cambia tus hábitos, mejora tu vida

Rituales diarios que convertirán el 2019 en el mejor año de tu vida

Descubre cómo estos pequeños hábitos de tu día a día pueden hacer que tu vida mejore sustancialmente.

Por Ale Samaniego | 27 de enero de 2019, 15:00

¿En qué momento dejamos de creer en la magia?

Vivimos en un mundo que va demasiado rápido. Cuando somos niños jugamos, creamos, celebramos cada pequeña cosa cotidiana con ilusión y avanzamos con creatividad y esperanza. Luego crecemos y en algún punto sentimos que ese niño que llevamos dentro se pierde en la rutina del día a día, las responsabilidades laborales y familiares, las facturas y demás problemas. STOP.

 

Puede que pienses que ser adulto significa dejar de creer en la magia pero eso no es así. Hoy vamos a darte algunos consejos prácticos para que vuelva a creer en ella, para que vuelvas a creer en ti y hagas de este año el mejor de tu historia.

 

Foto Ethan Hoover de vía Unsplash

1 / 12

Cambia tus hábitos para cambiar tu mundo

Después de llevar años leyendo libros de desarrollo personal e intentando poner en práctica muchas de las cosas que en ellos se predican podemos asegurarte que el primer paso para cambiar tu mundo es cambiar tus hábitos. Puede que te suene a utopía, puede que lo hayas intentando mil veces, puede que sientas que es imposible. Pero, créenos: se puede. Solo requiere fuerza de voluntad y cierta claridad mental.

 

No vamos a darte una fórmula milagrosa e infalible que funcione a todo el mundo por igual, lo siento. Pero a continuación encontrarás una serie de rituales que aprendimos después de leer el libro Pequeño curso de magia cotidiana de Anna Sólyom (Edit. Cúpula) y que puedes poner en práctica desde hoy mismo en los diferentes momentos del día para recuperar el equilibrio en tu vida y sentirte más feliz.

2 / 12

Cómo empezar el día con buen pie

Seguramente hayas oído hablar de la nueva moda de madrugar para alcanzar mejores resultados en tu vida personal y profesional. Parece que es algo en lo que los expertos están bastante de acuerdo pero muchas personas sienten que ese método no va con ellos. Lo que está claro es que todos necesitamos un descanso nocturno adecuado y un despertar lleno de energía para afrontar el día con mejor actitud.

 

¿Cómo llevarlo a la práctica? Asegúrate de descansar bien por la noche tratando de irte a dormir cada noche alrededor de la misma hora, en una cama cómoda y con una almohada adecuada. Haz que el momento de despertar sea lo más placentero posible comenzando el día, por ejemplo, practicando yoga o estiramientos y disfrutando de tu música preferida.

3 / 12

La ropa también puede cambiar tu vida

A todas (o casi todas) nos apasiona la moda y, cómo no, la ropa. Pero muchas veces se puede convertir en nuestra peor enemiga y mermar nuestras energías. Elegir la ropa que llevamos es un ritual en toda regla y como ya te explicamos, tu estilo a la hora de vestir dice mucho de ti. Asimismo, los colores que elijas a la hora de vestir pueden cambiar a mejor (o a peor) tu estado de ánimo. Y a estas alturas, gracias a la Marie Kondo-manía, todas sabemos lo importante que es quedarnos solo con la ropa que nos hace felices.

 

¿Cómo llevarlo a la práctica? Si eres de la que cada mañana sufre pensando qué vestir, prepara lo que vas a llevar la noche anterior, ¡un problema menos! ¿No tienes claro qué ropa te sienta mejor? Haz nuestro test para descubrir qué tipo de cuerpo tienes y cómo sacarte provecho. Finalmente, ríndete al método CLARAOrganizar tu ropa te ayudará a ser más ordenada, a vestirte más rápido y a quedarte solo con la ropa que realmente te pones y te hace sentir bien.

