es muy importante el deporte, si no tengo tiempo para entrenar mucho siempre hago algo cada día. Esta misma mañana tenía muchas entrevistas desde temprano y me dio tiempo a media horas de cycling pues media hora y me activé. Lo buscas pero porque yo me siento mejor. Hago esa media hora, mi ducha y ya tiro todo el día y el cuerpo te pide hacer las cosas mejor. La gente tiene que entender que poder hacer deporte es un privilegio y no una obligación. Yo tenía una amiga que falleció de cáncer y un día le dije que tenía pereza por salir a correr 10 kilómetros y me dijo 'ojalá yo pudiera andar solo uno' y me marcó, poder hacer deporte es un privilegio. Así que dónde esté me doy un paseo, subo por las escaleras, buscos a los niños y voy andando, lo que no podemos ser es sedentarios. Y a partir de ahí todo influye.

Pablo: Hay que tener confianza en una misma, mejorar el autocuidado, la aceptación... Porque si nunca te aceptas nunca podrás encontrar la mejor versión de ti misma y a partir de ahí llega tu versión más saludable. Nuestro cuerpo nos dice cosas pero hay demasiado ruido externo que impide que nos escuchemos y luego están los pensamientos saboteadores, que justifican tus malas acciones para que no te sientas mal de todo. Identificar es dar el primer paso.

  • Para Virginia: ¿Y cuando puedes darte un caprichito? ¿A qué no puedes renunciar?

¡Me doy muchos! No soy tan dulcera, me encanta la tarta de mi abuela -una receta que está en el libro- y cuando toca pues lo disfruto, pero luego lo que se me apetece puede ser un buen dátil gordito y un buen café o un yogur natural con plátano, con nueces, con una fruta cortadita, un buen jamón, un quesito, un vino... Esos son mis pecados. Calorías tienen pero yo no las cuento. Y si el domingo estás con tu familia y disfrutas lo que haya en la mesa pues al día siguiente vuelves a la buena rutina. ¡Sin culpa!

'Comida, vamos a llevarnos bien', un compañero y aliado de rutina

'Comida, vamos a llevarnos bien' es un libro sencillo y práctico pensado para que hagas de tu relación con la comida algo que enriquece tu vida. Consejos y recetas sacadas del día a día de Virginia Troconis, así com todos sus secretos para estar en el momento de mayor plenitud de su vida tanto física como mental, con la visión experta, los tips y consejos de un dietista de primera línea como Pablo Ojeda.

Libro Virginia Troconis
planeta

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?