Que no cunda el pánico

Qué no debes hacer si cierran el colegio de tus hijos por el coronavirus

Algunas Comunidades Autónomas han cerrado las puertas de sus centros educativos para frenar el avance del coronavirus o COVID-19. ¿Qué no debes hacer con los peques si te ves en esta situación?

Actualizado a

Escrito por:

Esther G. Valero

Actualizado a

coronavirus Qué no debes hacer si cierran el colegio de tus hijos

Tras el cierre de guarderías y colegios en Madrid, La Rioja y algunas zonas de Álava como medida preventiva para evitar que la COVID-19 siga avanzando, muchos padres no cesan de hacerse las mismas preguntas: ¿Y ahora qué hacemos con niños? ¿Podemos salir con ellos a la calle o nos tenemos que quedar en casa? ¿Pueden jugar con otros niños? ¿Cómo pueden contraer la enfermedad?

Bajo estas líneas te contamos lo que no debes hacer si quieres huir de los contagios.

No pierdas la calma

¡Que no cunda el pánico! Se trata de una medida de prevención para evitar la propagación del virus. Lo primordial en este caso (como en cualquier otra situación de crisis) es mantener la calma. Recuerda que los expertos insisten en que las infecciones del coronavirus en niños no son especialmente alarmantes. Según datos de la OMS, no se han registrado muertes a consecuencia de la enfermedad entre los 0 y 9 y el porcentaje de fallecidos entre los 9 y los 18 ni siquiera alcanza un 0,3%. El principal problema es que son potenciales transmisores. Pueden no presentar ningún síntoma y, aun así, ser portadores y contagiar a los adultos que están a su lado.

No les asustes con el virus

A pesar de ser pequeños, los niños son muy listos. Con el cierre del cole, seguro que te están bombardeando a preguntas sobre el coronavirus. Respóndeles con naturalidad y hazlo con frases cortas y sencillas para que lo entiendan bien. No les asustes, pero tampoco les ocultes información. Muéstrate tranquila en todo momento para transmitirles calma. Si titubeas o te pones nerviosa, lo notarán enseguida y se sentirán inseguros.

No descuides su higiene

Aprovecha sus preguntas para inculcarles buenos hábitos de higiene. Seguro que ya lo venías haciendo, pero ahora es más importante que nunca que les expliques que para no ponerse malitos deben lavarse las manos con mucha frecuencia, no llevárselas a la boca o a la cara más de lo necesario, tener las uñas bien cortadas y cubrirse si van a toser o a estornudar. Puedes establecer dinámicas divertidas para que lo integren estos hábitos de una forma más sencilla, como por ejemplo que vayan corriendo a lavarse cada vez que suene su canción favorita. Echa un vistazo a las claves infalibles para lavarte las manos (bien) y evitar el coronavirus.

No vayas a parques de bolas ni a campamentos

Los pediatras advierten de la importancia de reducir la vida social de los más pequeños durante unas semanas para frenar el contagio: “Sí pueden ir al parque o a espacios al aire libre, pero preferiblemente cuando haya poca afluencia de gente y evitando utilizar los columpios. Es mejor no llevarlos a los espacios de bolas ni a los campamentos que se están ofreciendo como solución a muchos padres. Conviene aplicar el sentido común y evitar en la medida de lo posible que se relacionen con más niños para que no se lo pasen de unos a otros. Los colegios se han cerrado precisamente por este motivo”, explica la Doctora Pérez, pediatra de Atención Primaria de Madrid.

No los dejes al cuidado de los abuelos

Las personas mayores son uno de los públicos más vulnerables al coronavirus. Mientras no se controle la situación conviene que no tengan una relación demasiado estrecha con los niños, que pueden ser portadores asintomáticos y contagiarles sin darse cuenta. No es necesario que se corte el vínculo del todo, pero no conviene que se encarguen de sus cuidados. También conviene limitar o eliminar besos y abrazos de la relación con los abuelos de forma temporal. Más vale prevenir que curar.

No cambies demasiado su rutina

Los docentes recomiendan no modificar demasiado los hábitos y las rutinas de los más pequeños durante el cese temporal del periodo lectivo. “No se trata de unas vacaciones, sino de una situación provisional, así que lo mejor es intentar que su día a día no se vea demasiado alterado. En este sentido, es recomendable que se levanten a la misma hora y que realicen el mismo tipo de actividades que llevan a cabo en el cole. De esta forma no notarán tanto el cambio, no perderán sus hábitos de estudio y no les costará retomar sus obligaciones cuando toque volver a la normalidad”, apunta Victoria Valero, maestra de Educación Primaria.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?