4 / 12

Olvídate de ser Wonder Woman

Hace poco compartíamos en nuestra cuenta de Instagram la frase: Se espera que las mujeres trabajen como si no tuviesen hijos y que críen a sus hijos como si no tuviesen trabajo y batió con creces el récord de "me gusta" y comentarios. A menudo se espera mucho de las mujeres y, en ocasiones, somos nosotras mismas las más exigentes con nuestras propias capacidades. Si vives agobiada y sientes que no llegas a todo te proponemos aprender a establecer (¡y respetar!) tus prioridades. Un primer paso para dedicar tiempo a lo que de verdad importa y conseguir llevar una vida personal y laboral con más equilibrio.

 

¿Cómo llevarlo a la práctica? Nadie ha dicho que sea fácil, requiere un trabajo personal intenso y constante pero créenos, te ayudará. Empezar a escribir un diario o un Bullet Journal te hará tomar consciencia sobre todas tus responsabilidades y la importancia que tienen en tu vida. También es de ayuda conocer tu propósito, aquella razón de ser que te hace realmente feliz, para poder priorizar aquellas cosas que merecen la pena y evitar distracciones en cosas que no son importantes ni urgentes.

5 / 12

Todo lo que necesitas es... ¡una caminata!

Reconócelo, en los últimos años no despegamos la mirada de nuestros smartphones. Nunca antes se había registrado tal nivel de estrés y depresión en nuestra sociedad. La solución puede ser mucho más sencilla (y obvia) de lo que creemos. Existen muchas técnicas, como la japonesa Shinrin-yoku que defienden que volver a conectar con la naturaleza caminando cuando necesites recargarte tiene múltiples beneficios para la salud y para tu paz interior.

 

¿Cómo llevarlo a la práctica? Dale un descanso a tu cabeza y ponte en contacto con tu cuerpo saliendo a caminar. Observa tu respiración, tus pasos, lo que ves a tu alrededor... todo esto te ayudará a liberar tu mente de la emoción que la estaba agobiando. Lo ideal es salir a pasear por el bosque pero también puedes disfrutar de un tiempo paseando por un parque o jardín dependiendo de dónde vivas. ¡No hay excusas! Dedica 20 o 30 minutos a caminar a la hora del almuerzo.

6 / 12

Aprende a gestionar tu correo electrónico

El correo electrónico se ha convertido en un medio de comunicación imprescindible en nuestra vida personal y laboral. Pasamos horas leyendo, clasificando y respondiendo mensajes... ¿sientes que se te ha ido de las manos? llegó el momento de gestionar tu correo eficientemente.

 

¿Cómo llevarlo a la práctica? Un primer paso sería gestionar 3 cuentas diferentes para separar lo importante de lo que realmente no lo es: una cuenta para los correos de trabajo, otra para tus asuntos personales y una tercera para los correos publicitarios, newsletters, suscripciones, etc. Si recibes realmente muchos correos y suponen una distracción constante prueba a establecer horas prefijadas para revisarlo y contestarlo, por ejemplo: a las 9:00 y a las 16:00 horas.

7 / 12

Limita el tiempo que pasas en redes sociales

Un uso excesivo de las redes sociales puede ser perjudicial para nuestro estado de ánimo y perjudicial para nuestra salud. ¿Has tenido alguna vez la sensación de que a tu día le faltan horas? Si sumas todo el tiempo que pasas en cada red social puedes llevarte una gran sorpresa. Recuerda que tanto las redes como los correos electrónicos son herramientas para hacer más fácil nuestra vida, no para convertirnos en esclavos.

 

¿Cómo llevarlo a la práctica? Tomar consciencia del tiempo que pasas en tus redes y decidir cuántas horas de tu día quieres dedicarles realmente puede resultarte muy práctico. Asimismo, no tengas miedo a establecer ciertos momentos del día de desconexión como durante las comidas y las reuniones con amigos. Un hábito que cambiará tu vida es evitar que conectarse a una red social sea lo primero que hagas por la mañana y lo último que hagas antes de acostarte. ¡Notarás la diferencia!

