Navega segura

Seguridad en Internet: 10 consejos sencillos y útiles para estar protegidas

Nos pasamos el día conectadas: en casa, en el trabajo, en la calle... Todas estas redes nos ofrecen infinitas comodidades y diversión, pero si no sabemos gestionarlas bien pueden ser un grave peligro. ¡Aprende a navegar por Internet protegida!

Actualizado a

Escrito por:

Anna Grau

Actualizado a

Navegar segura por Internet
Ikonos

1) Utiliza la autenticación en dos pasos

Es una de las medidas de seguridad más importantes y fáciles. La autenticación en dos pasos es un sistema de seguridad que consiste en una doble protección en todas tus cuentas (redes sociales, correo electrónico, banca online...). Cada vez que accedas a una de tus sesiones, se enviará un mensaje a tu teléfono móvil con un código para iniciar la sesión. De esta manera, aunque sepamos el usuario y la contraseña, sin este código único y personal no se podrá acceder.

  • Un consejo: puede ser que te dé un poco de pereza tener que acceder a todas tus cuentas en dos pasos, pero merece muchísimo la pena. Además, si alguien intenta acceder a tu cuenta, el código que recibirás en tu móvil te avisará y podrás tomar las medidas necesarias.

2) Las herramientas de Google

Son poco conocidas y realmente útiles. Tan solo tienes que acceder al apartado de privacidad y seguridad de tu correo electrónico y allí encontrarás varias herramientas que te ayudarán a mantener tu cuenta segura. También podrás ver el nivel de seguridad de todas las contraseñas que tienes guardadas en tu sesión de Google y cambiarlas en el caso de que sean débiles.

Cómo nevegar segura por Internet
Ikonos

3) No entres en enlaces desconocidos o sospechosos

Solemos pensar que somos demasiado listas para caer en el típico correo de SPAM, pero tenemos que ir con muchísimo más cuidado ya que los mensajes y correos para robar información personal se han sofisticado. La clave está en desconfiar de aquellas ofertas que parecen demasiado buenas o mensajes que no sabemos quién nos los ha enviado. Como dicen, ¡mejor prevenir que curar!

  • No te confies: aunque el enlace proceda de una fuente aparentemente fiable y segura, no te fíes... Es realmente fácil caer en una de estas trampas.

4) Contraseñas diferentes sin nombres o fechas personales

“Es que sino no me voy a acordar”. Sí, a veces es un poco difícil recordar todas nuestras contraseñas, especialmente si usamos nombres y números no personales, pero merece la pena. Puedes probar de apuntarlas en una libreta -¡que tienes prohibido perder!- o inventarte algún truco memorístico para que no se te olviden.

Si prefieres seguir usando tu contraseña de siempre, recuerda activar la autenticación en dos pasos y tomar todas las medidas posibles.

5) Da respuestas falsas a las preguntas de seguridad

Son las típicas preguntas sobre tu mascota de la infancia o tu profesora de instituto para cuando se nos olvida una contraseña o tenemos que verificar nuestra identidad. Te asombraría saber la de información nuestra que hay en Internet (mayormente compartida por nosotras mismas), así que mejor responde con una mentira que después recuerdes. Por ejemplo, que el nombre de tu perrito sea el de la mascota de una amiga, ¡fácil de recordar y más seguro!

6) Ve borrando el historial de búsqueda

Los navegadores web guardan toda la información y archivos que has usado durante tu sesión. Es por eso que debes ir borrando tu historial periódicamente si quieres que tus datos permanezcan seguros.

  • Descarga de archivos: antes de guardar un archivo, revisa un par de veces que procede de una página web segura y con garantías.
Cómo nevegar segura por Internet
Unsplash

7) Evita las wifis abiertas

Si puedes evitarlas, mejor. No todas son peligrosas pero sí que tienen un alto índice de vulnerabilidad. Cuando uses una wifi abierta no consultes cuentas en las que muevas dinero (tu banco, Amazon, Paypal…), son un blanco fácil.

8) Cuidado con las aplicaciones que te descargas

Si bien es cierto que todas las aplicaciones (sí, todas) comercializan con tus datos e información, el verdadero peligro se encuentra en cómo de accesibles son para los ladrones de información. También hay aplicaciones que se dedican a robarte los datos, pero eso ya no es tan común. Por eso, antes de descargarte una aplicación, asegúrate de que sea fiable.

  • ¿Cómo? Puedes echar un vistazo a sus reseñas, opiniones de usuarios, número de descargas, qué dicen de ella en Internet, etc.

9) Utiliza un buen antivirus

Parece obvio, ¿verdad? Aún así son muchos los que se confían y terminan sin antivirus. Lo mejor es hacer una buena búsqueda y encontrar un pack que cubra tu ordenador, móvil, tablet… Para estar 100% protegida. ¡Lo agradecerás!

  • Importante: asegúrate de que siempre esté actualizado en todos tus dispositivos.

10) No compartas demasiada información en tus redes sociales

Cuando exponemos datos personales como dónde vivimos, quiénes son nuestros amigos, nuestros familiares...., estamos dando información que después se puede utilizar para descifrar nuestras contraseñas o suplantar nuestra identidad. ¡Disfruta de tus redes sociales con responsabilidad!

  • Si puedes, pon tu perfil privado: no hay nada de malo en tener tus redes sociales públicas pero tienes que ir con cuidado, siempre se corre un pequeño riesgo.
Cómo nevegar segura por Internet
Ikonos

Las infinitas conexiones a las que tenemos acceso hoy en día tienen muchas ventajas, pero también tienen sus riesgos. Recuerda navegar con cabeza y si alguna vez tienes un problema, tranquila, todo tiene solución… Contacta con las autoridades pertinentes y ellos te ayudarán.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?