8 / 12

Consigue terminar el trabajo a tu hora

Puede que a ti también te agobie no terminar tu lista de cosas por hacer en el día y no te levantas de la silla hasta completarlo todo. O quizá tu lugar de trabajo se ha convertido en un refugio donde no lidiar con tu vida personal y pasas allí más horas de las que deberías. El trabajo es necesario pero también lo es el tiempo de descanso, tenemos que aprender a marcarnos ciertos límites y hacer todo lo posible por respetarlos.

 

¿Cómo llevarlo a la práctica? Un buen comienzo sería establecer prioridades y dejar para mañana aquello que no hayas podido terminar a menos que sean asuntos realmente urgentes. Procura ser estricto delimitando el tiempo que pasas en la oficina trabajando y tu tiempo de descanso y la hora de irte a casa. Céntrate en los resultados de tu trabajo, realiza todas tus tareas y márchate a tu hora marcándote compromisos inexcusables como una sesión de deporte o una reunión con un amigo. Al fin y al cabo, si respetas tu descanso serás más feliz y, por ende, más productivo. Todo el mundo sale ganando. ¿No te da la vida? No te pierdas estos consejos para ser más productiva.

9 / 12

Las personas felices beben té

Beber té tiene múltiples beneficios para la salud (existen incluso muchas infusiones que nos ayudan a adelgazar) pero además, es un ritual delicioso que nos ayuda a bajar revoluciones, relajarnos y tomarnos un breve tiempo para contemplar y disfrutar.

 

¿Cómo llevarlo a la práctica? Reduce el número de cafés y sustitúyelos por una infusión. Haz una pausa si te sientes abrumada o estresada para desacelerar y reconectar contigo misma mientras disfrutas de tu té. Disfruta de todo el ritual de manera consciente: en el momento de prepararlo despierta sentidos como el olfato con el aroma que desprende y el tacto con la temperatura de la taza. A la hora de saborear tu té despierta el gusto saboreando los sabores y aprovecha para desconectar por unos minutos de todo lo demás.

10 / 12

El arte de no hacer nada

Es lo que los italianos llaman el dolce far niente y nada tiene que ver con ser un vago, sino con aprender a disfrutar de un parón en tu día a día a cuenta de no hacer nada, de relajarte. En nuestros tiempos muchos de nosotros no sabemos estar sin ocuparnos de algo y soltar las preocupaciones y es estrictamente necesario que aprendamos a parar en beneficio de nuestra paz interior y nuestro bienestar.

 

¿Cómo llevarlo a la práctica? Conecta con la naturaleza y con tus pasiones (bailar, meditar, pintar...) encuentra algo que te guste y disfruta del momento sin distracciones. Para ello, entrena tu capacidad de desconectar de todos los dispositivos tecnológicos que nos esclavizan, principalmente del móvil. Al principio será duro, pero lo agradecerás. Es importante que te liberes de la culpa (pensar "no estoy haciendo nada" o "debería estar haciendo esto") y disfrutes de pleno TU MOMENTO.

11 / 12

Aprender a decir NO

"No puedes gustar a todo el mundo, no eres una croqueta" es la frase que ha popularizado La vecina rubia. Y como tal, a veces tenemos que aprender a decir NO a lo que nos piden los demás porque ello supone decir SÍ a nosotros mismos, a nuestras prioridades, a nuestra felicidad. La clave está en respetar las necesidades del otro sin olvidarnos de las nuestras.

 

¿Cómo llevarlo a la práctica? Practica la asertividad. Encuentra la manera de expresar tus necesidades sin agredir verbalmente a la otra persona pero siempre respetando tu voluntad y tus prioridades. Lee más consejos para ser asertivo del psicólogo Rafael Santandreu.

 

Como ves, los rituales que te proponemos son sencillos, lo complicado es incorporarlos a tu día día. La buena noticia es que, poco a poco, si consigues hacerlo experimentarás cambios positivos que te harán sentir más segura, con más confianza en ti misma, más libre, y definitiva, más feliz.

12 / 12

Y si quieres vivir mucho más tranquila, aplica estos cambios sencillos en tu día a día para olvidarte del estrés.

Relacionados

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?